sábado 06 de marzo de 2021 - Edición Nº3917

Independiente | 5 nov 2020

COPA SUDAMERICANA

Independiente rubricó su pase a los octavos de final

El conjunto de Avellaneda igualó uno a uno con Atlético en Tucumán por el encuentro de vuelta de los 16avos de final de la Copa Sudamericana. Los goles los convirtió Silvio Romero para el Rojo y Leonardo Heredia para el local. En la próxima instancia, los dirigidos por Pusineri enfrentarán a Fénix de Uruguay.


Finalmente Independiente se quedó con el pasaje a los octavos de final. En un duelo caliente en Tucumán, los de Avellaneda lograron la igualdad y con el triunfo de la semana pasada en el Libertadores de América se llevó la llave por un global de 2 a 1. El Rojo mejoró en el juego y se puede esperanzar de cara al futuro.

En el arranque Independiente mostraba mayor protagonismo que su rival. Intentando triangulaciones en la mitad de la cancha, el equipo de Lucas Pusineri buscaba asociaciones entre Alan Velasco, Andrés Roa y Silvio Romero. El Rojo buscaba jugar en campo contrario.

Así las cosas, el conjunto de Avellaneda tendría la más clara en el arranque, cuando ambos equipos se estudiaban y abundaban las imprecisiones. A los 6 minutos, el “chino” Romero quedaba mano a mano con Cristian Luchetti, pero el arquero de Atlético Tucumán ganaba el duelo. El Rojo desperdiciaba la primera chance.

De todos modos, el elenco local respondería mediante un centro peligroso de Guillermo Acosta, el cual sería conectado por Javier Toledo de cabeza, aunque no lograría llevar peligro al arco defendido por Sebastián Sosa.

Cuando el partido parecía que se tornaba de ida y vuelta, Independiente comenzó a hacerse dueño del encuentro. Empezó a mostrar su seguridad el conjunto de Avellaneda y a llegar con profundidad al arco contrario.

De esa manera, llegaría la apertura del marcador. Un centro pasado de Jonatán Menéndez, encontraría la cabeza de Velasco y el propio juvenil asistió de cabeza a Romero. El goleador con total frialdad, marcaría con un frentazo el uno a cero. Independiente lograba la tranquilidad que necesitaba.

A partir de ese instante, los dirigidos por Pusineri ganarían en confianza. Tuvieron varias chances para ampliar la diferencia, pero carecieron de efectividad en el arco contrario. Sobre los 32 minutos, una chance inmejorable fabricada por Roa, no gozó de la precisión ni de Romero ni de Bustos para empezar a liquidar la serie.

El Rojo comenzaba a desperdiciar chances y lo lamentaría. A los 39 minutos, un buen centro de Monzón, encontraba la cabeza de Heredia para vencer a Sosa. El Decano llegaba al empate y otra vez preocupaba a Independiente con el juego aéreo. Uno de los déficit del equipo de Pusineri.

Sobre el final de la primera etapa, el equipo de Avellaneda tendría una nueva oportunidad para ponerse arriba en el marcador. El ingresado Domingo Blanco por Jonatán Menéndez, lesionado, no podía definir ante la salida de Luchetti. Tras gran pase de Romero, el ex Defensa y Justicia no podía aprovechar la oportunidad que se le presentaba.

Así se iban al descanso con el empate en uno. Independiente sabía que con un gol más empezaría a sentenciar la serie. De todas maneras, los tucumanos no se daban por vencidos.

En el complemento, los dirigidos por Ricardo Zielynski comenzaban a abusar del pelotazo para llegar con peligrosidad al arco de Sosa. El Rojo se replegaba contra su arco, con el afán de lograr algún contragolpe. Independiente se mostraba incomodo y no podía hacerse del dominio del balón como en la primera mitad.

El entrenador de Independiente notó que el equipo necesitaba un cambio de aire y por eso dispuso los ingresos de Federico Martínez y Alan Soñora por Alan Velasco y Andrés Roa.

Dos minutos más tarde, Silvio Romero quedaba mano a mano con Luchetti y en una jugada dudosa el delantero se dejaba caer aunque el uno tenía algo de responsabilidad en su caída. El árbitro Andrés Cunha omitía el penal.

Promediando la segunda mitad, el uno de Independiente comenzaría a ser fundamental para aguantar el empate. Sosa sería importante para ahogarle el grito a los delanteros tucumanos.

Sobre los 35 minutos, Federico Martínez tendría un tiro libre cerca del área. Sin embargo su remate daría en el palo. El Rojo no podía liquidar la serie.

Lentamente y ante los últimos ataques de los tucumanos el partido se fue consumando. Así, la clasificación de Independiente se comenzaba a decretar. El Rojo demostraba haber sido el mejor de la serie. Con el empate final, el boleto a octavos de final ya era un hecho.

De esta manera, Independiente lograba el 2 a 1 final que le otorgaba el pasaje a la siguiente ronda. Allí espera Fénix de Uruguay. El Rojo sigue en la búsqueda de su tercera Copa Sudamericana.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS