sábado 28 de enero de 2023 - Edición Nº1515

Sociedad | 18 dic 2020

SEXO EN PANDEMIA

Balance de un año muy particular: la pandemia como una oportunidad

La sexóloga licenciada Silvina Lizarraga hizo un resumen del efecto de la cuarentena y la crisis en la sexualidad, que dio la oportunidad de preguntarse qué nos gusta, y además motivó a que se hable de sexo incluso en los medios de comunicación.


Diciembre es tiempo de balance, y de hacer una retrospectiva respecto del año que va cerrando. Este 2020, recordado para siempre como el año de la pandemia, repercutió en todos los aspectos de la vida, incluyendo la sexualidad. Este tema fue abordado en la columna semanal del programa radial de Política del Sur por la sexóloga licenciada Silvina Lizarraga, que en su última salida de este ciclo hizo su propio resumen. “Al principio pensamos que era vacaciones, después de dos semanas nos dimos cuenta que no, y después empezaron los conflictos, porque sentimos que nos quitaron la libertad”, recordó. Luego de esto, empezaron las dudas respecto a nuestros planes, frustrados por la crisis.

 

En el plano del sexo, Lizarraga aseguró que hubo un lado positivo: se empezó a hablar de sexualidad en los medios. “Hasta un funcionario hablé de sexualidad, hubo una apertura muy interesante”, dijo. En la pandemia, “aparecieron conflictos viejos y conflictos nuevos. Cuando estás encerrado no podes dejar al costado esos conflictos que antes con la vorágine de la anterior normalidad se escondías”. “Nos tuvimos que reinventar, como acomodamos los placares o dejar de lado la ropa, nos reinventamos en la vida sexual”, agregó.

 

Otra cosa que pasó que estar tanto tiempo con la pareja, que uno elige pero que el contacto diario exclusivo puso en duda. “Antes por ahí negábamos esa realidad, pero con la cuarentena tuvimos que afrontar eso, porque no la estábamos pasándola bien, por eso o se reinventa la pareja o seguimos cada uno por su lado”, admitió Lizarraga.

 

Sobre las consultas en este tiempo, la especialista recalcó que “en este tiempo son las mismas, porque los conflictos persisten, no vario con este relajamiento. Después hay conflictos personales que la gente está haciéndose cargo de ellos”. “La cuarentena nos permite auto-preguntarnos cómo estamos. Al principio dijimos ‘algo positivo hay que sacar’, y bueno, muchos se dieron cuenta que no estaban disfrutando de su sexualidad, aparecieron un montón de preguntas”, subrayó Lizarraga.

 

Pensando en el futuro, la especialista espera que esta apertura “haya venido para quedarse”. “Esperemos que se pueda generar una sexualidad más sana, más vinculada con el placer, que haya conexión verdadera, que se mida por la calidad de las relaciones que tenga, y podamos saber qué necesita el otro y qué que agrada a mí”, destacó. “La sexualidad es de a dos, y el diálogo sexual debe estar siempre, hay que darle un lugar a la comunicación, mejorarla, cuando uno se comunica más el efecto se nota en la cama”, concluyó Lizarraga.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias