miércoles 21 de octubre de 2020 - Edición Nº3781

Provincia | 21 sep 2020

Legislatura bonaerense

Se acentúa la presión sobre Kicillof para distribuir los nuevos recursos

A los pedidos de los alcaldes bonaerenses de todo tinte político se le suma iniciativas legislativas para que el gobernador coparticipe los flamantes fondos que recibió por iniciativa política del presidente Alberto Fernández.


Por:
Federico Cedarri

El escamoteo de un punto de coparticipación a la Ciudad de Buenos Aires, que para lo que resta del año este año se ubica en el orden de los 9000 millones de pesos, pero que de continuar el año que viene- si es que la cautelar presentada por Rodríguez Larreta no prospera- ascenderá hasta los 45.000 millones de pesos ha disparado una carrera contra reloj de todos los sectores para asegurarse de una parte de los mismos con vista al crucial año electoral.

Esta cifra, sin dudas, hace agua en la boca de los Intendentes bonaerenses que piden a gritos por todos los medios posibles a su alcance de que los recursos sean distribuidos a los municipios con el sistema CUD de coparticipación habitual.

Y también desde la Legislatura brotan propuestas en la misma dirección, la oposición en el Senado  se pone en guardia ante esta circunstancia sorpresiva y teme que en un año 21 con comicios legislativos mediante, esos recursos puedan ser usados discrecionalmente en beneficio de los intereses del peronismo gobernante.

Cabe señalar que durante la sesión del jueves 17 de septiembre, el Frente de Todos logró bloquear en diputados una iniciativa que propugnaba una distribución equitativa de los fondos recibidos por el Gobernador.

En ese criterio,  es que el senador de la Coalición Cívica, Andrés De Leo, con el apoyo de todo el espacio que conduce Roberto Costa elevó un proyecto de Ley con la intención de institucionalizar la repartija de los flamantes recursos.

Vuelve el cambiemismo a utilizar la Cámara Alta como salvoconducto para introducir propuestas que incomoden a Kicillof. Valiéndose  de la mayoría que ostenta en el Senado los legisladores vidalistas y radicales tratará de aprobar el proyecto en comisión y de llevarlo lo antes posibles al recinto.

El contexto no es tan holgado en esta ocasión para el espacio opositor, ya que al ser una normativa que promueve cambios presupuestarios necesita de los dos tercios para ser aprobada, aún con despacho de comisión: necesita una parte de votos peronistas para ser ratificada.

La propuesta tomará estado parlamentario el próximo 28 de septiembre cuando se junte el Cuerpo para sancionar la prórroga de las ejecusiones quitando del beneficio a quienes tomen tierra, y  establece en rigor que los fondos que reciba la provincia de Buenos Aires, en concepto del flamante  Fondo de Fortalecimiento Fiscal de la Provincia de Buenos Aires, como resultante de la implementación del Decreto Nacional Nº 735/2020, sean coparticipables a los Municipios de la Provincia de Buenos Aires.

Desde la oposición también reconocen, al igual que el oficialismo, que la Provincia de Buenos Aires ha sido objeto de una discriminación en la distribución de los Fondos Coparticipables desde mediados de la década del 80 cuando la gestión de Alejandro Armendáriz  debió ceder ante la presión del presidente Alfonsín cerca de 8 puntos de coparticipación a la Nación que por aquellos días acordaba una nueva distribución federal.

Si bien el territorio  bonaerense fue compensado en los 90 con el Fondo de Reparación del Conurbano, requisito sine qua non de Eduardo Duhalde a Carlos Menem para bajar a la provincia, el estallido de la convertibilidad en 2001 dio por tierra con una actualización adecuada de aquellos recursos que al ser pesificados dejó herida de muerte  a esa fuente de ingresos provinciales.

Los senadores cambiemiestas explican que ya que no existe una correlación entre los aportes tributarios de los bonaerenses a la masa coparticipable y los fondos que la Provincia recibe: “Esta situación devino  en un perjuicio económico que ha dificultado las finanzas del Gobierno Provincial”, reconocen por lo bajo.

Desde el espacio opositor sugieren que la implementación del Decreto presidencial que compone  la creación del Fondo de Fortalecimiento Fiscal de la Provincia de Buenos Aires debe comprenderse en un marco integral que también disponga beneficios para los 135 distrito bonaerenses: “los nuevos recursos deben encajar en el histórico reclamo que nuestra Provincia viene realizando para recibir mayores montos de la Coparticipación Federal”, aseguró a PDS el senador De Leo.

También advierte que en idéntico sentido corresponde interpretar que ese beneficio corresponde coparticipar a los Municipios, para también fortalecer su situación fiscal.

Desde el cambiemismo destacan que los nóveles recursos que han sido remitidos a la Provincia no especifican una asignación puntual como lo fue por ejemplo la Compensación a la Provincia de Buenos Aires por la detracción del Fondo del Conurbano, ocurrida durante la gestión de María Eugenia Vidal que luego fue desfinanciado en parte cuando la provincia debió hacerse cargo de las eléctricas que derivó la Nación.

“En esta ocasión el decreto no establece dicha excepción, motivo por el que correspondería que dichos fondos sean coparticipables”, entienden

Sin dudas que el año 21 con fuerte componente electoral ha puesto en alerta a Juntos por el Cambio, y al parecer despunta como objetivo galvanizar una estrategia conjunta de toda la oposición a fin de evitar cualquier manejo en libertad del gobernador Kicillof.

Desde los dos campamentos, el peronismo y Juntos por el Cambio, están en conocimiento de  lo crucial que serán las legislativas, debido a que configurarán un escenario que podría resultar benévolo para el Gobernador o contrariamente acentuar las actuales dificultades con que cuenta la gestión provincial para configurar acuerdos integrales en las Cámaras.

En este razonamiento,  la creación de Fondo de Fortalecimiento Fiscal de la Provincia de Buenos Aires ha perturbado más aún la inconsistente tregua que habían intentado sellar los bandos mayoritarios en la idea de transitar en la mayor concordia la pandemia.

Sin embargo, cualquier equilibrio político se torna frágil cuando están en juego la distribución de recursos económicos: “la poca claridad que se vislumbra en  la utilización que se le podrá dar a la transferencia de fondos que la provincia va a recibir de Nación, es el motivo que nos impulsa a la generación de este proyecto de ley que  dé un consistencia legal a la distribución”, sintetizó De Leo.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS