viernes 25 de septiembre de 2020 - Edición Nº3755

Avellaneda | 11 ago 2020

DISPUTA ENTRE LA UNIVERSIDAD Y EL MUNICIPIO

Calzoni acusó a Ferraresi de apropiarse de la sede de Riachuelo por “cuestiones personales”

El rector de la Undav vinculó la apropiación de la Sede Riachuelo por parte del Ejecutivo municipal a las diferencias personales que existen entre él y el jefe comunal. “Es una situación bastante penosa la del Intendente”, dijo el ingeniero, y remarcó que “toda la comunidad universitaria está indignada con esta decisión absolutamente arbitraria”.


El rector de la Universidad Nacional de Avellaneda (Undav), Jorge Calzoni, repudió el accionar del gobierno municipal por apropiarse de la Sede Riachuelo de esa casa de estudios. Según contó a Política del Sur, “esto es un conflicto que viene desde hace tiempo”.

El  edificio en cuestión fue bautizado bajo el nombre de Beatriz Mendoza. En diciembre de 2012 se firmó entre la Acumar y la Municipalidad el Protocolo Complementario al Acuerdo Marco para la Coordinación de Acciones Correspondientes al Plan de Saneamiento Ambiental de la Cuenca Matanza Riachuelo, cuya cláusula primera expresa “que en dicho edificio funcionará la Facultad de Medio Ambiente de la UNDAV”. El documento contempló además la construcción de 17 aulas, un laboratorio ambiental, una biblioteca y un laboratorio de ambiente y física.

“Es un edificio que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en 2011 anunció que iba a estar destinado a la universidad. La obra la hizo el Municipio y la finalizó Acumar. Hubo demoras y le pusimos el nombre de Beatriz Mendoza. No pudimos continuar porque la obra era insegura. Iban a desarrollarse las carreras de Medio Ambiente y Turismo”, señaló Calzoni.

En las últimas horas, el Consejo Superior de la casa de estudio tuvo una sesión especial donde se declaró en “estado de alerta” ante la decisión del gobierno municipal.

Calzoni señaló que el Ejecutivo la quiere destinar ahora al Polo Judicial y que ante los reclamos de las autoridades universitarias no tuvieron respuestas por parte del Municipio.

Toda la comunidad universitaria está indignada con esta decisión absolutamente arbitraria. Deberían plantearnos qué es lo que sucedió. Hubo una arbitrariedad que molesta, atenta contra cualquier cuestión democrática”, expresó Calzoni, y remarcó que la existencia del convenio firmado con Acumar “tenemos entendido que no fue modificado”.

En este sentido, vinculó el accionar de Jorge Ferraresi a las diferencias que tiene con Calzoni“Meter a las instituciones por cuestiones personales es gravísimo. Es una situación bastante penosa”, criticó.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS