martes 13 de abril de 2021 - Edición Nº3955

Sociedad | 19 mar 2021

Sexo y disfrute

Coitocentrismo o la sobrevaloración de la penetración

Que el único fin de una relación sexual sea la penetración o el coito puede traer aparejado problemas que dificulten el goce del hombre o de la mujer. Como en cada semana, la licenciada Lizarraga aporta sus consejos para vivir una sexualidad sin complejos.


En las relaciones sexuales, existen muchas formas de llegar a un disfrute, una de ellas es el coito o penetración. Los problemas aparecen cuando se considera que la única finalidad de un encuentro íntimo es la penetración y el orgasmo, sino es un fracaso. A esto último se le llama coitocentrismo.

Se confunde relación sexual con el coito, el resto de las prácticas -Sexo oral, masturbación, besos, masajes- son consideradas anormales”, aseguró la sexóloga Silvina Lizarraga en su columna semanal en Política del Sur.

La especialista dio a entender que coitocentrismo deja por fuera otros tipos de relaciones sexuales” al poner al “pene centro de la escena”, “como si los genitales fueran las únicas partes que se puedan estimular”.

Además, afirmó que esta exigencia puede desencadenar disfunciones sexuales tanto en hombres como en mujeres si “se le da tanta importancia al tema del tamaño o el tiempo en que uno se tarda en eyacular”. “Hay chicos de menos de 20 años que tiene problemas por esto”.

“¿Qué sexualidad quiero? Una del disfrute o una de tensión que me aleja de la satisfacción y me llena de tensión”, se cuestionó.

Por eso, Lizarraga recomienda “empezar a correrse de esa imposición cultural y aprender a conectarse con uno mismo para conocerse y saber qué le gusta”.

Relación sexual es todo lo que haga con el otro en el encuentro íntimo, el coito es una parte más de esta satisfacción, es un medio, no como un fin. Además, mas del 80% de las mujeres no tienen orgasmos por penetración, la penetración está sobrevalorada, sentenció.

Además advirtió que la si la única práctica sexual de una pareja es esta, los encuentros se vuelven monótonos y aconsejó “abrir el repertorio para evitar que caer en la rutina”. “En las parejas se puede pactar no tener penetración”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS