martes 13 de abril de 2021 - Edición Nº3955

Sociedad | 23 mar 2021

PANDEMIA

Nuevas variantes del coronavirus: alarma por la llegada de casos al litoral

Corrientes confirmó el primer caso de la mutación conocida como Río de Janeiro, que junto a la Manaos hace estragos en Brasil. Estas cepas ya fueron detectadas en Córdoba, Buenos Aires y CABA, y son responsables de la segunda ola que azota a toda la región. Las restricciones que analiza el gobierno.


Las dos nuevas variaciones del coronavirus que están haciendo estragos en Brasil ya se detectaron en la Argentina, lo que genera alarma en las autoridades, que admiten que una segunda ola con estas mutaciones es casi inevitable. En este contexto, Corrientes confirmó ayer lunes el primer caso con la variante de Río de Janeiro, tras de recibir los resultados de las pruebas realizadas en el Instituto Malbrán. Se trata de un contagio en la localidad de Ituzaingó, según dijo el secretario general de la gobernación, Carlos Vignolo. “Por un lado da tranquilidad, porque la de Manaos es más agresiva en cuanto a mortalidad, pero la de Río de Janeiro es muy contagiosa y por lo tanto hay que tener todos los cuidados”, informó el funcionario en declaraciones radiales. Al mismo tiempo, explicó que “se están mandando muestras de modo permanente al Malbrán, las toman desde el equipo del área de Epidemiología, para poder tomar decisiones con anticipación”.

 

La llegada de la variedad brasilera a Corrientes aumenta la preocupación que existe en el país por una rápida propagación de la enfermedad, ante la inminencia de la segunda ola de contagios. El caso correntino se suma a los reportados por el Proyecto PAIS (Proyecto Argentino Interinstitucional de Genómmica de SARS-Cov-2), a principios de marzo. A partir de un estudio realizado sobre un total de 626 muestras de la Ciudad de Buenos Aires, provincia de Buenos Aires, Córdoba y la ciudad de Santa Fe -obtenidas entre el 1 de noviembre de 2020 y el 21 de febrero de 2021-, se pudo determinar la presencia de tres variantes de interés epidemiológico mundial en nuestro país: la variante 501Y.V1 (Reino Unido), la variante 501Y.V3 (linaje P.1, Manaos), y la variante P.2 (Río de Janeiro).

 

Además, en los últimos días se enviaron a estudio muestra de pacientes de Santa Fe y Entre Ríos, sospechosos de estar infectados con algunas de estas variedades. El Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, a través de Proyecto PAIS, y el Ministerio de Salud, a través de la Dirección Nacional de Epidemiología e Información Estratégica, del Servicio de Virosis Respiratorias, INEI-ANLIS “Carlos G. Malbrán”, están trabajando de manera articulada para poder obtener información oportuna y completa, para generar respuestas sanitarias basadas en evidencias locales.

 

Es este sentido, el último informe del Proyecto PAIS analizó la circulación de las variantes en la provincia de Córdoba, y concluyó que el linaje B.1.499 “fue el mayoritario, mientras que el linaje B.1.1.33, detectado en los casos inicialmente estudiados asociados a viajeros provenientes de Brasil, y su derivado N.3, continuaron circulando en alta frecuencia”. “Esto sugiere que ambos linajes se establecieron en la provincia de Córdoba a partir de múltiples ingresos posiblemente desde distintas locaciones y algunos de ellos han permanecido circulando en la comunidad. El linaje B.1, responsable de los dos primeros brotes en Córdoba solo fue detectado hasta junio 2020, lo que indicaría que su circulación podría haber sido desplazada por otros linajes”, agregó el trabajo.

 

La alarma mundial por la situación de Brasil, que dejó circular sin control el coronavirus facilitando las mutaciones, se suma a lo que pasa con las dos variantes conocidas como Reino Unido y Sudáfrica. En este sentido, la mutación D614G, presente en todos casos, explica la mayor capacidad de infección, según determinaron investigadores del Boston Children’s Hospital de Estados Unidos. En un estudio publicado la semana pasada en la revista Science, el equipo de medicina molecular dirigido por Bing Chen analiza cómo cambia la estructura de la proteína S —la corona del virus causante de su entrada en el organismo y la principal diana de las actuales vacunas— con la mutación que tienen en común las nuevas variantes. Su principal hallazgo es que la sustitución de una sola letra en el código genético hace que los picos de esa corona se comporten de forma más estable y, por consiguiente, el virus se adhiera a las células con mayor facilidad.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS