sábado 08 de agosto de 2020 - Edición Nº3707

Sociedad | 17 jul 2020

SEXO EN PANDEMIA

Posiciones alternativas: no todo está escrito en el Kama Sutra

La sexóloga Silvina Lizarraga se mete con el legendario libro hindú del sexo y sus muchas extravagantes posiciones. “La clave es apelar a la creatividad”, sostuvo la especialista.


El Kama Sutra es universalmente popular por abrir la puerta a posiciones sexuales exóticas y suele entusiasmar a las parejas que buscan nuevas formas de placer. Pero para llegar a esas “acrobacias”, antes se debería pasar por otros cambios, asegura la sexóloga Silvina Lizarraga en su columna semanal en el programa radial de Política del Sur.

 

Cambiar el lugar es lo primero que recomiendo, en la medida de lo posible, lo que significa no siempre ir a la cama, con el sólo hecho de incorporar en la habitación una silla y un sillón se dan nuevas alternativas, y se puede jugar con posiciones nuevas explorando nuevas formas de placer”, sostuvo. En este punto, es clave “apelar a la creatividad”.

 

Muchas personas se tientan con la complejidad de las posiciones, muchas de las cuales requieren de mucha fuerza física. “El placer está garantizado en cuanto a la condición que cada uno tenga, lo que nos permitamos hacer, poner la cabeza en modo erótico para que el cuerpo sienta, eso es primordial. El Kama Sutra tiene posiciones impracticables”, remarcó Lizarraga.

 

 

En cuanto a las posiciones y los géneros, la especialista remarcó que “las mujeres necesitan más roce de su zona clitoridiana, por lo tanto, las posiciones que más las satisfacen son las de estar arriba, donde ellas pueden controlar la penetración y frotación”. A los hombres, “hay posiciones que los excitan mucho y los hace eyacular muy rápido, como sucede con la posición ‘del perrito’, pero depende de cada uno”. “Más allá de las posiciones, lo importante es que se puedan estimular mutuamente”, agregó.

 

Lizarraga explicó que en las posiciones hay a veces “una disputa de poder”. “A muchos hombres no les gusta que la mujer esté arriba, porque domina la situación, es decir, el movimiento y la penetración. Tiene que ver con el autoestima”, dijo la sexóloga.

 

Otro condicionante de las posiciones se da “por el tamaño del pene o si practicamos sexo vaginal o anal”. Sobre lo primero, si el pene es demasiado grande, es bueno que “el control lo tenga quien va a ser penetrada, para evitar lastimarse en el movimiento”.  

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS