sábado 10 de abril de 2021 - Edición Nº3952

Policiales | 4 mar 2021

INGENIERO BUDGE

La nieta del jubilado asesinado: “Mi miedo es que el asesino salga y tome revancha”

En diálogo con Política del Sur, la joven pidió justicia por el crimen de su abuelo, asesinado el 22 de febrero en su casa de Ingeniero Budge y confirmó que era víctimas de amenazas por parte del supuesto asesino. "Mi abuelo me llamaba y me decía que el asesino lo amenazaba porque quería agrandar el pasillo", relató.


La mañana del 22 de febrero, el hallazgo sin vida de un jubilado de 80 años asesinado en el interior de su casa despertó la indignación de los vecinos de la localidad de Ingeniero Budge, que advirtieron a la Policía que el hombre era amenazado por un sujeto conocido en el barrio como “Lalo”. El sospechoso, quien cayó horas más tardes mientras trataba de fugarse, permanece detenido por el homicidio, aunque la familia de la víctima teme que sea liberado. 

En diálogo con el programa Política del Sur, Melani Acosta, una de las nietas de Valeriano Espindola, el abuelo fallecido, expresó su temor a un giro inesperado en la causa que permita la excarcelación del imputado. “Temo porque vivo al lado del asesino y mi miedo es que salga y tome revancha”, señaló la mujer

La joven confirmó que Espindola era víctima de frecuentes amenazas del acusado y que días antes del crimen había mantenida una discusión con el presunto asesino. “Mi abuelo me llamaba y me decía que el asesino lo amenazaba porque quería agrandar el pasillo para meter un auto”, afirmó Acosta, quien indicó que su abuelo, incluso, había intentado radicar la denuncia, pero se la habrían desestimaron por falta de datos del acusado. 

“Creo que el asesinato fue por la última discusión que tuvieron. El acusado le quiso dar un susto y se le fue la mano”, agregó. Además, no descartó la hipótesis de más involucrados en el hecho: “Yo digo que hay más cómplices, pero a esta altura ya no sé qué pensar”, manifestó. 

El cadáver de Espindola fue encontrado en el interior de su vivienda ubicada sobre la calle Rosende al 3500. Según el informe policial del hecho, el cuerpo yacía sobre un charco de sangre y presentaba un golpe en la cabeza que le habría provocado la muerte. 

La primera teoría que manejaron los investigadores acerca del caso es que habría sido un accidente doméstico e incluso su nieta llegó a pensar en un suicidio. Sin embargo, el testimonio de los vecinos, en primera instancia, y la autopsia preliminar, más tarde, confirmaron que se trató de un homicidio.  

“Mi abuelo tenía un agujero en la cabeza y lo primero que pensé era que se suicidó, pero no, la autopsia determinó que tenía plata y la sube en el bolsillo, como que recién venía de comprar”, comentó Acosta. 

A raíz de los testimonios aportados por gente del barrio, los efectivos de la Comisaría 10° de Lomas de Zamora comenzaron la búsqueda del sospechoso, interceptado mediante un rastrillaje sobre las calles Olimpo y Padre Mujica, cuando trataba de escapar a Paraguay. Se trata de un tipo de 43 años que vivía en el pasillo lindante de la casa de la víctima, con quien mantenía una larga disputa por un pasillo.  

Entre las pertenencias del aprehendido, secuestraron un bolso con varias perte nencias, teléfono celular que sería del fallecido, y una vara extensible conocida como “tonfa”, cuyo uso está prohibido y sería el elemento utilizado para golpearlo. 

“Lo único que pedimos es justicia y que no sea un caso más, porque fue una bestialidad lo que le hicieron”, pidió Acosta, al borde de las lágrimas. En ese marco, remarcó que en los próximos días encabezaran una marcha para pedir que “Lalo” permanezca tras las rejas. “Vamos a convocar a todos los vecinos porque mi abuelo era muy querido en el barrio”, aseguró. 

La causa está caratulada como “homicidio agravado” y es investigada por la UFI 6 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS