domingo 17 de octubre de 2021 - Edición Nº4142

Policiales | 25 feb 2021

CRIMEN IMPUNE

Salía de una fiesta y lo mataron a tiros por defender a su novia

La víctima fue baleada el 1 de enero en Don Orione pero agonizó hasta el 23 de enero por un disparo en el cuello. La Policía realizó dos allanamientos pero el asesino permanece prófugo.


Un hombre de 30 años falleció el 23 de enero en el Hospital Oñativia de Rafael Calzada donde estaba internado en terapia intensiva desde el primer día del año a raíz de un disparo en el cuello que lo había dejado cuadripléjico.

La víctima, de nombre Miguel Acosta (30) fue baleado el 1 de enero en frente de su novia por un hombre identificado como Matías Müller con el que habría tenido una pelea. El agresor escapó de la escena del crimen y permanece prófugo de la Justicia desde entonces.

Fuentes policiales informaron a Política del Sur que el hecho se registró en la localidad de Don Orione, sobre la arteria de las calles López y Don Orione. De acuerdo a lo señalado a este medio, Acosta salía de una fiesta cerca de las 7 de la madrugada y, mientras caminaba junto a su novia, comenzó una discusión con un grupo de sujetos que le habrían dicho algo a su pareja.

El presunto asesino junto a su hermano, Lucas Müller, comenzaron una pelea a golpes de puño con Acosta, que recibió un impacto de bala que lo dejó tendido en el suelo mientras su novia pedía auxilio a los gritos. En tanto, Müller (cómplice del supuesto asesino) también resultó herido de bala en la pierna de manera accidental por su hermano.

En principio, la causa fue caratulada como "abuso de arma de fuego y lesiones" y se pensaba que el autor de los disparos había sido el tipo baleado en la pierna. Sin embargo, el testimonio de la compañera de Acosta fue clave para esclarecer el hecho y apuntar todas las sospechas contra el verdadero responsable, que habría herido a su hermano por accidente, a raíz del estado de ebriedad en el que se encontraría.

El sospechoso permanece prófugo a pesar de los allanamientos que se realizaron en busca de su paradero, todavía incierto.

En tanto, la familia de la víctima pide Justicia. “Quiero que agarren al asesino y pague por arruinar a una familia. Mi hijo no merecía morir así”, lamentó Sara, madre de Acosta.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS