sábado 08 de agosto de 2020 - Edición Nº3707

Sociedad | 3 jul 2020

SEXO EN PANDEMIA

Los adultos mayores y la sexualidad: el deseo sigue toda nuestra vida

La sexóloga Silvina Lizarraga habló sobre cómo se ejerce el placer en la tercera edad, que no debe ser un impedimento para tener un encuentro placentero con el otro. “Deberíamos aprender todos de la sexualidad de los adultos mayores”, aseguró.


¿Se termina el sexo cuando me jubilo? La pregunta, provocadora, fue el disparador para que la sexóloga Silvina Lizarraga inicie su habitual columna de sexo en pandemia en el programa radial de Política del Sur.

 

La relación de los adultos mayores y la sexualidad es un tema que suele pasar de largo, sobreentendiendo que a medida que las personas llegan a cierta edad, se termina el sexo. Pero esto no es así. “Se piensa que los adultos mayores no sienten nada, y es todo lo contrario, el deseo sigue toda la vida, a lo sumo se adapta a las condiciones que nuestra biología nos empieza a imponer”, explicó la especialista.

 

Para pensar la sexualidad en la tercera edad, Lizarraga propuso tres ejes: “si hay buena salud y una buena relación de pareja, y además antes disfrutaron de las relaciones sexuales, es mucho más probable que su sexualidad sea vivida en la edad adulta de un modo diferente, pero con un disfrute aún mayor”.

 

“La sexualidad sigue siendo muy ‘coitocentrista’, todo depende de la penetración, y no exploramos otros campos de la sexualidad que dan mucho placer. El adulto mayor tiene más tiempo para explorar eso, recorrer el cuerpo de una forma distinta”, destacó.

 

Una de las cosas con las que se encuentran los mayores en este camino es con otro cuerpo propio. “Hay que adaptarse al cuerpo que no es el mismo que a los 20, encontrarse con una piel arrugada, adaptarse y aceptar el paso del tiempo. Eso no significa que no pueda disfrutar las funciones que mi cuerpo todavía tienen”, dijo Lizarraga.

 

Uno de los cambios -agregó- es que muchas parejas “no buscan la penetración, sino otras sensaciones, el encuentro con el otro. Deberíamos aprender todos de la sexualidad de los adultos mayores”.

 

Sobre las dificultades que pueden aparecer, el tema de la erección en el hombre es uno de los primeros, y la posibilidad de poder ayudarse con medicamentos como el popular Viagra. “La consulta médica es fundamental, no hay ningún inconveniente que la tomen mientras sea un médico que la recete y controle cómo se usa”, explicó Lizarraga.

 

En este punto, remarcó que este medicamento “no es mágico”, como se suele pensar. “Yo puedo tomar la pastilla, pero si no tengo estímulo, contacto con el otro cuerpo a cuerpo, no me va a hacer nada. Es necesario pensar que para encontrarme sexualmente con el otro no es fundamental tener el pene erecto”, afirmó Lizarraga.

 

“Es como pasa con la comida: los adultos mayores siguen comiendo, no es que porque tienen un problema de salud o una prótesis dental dejan de comer. En el sexo es lo mismo, se adaptan para seguir disfrutando del sexo, el punto es cómo fue la sexualidad hasta ese momento”, remarcó.

 

En las mujeres, la llegada de la menopausia suele ser usada como excusa para no tener sexo, por falta de ganas. “Orgánicamente suceden cosas, pero la realidad que si esa mujer tuvo una sexualidad plena antes de ese período, puede disfrutar mucho, tiene mucha libertad para practicar su sexualidad. Lo importante es adaptarse”, concluyó la especialista.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS