sábado 10 de abril de 2021 - Edición Nº3952

Nación | 24 feb 2021

SIGUEN LAS DENUNCIAS

Vacunación VIP: Crece el escándalo y no descartan nuevas salidas en el Ministerio de Salud

El gobierno nacional difundió una lista con inmunizados en el hospital Posadas, que incluye funcionarios, empresarios y otras personalidades. En la cartera sanitaria buscan hacer control de daños, pero los rumores indican nuevas salidas por la situación.


Por:
Diego Lanese

El escándalo por la vacunación irregular de funcionarios, políticos y empresarios amenaza con volverse un tsunami político en el Ministerio de Salud nacional, una situación crítica que no frenó la salida de Ginés González García de la cartera sanitaria. Por estas horas, mientras se busca controlar los daños de la crisis, hay versiones de nuevas renuncias, empezando por un hombre clave: el superintendente de Servicios de Salud. Se trata de Eugenio Zanarini, hombre de extrema confianza del ex funcionario, que figura en la lista de los “vacunados VIP” difundida esta semana por el gobierno nacional. En medio de la tensión, las versiones hablan de un pase de factura que incluye a sectores del Frente de Todos y la industria farmacéutica.

 

La salida de González García no fue la única de la cartera sanitaria. Su sobrino Lisandro Bonelli presentó su renuncia, y por estas horas se espera saber si volverá a la legislatura bonaerense, lugar donde lo resisten. Además, según pudo saber Política del Sur, hay otros cambios pensados en el equipo sanitario, para intentar frenar la crisis de las vacunas VIP. Uno de los funcionarios apuntados es Eugenio Zanarini, titular de la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS). El cargo es clave para el manejo de los millonarios fondos de las obras sociales sindicales, un tema que generó más de un cortocircuito entre la cúpula de la CGT y la Casa Rosada. El puesto era pretendido antes de asumir Alberto Fernández para alguien con llegada a los gremios, pero el ex ministro ubicó a Zanarini, alguien de su mayor confianza.

 

El funcionario apareció en la lista de más de 60 vacunados en el hospital Posadas, y podría ser el próximo en abandonar el gobierno. Por estos momentos, en el entorno de Carla Vizzotti no confirmaron ni desmintieron la idea, pero en los despachos sindicales hay alarma. Si bien Zanarini no era especialmente receptivos con los reclamos sindicales, en la pandemia atendió el giro de recursos, y mantiene una “tensa calma” con la cúpula cegetista. Desde hace tiempo que se viene hablando de un posible cambio de mando de la superintendencia, un cargo que afirman le interesa especialmente al kirchnerismo, como primer paso para motorizar su reforma del sistema de salud. Incluso se nombró a una ex superintendenta para el cargo: Liliana Korenfeld. La actual titular de la obra social el Congreso estuvo a cargo de la SSS en la segunda presidencia de Cristina Fernández de Kirchner, y fue acusada de “pisar” los fondos de las obras sociales, lo que genera preocupación en el seno de la CGT.

 

Además de estos cambios, el escándalo de la vacunación irregular puso al descubierto internas dentro del Frente de Todos. No son pocos los que afirman que González García se había pronunciado en contra del proyecto para realizar una reforma del sistema de salud, dándole centralidad al subsistema público. Cómo informó Política del Sur a comienzos del año, existe un borrador elaborado por la fundación Soberanía Sanitaria, cuyo principal referente es el viceministro de Salud bonaerense Nicolás Kreplak, para reformar el sistema sanitario, que hasta el momento era rechazado por el ahora ex ministro. “Ejes centrales para un Programa de Salud 2020/2024” es el nombre de la propuesta, que busca crear un sistema de salud integrado, a partir de una preponderancia del Estado. Para eso, se propone una ley nacional que creer este instrumento, que se sostendrá con un fondo nacional. La posible llegada de Kreplak a la cartera sanitaria –podría ocupar la secretaria de Acceso a la Salud, convirtiéndolo en el segundo en la estructura ministerial –podría reavivar el proyecto.

Leer más: Un sector del gobierno va por la reforma del sistema de salud y los gremios asumen posturas divididas

 

En tanto, por estos días las explicaciones respecto de los motivos por el cual salió a la luz es escándalo se multiplican, y apuntan a cuestiones pasadas y presentes. Se sabe que González García tiene una larga relación con los laboratorios nacionales, desde que en el año 2002 impulsó la ley nacional de genéricos, que potenció el peso de las farmacéuticas de bandera nacional. Esta relación fue un obstáculo para negociar con las multinacionales, en especial Pfizer, por la compra de vacunas contra el coronavirus. Las sospechas respecto a los reclamos del laboratorio fueron confirmadas esta semana por una investigación del Bureau of Investigative Journalism, con sede en Londres, Reino Unido, que alertó que en la Argentina y Brasil “Pfizer pidió que los activos soberanos se pusieran como garantía para cubrir posibles costos legales futuros”. Como hay un acuerdo de confidencialidad, las negociaciones no pueden ser públicas, y el halo de sospecha –sobre la empresa y los funcionarios –se mantiene, incluso en el rol del actual escándalo que terminó con la salida de González García de la cartera sanitaria.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS