sábado 10 de abril de 2021 - Edición Nº3952

Gremiales | 23 dic 2020

CRUCES Y DENUNCIAS

Feroz interna en el gremio rural UATRE por el control de su obra social

La flamante conducción del sindicato de peones rurales reclama la dirección de la obra social OSPRERA, hoy en manos de un grupo de dirigentes encabezado por el diputado nacional Pablo Ansaloni. El secretario general José Voytenco asumió y se acercó al gobierno nacional, lo que generó malestar en el legislador, elegido por Juntos por el Cambio.


Por:
Diego Lanese

Luego de la muerte de Ramón Ayala, la conducción del UATRE quedó en manos del dirigente chaqueño José Voytenco, que profundizó el acercamiento de la organización al gobierno nacional y de la provincia de Buenos Aires. Luego de ser el puntal del armado sindical de Mauricio Macri, el cambio de autoridades terminó de romper esta alianza, que incluye la fracción “amarilla” de las 62 Organizaciones Peronistas. Pero en los últimos días, un sector todavía identificado con el PRO resiste el cambio de dirección política, y obstaculiza el intento de Voytenco de convertirse en el nuevo titular de la obra social del gremio. El espacio está encabezado por el diputado nacional de Juntos por el Cambio Pablo Ansaloni, que hoy preside la OSPRERA, y en las últimas horas logró un fallo judicial que lo sostiene en su cargo. Ante esto, la conducción de UATRE rechazó la medida, y reclamó que se reconozcan a las nuevas autoridades de la entidad sanitaria. La feroz interna incluye un importante componente político, y la actual conducción espera el respaldo de la Casa Rosada para poder destrabar la pelea.

 

La pelea interna en el UATRE comenzó apenas falleció Ayala, y se intensificó en estos días por el control de la obra social OSPRERA. La entidad está en manos del diputado Ansaloni, que resiste la nueva composición que busca imponer la conducción del gremio. Incluso, la semana pasada logró un fallo judicial que lo mantiene en su cargo, lo que genero el enojo de Voytenco. “Hay una disputa de poder, por la caja de la obra social y por la conducción de la obra social”, confirmó una fuente cercana al UATRE ante la consulta de Política del Sur. El enfrentamiento comenzó cuando la nueva conducción cerró filas con el gobierno nacional, algo que disgustó al diputado nacional. “El sector de Voytenco se apoya en la reciente alianza con Alberto Fernández para avanzar sobre la obra social, pero Ansaroni resiste apoyado en las buenas relaciones que hizo en este tiempo con dirigentes cercanos a Sergio Massa, agregó la misma fuente consultada. La judicialización de la disputa es algo que preocupa en el gremio, ya que si no se llega a un acuerdo rápido, crece el fantasma de una intervención. “Hay que ver si la Casa Rosada decide hacer público algún tipo de apoyo, sino lo definirá la justicia laboral”, destacó la fuente.

 

Por el momento, en el oficialismo no mostraron ánimos de intervenir en la pelea. Incluso la intervención de la obra social tuvo cierto aval de la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS), que regula las entidades sanitarias, lo que generó malestar en el UATRE. En este sentido, cerca de la entidad le informaron a Política del Sur que la OSPRERA “viene mal, cerraron muchos lugares de atención, los afiliados deben pagar muchas de las prácticas y hay delegaciones que no tienen cobertura”. Además, hay problemas en el pago de prestadores, pese a lo cual es una entidad con una amplia presencia en todo el país. Tradicionalmente, el líder de UATRE es el presidente del directorio de OSPRERA, algo que se repite en la gran mayoría de los sindicatos del país. Desde la muerte de Gerónimo “momo” Venegas, la dirección política del sindicato de peones rurales quedó en disputa. Ayala mantuvo su alianza con el macrismo, pero luego del triunfo del Frente de Todos se acercó al oficialismo. Su sucesor terminó de concretar el giro. El alejamiento del frente Cambiemos también se dio en el partido FE, fundado por Venegas como parte de su proyecto político, que ahora busca nuevos horizontes dentro del peronismo.

 

Ante esta situación, Voytenco redobló la apuesta, y emitió un comunicado donde insistió con la legalidad de su reclamo de presidir la obra social. “Quiero llevar tranquilidad a todos mis compañeros delegados regionales y secretarios generales de seccionales de la UATRE. Asumí como secretario general garantizando la continuidad institucional de nuestro gremio y para hacer realidad los proyectos a los que nos comprometimos cuando asumimos junto al compañero Ernesto Ramón Ayala. Soy legalmente el presidente de OSPRERA y seré el próximo presidente del RENATRE, destacó el dirigente mediante un comunicado de prensa. En el texto, el titular del UATRE remarcó que no piensa “moverme un milímetro de mi posición de defensa de nuestro estatuto y de nuestra tradición sindical. Ha habido un traspié judicial que ya está siendo contestado por nuestro cuerpo de abogados. Aquí no está en juego un interés personal, sino el futuro de nuestro gremio”. En este sentido, la conducción del gremio ya apeló el fallo judicial que mantiene a Ansaroni como titular de la obra social.

 

La interna en el UATRE se disparó apenas murió Ayala, y se inició el proceso de sucesión. Voytenco logró apoyo de las seccionales del interior, ya que el dirigente chaqueño es respetado por su trabajo al normalizar una seccional considerada “muy compleja”, y tiene buena ascendencia en la dirigencia del interior. Pero quienes descreen de su capacidad de lidera el gremio afirman que no tiene “cintura política” para asumir este desafío. Pero apenas asumió logró el respaldo de Cecilio Salazar, intendente de San pedro y referente del partido FE. Ambos acordaron el alejamiento del gremio y el partido del macrismo, y comenzaron a buscar nuevos horizontes sindicales y políticos.

 La CGT Lomas apoyó a la conducción del UATRE ante el avance de un sector vinculado al PRO

 

Luego de la polémica, la postura de la conducción de UATRE logró el apoyo de varios sectores sindicales, que apuntaron contra la judicialización de la disputa. Varios sectores de la dirigencia sindical se expresaron a favor de la postura de Voytenco , y respaldaron su lucha contra la intervención de la justicia. En este sentido, varias regionales de la CGT emitieron críticas a la situación, mostrando el acercamiento del gremio rural a la central obrera, de la que se fue en tiempos de Venegas. “La CGT regional de Lomas de Zamora rechazó enérgicamente los acontecimientos sucedidos en contra de la obra social de los empleados rurales OSPRERA”, afirmó la central obrera del sur del conurbano bonaerense, que remarcó que “entendemos que estamos ante la presencia de una operatoria minúscula encarnada por operadores del macrismo residual que se niega a perder privilegios al mismo tiempo que intenta conservar prebendas económicas a cargo de la obra social”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS