viernes 25 de septiembre de 2020 - Edición Nº3755

Provincia | 7 ago 2020

Después de arduas jornadas

Puntapié inicial en Diputados para el endeudamiento de Kicillof

Tras una intensa semana de negociaciones, la Cámara baja provincial dio el primer paso para que el gobernador Axel Kicillof obtenga autorización para tomar deuda.


Por:
Federico Cedarri

Luego de frenéticas negociaciones contra reloj, el Frente de Todos consiguió dar media sanción en la Cámara de Diputados al proyecto de ley de Financiamiento reclamado por el gobernador Axel Kicillof para atender la crisis sanitaria, realizar obra pública y afrontar pagos con los proveedores estatales de la gestión anterior.

Al comienzo del debate parlamentario, el miembro informante del oficialismo Juan Pablo de Jesús dio a conocer el texto de consenso que constará en rasgos generales de la toma de deuda por 500 millones de dólares y 20 mil millones de pesos con organismos multilaterales de crédito

Luego, el exintendente de La Costa ratificó que el auxilio financiero que Kicillof envió a las comunas para el combate de la pandemia y establecía su devolución a partir del presente mes, será pospuesto para el primero de enero en 18 cuotas, como establecía el texto inicial del Ejecutivo.

“Pudimos darle un marco de trabajo a lo largo de estos días y es un proyecto que contiene normas que hacen a autorizaciones de endeudamiento y en particular que refinancia deudas de los municipios con la Provincia para traer alivio a las finanzas”, señaló De Jesús, al comienzo de su alocución.

Asimismo, se llegó a un acuerdo por el Fondo de Infraestructura Municipal (FIM) por 2.000 millones de pesos y el compromiso de efectivizar el importe adeudado por el mismo capital para este año. De modo que se aseguraría el sustento financiero para que las comunas afronten la crisis por el parate económico que trajo la pandemia.

En los detalles del nuevo articulado, se destaca la diferenciación de la deuda por 500 millones de dólares que será desglosada en 200 millones para infraestructura y seguridad vial, 100 millones para obras de educación y salud, y los 200 millones restantes para la construcción de viviendas y obras de saneamiento.

Además, el artículo 3 fue destinado a reasignar saldos sin ejecución en el crédito otorgado para la obra del Río Salado. “Es una obra muy importante para la provincia y el país porque genera riqueza y muchas más hectáreas productivas”, destacó el diputado.

“También se otorgarán saldos sin utilizarse de 130 millones de dólares que tienen como destino la construcción de agua potable para la ciudad de Bahía Blanca y las zonas aledañas”, detalló el legislador, y añadió: “Con estas modificaciones pretendemos dar mayores precisiones para el endeudamiento que se está tomando con organismos multilaterales con una tasa que va a rondar entre el 2 por ciento en dólares, en un plazo de devolución de 20 años.”

Por otro lado, el Frente de Todos dispuso un Fondo de Emergencia Social por Covid-19, como venían exigiendo desde Cambiemos y Cambio Federal, de 3.000 millones, a pagar 50 por ciento retroactivo a julio y el resto a agosto. “Se van a concretar 1.500 millones de pesos la próxima semana y los restantes hacia finales de agosto o principios de septiembre”, anticipó De Jesús.

Otro de los puntos centrales de la norma pasa por la solicitud de endeudamiento por 20 mil millones de pesos destinados a pagar deuda de ejercicios anteriores y la emisión de un bono para la cancelación de compromisos con los tenedores de deuda

“Quiero plantear lo positivo que fue llegar a este acuerdo y la manera en la que hemos llegado, con mucho trabajo y mucho consenso, con una gran voluntad del Gobernador y los diferentes bloques de la Cámara para dotar a la Provincia de herramientas para afrontar la situación económica”, concluyó el parlamentario.

A su turno, desde Juntos por el Cambio, Daniel Lipovetzky resaltó que “los acuerdos a los que hemos llegado son muy importantes porque fueron descriptos muy bien por el diputado preopinante”. “La pandemia agravó las desigualdades de nuestro país, pero no hay que seguir por ese rumbo, hay que solucionar los problemas de los bonaerenses”, enfatizó. 

Cuestionamos algunos artículos que tenía el proyecto enviado por Kicillof y creemos que los municipios son la primera puerta de los vecinos. Por lo tanto, es importante considerar que en la toma de deuda hay que tener en cuenta la situación de los 135 municipios. Las modificaciones al proyecto original es un avance y por eso vamos a acompañarlo”, destacó Lipovetzky.

 

Prolegómenos del acuerdo final

Como anticipó Política del Sur, en el dictamen de minoría puesto sobre la mesa por Juntos por el Cambio se solicitó tres fuentes de financiación por 11 mil millones de pesos para los municipios, además de la condonación del auxilio que destinó Kicillof a los alcaldes para atender el pago de sueldos y aguinaldos que ya había puesto sobre la mesa, que supera los 4.000 millones de pesos.

Sin embargo, entrada la noche del miércoles, el oficialismo llegó a un término medio entre los requerimientos de la oposición y las posibilidades del Ejecutivo para conceder dos partidas de 1.500 millones de pesos a los municipios para atender la emergencia sanitaria y restablecer el FIM.

De esta manera, el Frente de Todos dispuso un Fondo de Emergencia Social por Covid-19, como venían exigiendo desde Cambiemos y Cambio Federal, de 3.000 millones, a pagar 50 por ciento retroactivo a julio y el resto a agosto.

Asimismo, se llegó a un acuerdo por el Fondo de Infraestructura Municipal (FIM) por 2.000 millones y el compromiso de efectivizar el importe adeudado por el mismo capital para este año. De modo que se aseguraría el sustento financiero para que las comunas afronten la crisis por el parate económico que trajo la pandemia.

Por último, la negociación en torno al préstamo de los 3.000 millones de pesos girados por Kicillof en el primer paquete de auxilio a los intendentes, aunque se pujó para que no sean reembolsables, se estableció que prime la devolución en 18 cuotas como indica el proyecto del Ejecutivo a partir de enero de 2021.

El ministro de Economía, Pablo López, mantuvo ayer al mediodía conversaciones con ambos bloques mayoritarios y con intendentes para brindar los detalles que venía reclamando la tropa cambiemista y por los cuales declinó su acompañamiento la semana pasada.

Durante la reunión se repasaron cuestiones vinculadas a la articulación entre la Provincia y los municipios y finalmente se fumó la pipa de la paz.

Asimismo, se coordinarán dos mesas de trabajo que se realizarán la semana próxima. La primera será el martes con el ministro de Infraestructura por el Fondo de Infraestructura Municipal (FIM) 2020, donde el compromiso es comenzar a otorgar el financiamiento del anticipo del 30 por ciento de las obras solicitadas por los municipios formalmente en condiciones; y en la otra mesa de trabajo, que se realizará el miércoles a las 15 con el ministro López se analizarán las deudas de la Provincia con los municipios para avanzar con la regularización de las exigibles durante el presente ejercicio fiscal.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS