sábado 08 de agosto de 2020 - Edición Nº3707

Policiales | 30 jul 2020

JUSTICIA POR DAIANA

Alicia Cáceres: “Pido por favor que no abandonen el caso de mi hija”

La mamá de Daiana Castillo, la joven de 22 años que murió tras haber sido asaltada y atropellada por los mismos delincuentes en Ingeniero Budge, exigió justicia y aseguró que todavía no tiene novedades sobre el caso. Prepara una movilización para la semana próxima y advirtió que “esto no va a quedar así”. Sobre el hospital Gandulfo, donde atendieron a la chica, dijo que “es un desastre”.


Sumida en llanto. Así pidió justicia Alicia Cáceres, la mamá de Daiana Castillo, la joven de 22 años que el 7 de junio pasado murió después de haber sido atropellada por delincuentes que robaron la moto en la que ella viajaba junto a dos amigos, pero también, luego de haber recibido una pésima atención en el hospital Luisa Gandulfo, de Lomas de Zamora.

 

“Van a hacer dos meses y no tengo ninguna otra información”, se quejó la mujer, excepto que habrían detenido a Agustín Ezequiel Mego, alias “Anquito”, de 19 años, quien fue el que habría apuntado con un arma a los amigos de Daiana para robarles la moto.

 

Según contó Cáceres, la Policía le mintió sobre la investigación para dar con los autores del hecho. “El comisario me había dicho que agarraron a quince y que iban descartando, y era mentira. Llamé a la fiscal y me dijo que en ningún momento ella autorizó la detención de otro, salvo de este que está detenido y que supuestamente no quiere hablar”, denunció, y preguntó: “Me dicen que están trabajando, pero ¿los otros dónde están?”.

 

También, acusó que el comisario le aseguró que se estaba trabajando con las cámaras del lugar donde ocurrió el asalto, lo cual también habría sido desmentido por la fiscal Marcela Benítez. “Nunca me llegó nada”, remarcó Alicia.

 

Pero además de pedir justicia por lo que ocurrió aquella madrugada en Ingeniero Budge, la mamá de Daiana prometió ir más allá y denunciar al Gandulfo, adonde su hija fue trasladada a las cinco de la mañana.

 

Es que, relató la mujer, ese día cuando llegó al hospital, su hija “estaba tirada como un perro, toda mojada, temblaba de frío, tenía un corte en la entrepierna, chorreaba sangre de la camilla”. Asimismo, afirmó que le preguntó a la enfermera qué tenía y que le contestó que “nada más tenía un corte en la entrepierna, que no era grave”. Recién a las dos de la tarde la cirujana le dio veinte puntos, “así como estuvo toda embarrada, no la limpió, nada”, protestó.

 

“Esto no va a quedar así. Yo sé que no voy a recuperar a mi hija, pero para que no sigan haciendo a nadie más eso, a un inocente, a un ser humano”, advirtió Cáceres, y arremetió: “Fue un desastre, es un desastre ese hospital. ¿Es para salvar vidas o para matar inocentes? No entiendo.”

 

En todo este marco, la madre de Daiana Castillo adelantó que la semana que viene realizarán una movilización para exigir justicia, aunque todavía falta definir detalles.

 

Llorando, suplicó: “Quiero que así como agarraron a uno, los agarren a todos. Lo único que pido, por favor, es que no abandonen el caso de mi hija. Quiero justicia, por favor.”

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS