domingo 25 de octubre de 2020 - Edición Nº3785

Gremiales | 21 sep 2020

Reclamo Salarial

“Hay intendentes que se aprovecharon de la pandemia”, disparó García

El Secretario General de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses arremetió contra los jefes comunales por los sueldos y aseguró que “el gobernador mandó una fortuna a los municipios y los trabajadores siguen igual”.


Por:
Leonel Manganielo

El Secretario General de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (FESIMUBO), Rubén "Cholo" García, arremetió contra los intendentes y sostuvo que “se aprovecharon de la pandemia” para no cumplir con las leyes laborales y aseguró que el gobernador, Axel Kicillof, mandó una fortuna a los municipios y los trabajadores siguen igual. Además, hizo referencia a la multitudinaria marcha de este viernes en La Matanza y criticó al jefe comunal, Fernando Espinoza, por “la desatención al sindicato y no recibir al secretario local”.

“En la marcha de este viernes se vio la necesidad de los trabajadores de ser reconocidos, hay salarios de 10 mil pesos de básico para la última categoría y sueldos que no llegan a 20 mil. Hay una desatención del intendente respecto del sindicato, aumentos que se dan unilateralmente, no hay una mesa de diálogo, no se respeta la ley 14.656 (convenio colectivo de trabajo del área municipal) y eso no es solo en La Matanza, pasa en muchos otros distritos”, señaló el dirigente en charla con el programa radial Política del Sur.

En ese sentido, afirmó que el reclamo en La Matanza “fue una demostración de lo que puede hacer Fesimubo y de lo que quieren los trabajadores” y recordó la famosa frase “con los dirigentes a la cabeza o con la cabeza de los dirigentes”. Además, consideró que “no puede ser que Espinoza no atienda al secretario del gremio”.

“Ahora estamos en conciliación obligatoria, desde ministerio de Trabajo de la Provincia informaron a nuestro sindicato de esto, es evidente que lo pidió el Municipio para que no haya paro porque desde este lunes estábamos en paro por tiempo indeterminado”, explicó.

Intendentes propios

Asimismo, García mostró su enojo con “los intendentes propios”, porque sostuvo que “hay cosas que uno puede entender de los amarillos”, pero que a los peronistas les tiene que “exigir más”. Además, enfatizó que hubo jefes comunales que “se aprovecharon de la pandemia” y que cometieron “abusos y prácticas desleales”.

Tambìen señaló que desde el sindicato tienen “una desventaja”, porque hay una resolución de que no se pueden movilizar las personas y que eso fue “aprovechado” por los jefes comunales a los que comparó con “emperadores que echan gente”, aunque subrayó que “eso se terminó y quedó demostrado el viernes con la marcha”. 

No estoy de acuerdo con los intendentes que no respetan los derechos de los trabajadores, que son lo más importante que tiene el Municipio. Nueve trabajadores muertos hay en La Matanza, nosotros ponemos los muertos y ellos se sacan una foto con el gobernador y el presidente diciendo que están al frente del covid, nunca vi a un intendente atender a un paciente o entran a una villa a repartir comida, lo hacemos nosotros los trabajadores”, disparó.

Siguiendo esa línea, añadió: “La nación invirtió mucho dinero, incluso en empresas que no lo merecen, hay un esfuerzo grande para mandarle plata a las provincias y Kicillof mandó una fortuna a los municipios y los trabajadores municipales estamos iguales. ¿Para que se están guardando la plata? ¿Cómo puede ser que los trabajadores municipales tengan ese sueldo?. Tarde o temprano cuando esto afloje tenemos que juntarnos los dirigentes para resolver esta problemática, esto no se soluciona discutiendo en un distrito”.

Vocación

Para finalizar, destacó la figura del recientemente fallecido Aldo Castro, quien era el titular del Sindicato de los Trabajadores Municipales de Lomas de Zamora y que era parte de Fesimubo.

Aldo era un gran dirigente y un amigo personal, que siempre luchó por los derechos de los trabajadores. Lunes, miércoles y viernes estaba prendido a una máquina de dialisis 7 horas, pero siempre al teléfono si pasaba algo y martes y jueves cuando lo necesitaba él estaba dando un a mano. Tenía que acomodar la diálisis cuando le pedía viajar y que me acompañara a alguna provincia. La vocación de servicio que tenía pocas veces la he visto en muchos dirigentes que con menos problemas le esquivan al bulto”, cerró García.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS