lunes 26 de febrero de 2024 - Edición Nº1909

Gremiales | 27 ago 2020

PARITARIAS 2020

Malestar estatal porque el Gobierno postergó hasta octubre la discusión salarial

Voceros del Ministerio de Trabajo nacional confirmaron que recién ese mes se podría hablar de aumento, debido a los problemas que trajo la pandemia. La medida fue recibida con resignación por los gremios, que recalcaron que desde marzo se profundizó la caída del salario estatal. Para paliar esto, algunas dependencias realizaron acuerdos adicionales o extraparitarios.


Por: Diego Lanese

En junio de este año se venció el convenio colectivo 2019 de los estatales nacionales, el contrato laboral que rige en la administración pública. Si bien hubo una reunión con funcionarios, no hubo una oferta formal para comenzar a discutir la suba salarial de este año, y el diálogo se cortó.

 

La crisis del coronavirus generó un silencio entre las partes, al punto de que hoy la paritaria está congelada. Las versiones extraoficiales hablan de que recién en octubre el Estado convocará a los gremios, lo que genera malestar, ya que el retroceso salarial de los empleados públicos alcanza niveles históricos. Para paliar esto, en algunas dependencias se acordaron subas adicionales o de emergencia.

 

El reclamo de los gremios estatales para que se reabra la paritaria por el momento no fue escuchado por el gobierno de Alberto Fernández, que mantiene congelada la discusión, y por el momento no hay avances. “Hasta octubre no se hablará de salarios”, recalcaron de manera tajantes voceros del Ministerio de Trabajo, ante la consulta de Política del Sur.

 

La decisión está fundamentada en los problemas presupuestarios que existen en la pandemia, que hacen que sean otras las prioridades de la gestión. “Esos recursos deben ser usados para el pago de ayuda a los más vulnerables, como el IFE, destacaron los mismos voceros consultados.

 

Si bien la decisión no es una sorpresa para los gremios, tanto desde ATE como de UPCN -que se disputan la representación de los agentes del Estado nacional- afirman que, pese a los reclamos, por el momento no hay respuesta a sus pedidos de mejoras salariales. Como pasó en la Provincia de Buenos Aires, la suspensión de hecho de la paritaria genera malestar, ya que en la previa a la pandemia hubo un compromiso de recuperar lo perdido por los salarios públicos durante la gestión de Mauricio Macri.

 

Esta semana, la Junta Interna de ATE en el Indec emitió su actualización respecto de la caída del salario del sector público, un informe que estableció que “desde noviembre del 2015 tuvo una caída del 34,1 por ciento donde, por ejemplo, tomando como referencia el salario de ese período para una categoría D0 actualizado a julio 2020 debería ser de 48.436 pesos y no los magros 31.932 pesos actuales”.

 

El trabajo, al que tuvo acceso Política del Sur, estableció que un hogar constituido por una pareja de 35 años con dos hijos (de 6 y 9 años) “necesitó, en julio de 2020, de 70.616,60 pesos para satisfacer sus necesidades”. Este valor se compone de 23.029,50 pesos de una Canasta Alimentaria Mínima y de 47.587,10 pesos para acceder a otros bienes y servicios básicos.

 

“Frente a la emergencia de la pandemia, el gobierno decidió posponer la paritaria en la que debíamos discutir el aumento de nuestros salarios que vienen perdiendo contra la inflación desde hace años. Los trabajadores estatales hemos seguido trabajando desde el 20 de marzo, cuando inició el primer tramo de la cuarentena”, se quejó la Junta Interna de ATE en el organismo de estadísticas y censos.

 

Ante esta situación, en algunas dependencias del Estado nacional comenzaron a negociar pagos adicionales o de emergencia, que permitan frenar la crisis y la pérdida de salarios del sector.

 

Uno de los últimos que se firmó fue el del Conicet, lugar clave en la lucha contra la pandemia. Este lunes, la titular del organismo, Ana Franchi, se reunió con integrantes de ATE para analizar las condiciones laborales y salariales de los trabajadores del sector.

 

En este sentido, el dirigente Juan Manuel Sueiro confirmó que se acordó con las autoridades el pago de un adicional de 2.000 pesos que serán liquidados durante tres meses, con los salarios de septiembre, octubre y noviembre. “Es un pago de contingencia para los administrativos del Conicet, que están cumpliendo tareas remotas desde su casa, con altos niveles de sobrecarga, porque toda la tarea administrativa se mantiene, para cumplir los plazos institucionales normales”, le explicó Sueiro a Política del Sur, sobre este beneficio alcanzado.

 

“Esto es un paliativo y no resuelve la situación salarial de los trabajadores estatales, entendemos que es un reconocimiento”, destacó el dirigente de ATE.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias