lunes 25 de mayo de 2020 - Edición Nº3632

Gremiales | 22 may 2020

SEGURIDAD SOCIAL

Alivio para los gremios: giran $10 mil millones a sus obras sociales

Se oficializó el segundo rescate para el sector, con fondos de las propias entidades que estaban congelados desde 2016 por disposición del entonces presidente Mauricio Macri. Los fondos serán para atender los efectos de la pandemia y para el pago de salarios.


El Ministerio de Salud anunció el giro de nuevos recursos, esta vez provenientes de un fondo creado en 2016 con dinero de las propias obras sociales. Se trata de unos 10 mil millones de pesos del llamado Fondo de Emergencia y Asistencia, creado durante el gobierno de Mauricio Macri, que no habían sido utilizados. El dinero que el gobierno destinó originariamente para ese fin, de unos 4 mil millones de pesos, fue creciendo por los intereses financieros hasta llegar a unos 10 mil millones, que se usarán justamente para un caso de crisis del sistema, como el que se afronta por esta pandemia.

 

Antes que se declarara el aislamiento social, el gobierno a través de la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS) dispuso de un fondo especial de 7 mil millones de pesos para reforzar la seguridad social, en especial las obras sociales. En plena cuarentena, el sistema sintió el desplome de la actividad, que generó una caída notable en la recaudación de las entidades que pertenecen a gremios, ya sea por la caída salarial, las suspensiones y despidos o porque las empresas dejaron de cumplir con sus obligaciones. En algunos casos, se recaudó un 70 por ciento menos, lo que encendió las luces de alarma del sector.

 

El aporte de fondos para las obras sociales fue confirmado ayer jueves mediante la resolución 941/2020, la cual establece un “apoyo financiero de excepción” para los agentes del Seguro de Salud destinada a compensar la caída en la recaudación del mes de abril, con relación a marzo, para “garantizar el adecuado funcionamiento de los servicios de salud durante la vigencia de la pandemia del coronavirus Covid-19, así como el pago en tiempo y forma a los prestadores, indispensables para la continuidad de la atención de los beneficiarios”.

 

La medida dispone en su artículo 2° que el monto del apoyo financiero “será el resultante de la diferencia entre la suma de recursos percibidos por aportes y contribuciones previstos en el artículo 16 de la Ley Nº 23.660 (de obras sociales) y aportes del artículo 39 de la Ley Nº 24.977 (Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes) durante el mes de marzo de 2020, y la recaudación percibida durante el mes de abril de 2020, de conformidad con la información que brinde la AFIP”.

 

Es decir que el dinero se repartirá a cada obra social en función de la baja en la recaudación que figura oficialmente en los registros de la AFIP. Este punto es clave, ya que en la anterior distribución de recursos se armó una tabla que dejó a muchos dirigentes descontentos, ya que algunas obras sociales fueron beneficiadas con recursos sin un argumento que lo justifique.

 

De esta manera el gobierno lleva el alivio prometido a las obras sociales, al cual se comprometió el ministro de Salud, Ginés González García, cuando intervino en una reunión virtual de la CGT para ratificar que habría un auxilio. En el caso de la ayuda adicional que dispuso la resolución 941, esa plata servirá para pagar no sólo el sueldo a los empleados de las obras sociales, sino también todos los gastos que tengan vinculados con las clínicas, los sanatorios, los medicamentos y los gastos normales, incluso los salarios de los médicos y los enfermeros en el caso de los que posean efectores propios.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS