martes 02 de marzo de 2021 - Edición Nº3913

Sociedad | 18 ene 2021

NEGOCIACIONES ESTANCADAS

Pese a los esfuerzos, el país no logra cerrar acuerdos para la compra de más vacunas contra el Covid-19

Las discusiones con Pfizer y Moderna, dos de los productores de las dosis, no llegaron a buen puerto, y por el momento las únicas vacunas son las producidas por Rusia, que debería entregar hasta marzo millones de dosis.


El inicio de la vacunación en la Argentina vino de la mano del acuerdo con Rusia, que ya entregó las primeras 300 mil dosis de su vacuna Sputnik V, y podría entregar otras 30 millones antes de marzo, segun las versiones. Pese a las gestiones y los anuncios, esta parece será la única que se aplicará en el mercado nacional, ya que no se logró un acuerdo con el resto de los productores. Este lunes, las versiones periodísticas indicaron que el gobierno dialogó con autoridades del laboratorio Moderna, para buscar acceder a la vacuna que desarrolla, pero que esas conversaciones terminaron sin ningún acuerdo. Según el periodista Román Lejman, el presidente Alberto Fernández “dialogó con Noubar Afeyan, titular de la empresa farmacéutica Moderna. Y la conclusión fue casi una obviedad: Moderna puede vender sus vacunas aprobadas en Estados Unidos, pero recién llegarían a la Argentina en el segundo semestre” de este año.

 

La charla fue una aproximación, y si al final nos ponemos de acuerdo, las vacunas llegarían después del segundo trimestre”, comentó el presidente en la Casa Rosada, según Lejman, que reprodujo parte de la conversación en una nota publicada por el portal Infobae.

 

Si bien el país realizó gestiones con varios laboratorios, hasta ahora la vacuna rusa es la única que se aplicará en el país. Antes, se habló de un acuerdo con Pfizer, pero algunos pedidos de la farmacéutica fueron un impedimento, según reconocieron varios funcionarios y asesores gubernamentales. En este sentido, Alberto Fernández ratificó que la vacunación en la Argentina “dependerá de la buena voluntad del Kremlin”. Putin ya remitió 300 mil Sputnik V (dosis una y dos) que se aplicarán a los trabajadores esenciales. Y a continuación debería llegar un volumen cercano a las 30 millones de dosis -una y dos- antes que concluya marzo, destacó la misma nota. Pero estas dosis aún no están todas fabricadas y no dan precisiones respecto a la autorización oficial para aplicar esas vacunas a los mayores de 60 años.

 

“Frente a este contratiempo verosímil, el Gobierno no tiene plan B. Todavía no se cerró el contrato con la empresa china Sinopharm, y si ello sucediera, el primer embarque de un millón de vacunas -dosis una y dos- recién aterrizaría en Ezeiza hacia mediados de febrero. Y como sucede con la Sputnik V, la vacuna china aún no fue autorizada para aplicar al grupo de riesgo de mayores de 60 años”, finalizó el periodista. La vacuna de Covid-19 de Moderna ha sido autorizada por el regulador de medicamentos del Reino Unido “tras meses de rigurosos ensayos clínicos en los que participaron decenas de miles de personas y un análisis exhaustivo de la seguridad, calidad y eficacia de la vacuna”.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS