viernes 28 de enero de 2022 - Edición Nº1150

Sociedad | 7 dic 2020

Madres de Pañuelos Amarillos

Protestaron en Tribunales para exigir celeridad en causas por abuso sexual a menores

Causas archivadas y falta de respuestas fueron las denuncias que realizaron este viernes las Madres de Pañuelos Amarillos en las puertas de los Tribunales de Lomas de Zamora. “Queremos Justicia por nuestros hijos”, reclamaron. 


Por: Sabrina González Flores

Transformar el dolor en lucha, es la premisa del grupo de Madres de Pañuelos Amarillos de Lomas de Zamora que este viernes se manifestó frente a los Tribunales de Lomas de Zamora para denunciar que la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 9 “no da respuestas y archiva las causas”.

Bajo la consigna “los niños no mienten, sus abusadores sí”, decenas de madres de niños y niñas víctimas de abuso sexual protestaron para darle visibilidad a las causas y exigirle a UFI 9 que “no archive las causas y avance”. 

Tres años pasaron desde que Mariela Chávez denunció a su ex pareja y padre de sus hijos, por haber abusado sexualmente de su hija de tres años. Sin embargo, mientras ella creía que la causa avanzaba “lento, pero avanzaba”, luego de que ella consultara vía mal el estado de la investigación, desde la fiscalía le informaron que la misma había sido archivada. 

“Estoy hace tres años peleando y ahora me entero que me archivaron la causa sin notificarme, ni siquiera supieron decirme porque. Por eso hoy me encuentro acá, para que me den alguna respuesta”, exigió Chavez. 

La madre de la chiquita, que hoy cumplió recientemente siete años, se mostró incrédula ante la situación y sostuvo: “Él vive su vida tranquilamente, pero yo no estoy tranquila, hasta que no se haga Justicia por mi hija no voy a estar tranquila”, sentenció. 

LEER MÁS: Familiares de una menor abusada exigen que no se cierre la causa

Las historias se replican, y este viernes no era una, sino una decena de madres angustiadas por la falta de respuestas ante las denuncias de sus hijos que no solo deben afrontar el dolor por la agresión, sino también por sentirse inseguros mientras sus victimarios permanecen en libertad. 

Es el caso de Marcela Mercante, quien en 2018 denunció a Sergio Velázquez, padrino de su hija, vecino y su empleador, por haber abusado sexualmente de su chiquita de ocho años. Sin embargo, Mercante indicó que pudo tomar conocimiento de la agresión que había sufrido su hija cuando ella ya tenía 13 años “y se obligó a hablar para cuidar a su hermanita”. 

“Mi hija tuvo que ser intervenida del corazón, y se obligó a hablar porque su hermanita más chiquita se iba a quedar al cuidado de él y de su pareja, porque esa era la confianza que yo le tenía, podía pensar en dejar a mi nena más chica mientras operaban a mi hija, recordó con angustia Marcela, en diálogo radial con este medio. 

De acuerdo con la mujer, aunque la causa no está archivada, tampoco hay avances y en ese marco le exigió a la UFI 9 que le otorgue la prisión preventiva al imputado. “La causa no está archivada pero no avanza. Lo único que avanza es la tristeza de mi hija, el dolor de mi hija. Nosotros pedimos prisión preventiva, mi hija tiene miedo de que la maten si sigue hablando. Ni siquiera eso se puede prevenir, la  familia de él está en la fuerza, yo no les tengo miedo, pero tengo miedo por mi hija”, apuntó Mercante. 

La protesta tuvo lugar este viernes en las puertas de los Tribunales de Lomas de Zamora, luego el conjunto de las Madres de Pañuelos Amarillos cortó la calle Presidente Perón, donde realizaron un grafiti con manos amarillas y finalizaron la movilización en las puertas del edificio del Ministerio Público, donde se encuentran ahora las fiscalías para hacer escuchar su reclamo.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias