lunes 30 de noviembre de 2020 - Edición Nº3821

Sociedad | 23 oct 2020

SEXO EN PANDEMIA

Eyaculación masculina: La ansiedad como enemigo número uno

La sexóloga licenciada Silvina Lizarraga explicó distintos aspectos de uno de los principales problemas sexuales de los hombres, y remarcó que los temas emocionales son los grandes responsables en la mayoría de los casos.


Cuando se habla de eyaculación masculina, se suele pensar en los problemas que genera la versión precoz, tal vez el problema sexual de los hombres junto con la disfunción eréctil más conocidos. Pero existen otros inconvenientes eyaculatorios, advierte la sexóloga licenciada Silvina Lizarraga en su columna semanal en el programa radial de Política del Sur. “La eyaculación precoz o rápida se puede producir antes de la penetración, y se llama ‘antecorta’, o inmediatamente después de penetrar, y por lo generar tiene que ver con algún registro de masturbación muy rápido, y queda en el cerebro”, explicó.

 

Además, aclaró que “la ansiedad tiene que ver con cualquier disfunción, por eso trabajamos con ejercicios para que se empiece a borrar ese registro, y se pueda controlar mejor la eyaculació”. En muchos casos puede pasar que el estrés derive no sólo en falta de deseo, sino en otros problemas.

 

En algunos casos, la eyaculación precoz puede estar basada en la presencia de algunas bacterias, por lo cual se puede hacer un cultivo. Pero por lo general la terapia está basada en el manejo de la ansiedad, y de ejercicios a la hora de masturbarse. “Los ejercicios de Kegel ayudan fundamentalmente en la erección, porque es un ejercicio de bombeo. Cuando un hombre está orinando, y alguien entra al baño, contrae para cortar la orina, que se siente en la cola y en el perineo”, aseguró la especialista.

 

 

 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS