viernes 30 de septiembre de 2022 - Edición Nº1395

Gremiales | 16 jul 2020

ESCÁNDALO

Municipales platenses denunciaron penalmente al intendente Garro por “estafa procesal”

El Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de La Plata (Soemlp) aseguró que el jefe comunal falsificó documentos para sacar del fuero laboral la discusión legal por los despidos de 47 trabajadores. La denuncia incluye los delitos de “abuso de autoridad y desobediencia”. Inminente multa por parte del Ministerio de Trabajo por no acatar la orden de reincorporación.


Por: Diego Lanese

A comienzos de junio, el Tribunal de Trabajo N° 5 de La Plata dio lugar al recurso de amparo presentado por el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de La Plata (Soemlp) y ordenó al intendente platense, Julio Garro, a reincorporar a 47 despedidos de la Comuna, bajo el apercibimiento de multarlo si no se cumple la medida. Un mes después, el jefe comunal sigue sin cumplir la orden e intentó desviar la discusión llevando la cuestión a otro ámbito judicial. Ante esto, los trabajadores decidieron denunciar penalmente a Garro y lo acusaron de “estafa procesal”.

 

Es que el intendente de Cambiemos intentó llevar a un tribunal Contencioso Administrativo la disputa por los cesanteados, a través de la “falsificación de documentos públicos”. Luego de un primer fallo a favor del gobierno de la capital provincial, otra vez recibió un revés judicial.

 

LEER MÁS: El Cholo García resaltó que Garró no puede "violar normas nacionales que prohíben despidos en la emergencia

 

La denuncia del Soemlp se realizó a través del titular de la entidad, Gustavo Hernández. El expediente IPP 06-00-22813-20 acusa a Garro de “abuso de autoridad, estafa procesal, desobediencia, incumplimiento de deberes de funcionarios público y falsificación ideológica del instrumento público”, por el intento de llevar la discusión legal por los despidos de 47 empleados al fuero Contencioso Administrativo, cuando debe resolverse en el laboral, que realizo el fallo de reincorporación.

 

Según la denuncia, a la que tuvo acceso Política del Sur, Garro “ordenó la adulteración del decreto 460/20, diciendo ahora que el servicio del 147 era una actividad esencial”, lo que hizo que el juez Francisco Terrier -del Juzgado Contencioso Administrativo 3 de La Plata- fallara a su favor.

 

“Más allá que dicha maniobra ofende al servicio de justicia, tiene por intención desbaratar los derechos de los trabajadores cesanteados, que tienen en expectativa el reconocimiento a sus derechos arbitrariamente afectado”, agrega la denuncia.

 

Julio Garro, a través de la mentira y la falsificación de documentos públicos, intentó revertir los fallos en su contra que dictaminaron el Ministerio de Trabajo y el Tribunal de Trabajo, donde le ordenaron que reincorporara a los 47 trabajadores del servicio de atención telefónica, línea 147, despedidos al inicio del aislamiento social preventivo obligatorio”, destacó el gremio mediante un comunicado.

 

Y remarca: “Lo ocurrido pone en evidencia la grave crisis institucional que la conducta caprichosa de Julio Garro ha generado desde que decidió no acatar la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo y desobedeció la orden del tribunal del Trabajo. Ahora, haciendo gala de su impunidad, engañó al Juez Terrier para que se pronunciara a su favor en lo contencioso administrativo”.

 

Luego de conocerse las pruebas aportadas por el gremio y la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (Fesimubo), el propio juez Terrier dio marcha atrás con su fallo y remitió nuevamente las actuaciones al fuero laboral.

 

“Es una locura lo que intentó hacer Garro, sostuvo el dirigente de Fesimubo Daniel Ferro. En diálogo con Política del Sur, explicó que fue “un escándalo” lo que intentó hacer el jefe comunal, y adelantó que en breve “el Ministerio de Trabajo dará a conocer multas a la Municipalidad por incumplir el fallo judicial y no acatar la conciliación obligatoria”. En tanto, desde el gremio lamentaron que esas multas “en definitiva pagarán los ciudadanos platenses a través de mayor presión tributaria”.

 

El conflicto comenzó a fines de marzo, al inicio de la cuarentena, cuando la Comuna desafectó a 47 operadores telefónicos. Ante el accionar del alcalde platense, el gremio local y la Fesimubo lo denunciaron ante el Ministerio de Trabajo bonaerense, que dictó la conciliación obligatoria, la cual nunca fue acatada, por lo que Garro estuvo “en rebeldía”.

 

En junio, el Tribunal de Trabajo N° 5 de La Plata dio lugar al recurso de amparo presentado por el Soemlp y le ordenó a la Municipalidad de La Plata “reincorporar a 47 trabajadoras y trabajadores con además el pago de los salarios caídos, en un plazo de 48 horas”. La sentencia no fue cumplida hasta el momento.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias