viernes 16 de abril de 2021 - Edición Nº3958

Sociedad | 2 mar 2021

COMIENZO DEL AÑO LECTIVO

¿Cómo fue el regreso a clases para las familias TEA?

Desde la organización Familia TEA Banfield celebraron el regreso a las clases presenciales ya que aseguraron que para los niños con espectro autista “fue muy difícil pasar un año encerrados” y volver a relacionarse con sus pares “les va a permitir dar continuidad al trabajo” que se vio afectado por la pandemia. 


Por:
Sabrina González Flores

El lunes comenzaron las clases presenciales para todos los niños en edad escolar y desde Familia TEA Banfield, celebrarom el regreso a las aulas de los niños con espectro autista ya que, destacaron, 2020 fue “un año muy difícil para ellos” debido a que “tuvieron que estar encerrados todo el año, y eso rompió con todas sus rutinas”.

“Volver a la escuela implica volver a armar una rutina y acomodarse, eso es muy importante para que no se modifiquen sus conductas y vuelvan a socializar”, valoró la titular de Familia TEA BAnfield, Pabla Díaz.

En diálogo con Política del Sur, Díaz señaló que no todos los niños TEA (Trastorno del Espectro Autista) se encuentran en condiciones de volver a la presencialidad, ya que aclaró que “hay chicos que pueden llegar a comprender lo que está pasando y aprender a tolerar el barbijo” mientras que aquellos con “hipersensibilidad, directamente no pueden”. 

Sin embargo, y a pesar de ello, destacó la importancia de que quienes puedan hacerlo asistan, “más allá del miedo a la pandemia”, ya que es “muy importante para ellos y para sus familias”. 

“Es importante regresar a presenciar las clases porque ese es su punto de encuentro con otros niños, otras personas, con sus pares y pueden socializar que es lo que más les afecta con el encierro. Quedarse en casa es volver para atrás, todo lo que se pudo trabajar en el 2019, en el 2020 se perdió. Entonces es necesario para poder avanzar”, indicó la titular de Familia TEA Banfield. 

Al igual que en todas las escuelas, el sistema de trabajo presencial será con burbujas alternadas, organizadas por cada institución. En este sentido Díaz sostuvo que “en las escuelas especiales los grupos son reducidos ya de por sí, pero por la pandemia se redujeron aún más”.

Y remarcó que los días y horarios alternados les van a venir bien a los chicos para acomodarse. Es como un periodo de adaptación para retomar la rutina”, señaló. 

En cuanto a la preocupación de la vuelta a las clases presenciales, aún en pandemia, Díaz no descartó que “lo ideal sería empezar cuando se reacomode todo esto de una buena vez, para poder estar más estables todos”, pero a pesar de ello subrayó que “para los niños TEA, el tiempo es oro y por eso también es tan importante la vuelta, con todos los cuidados que se puedan tomar”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS