jueves 06 de agosto de 2020 - Edición Nº3705

Club Lanús | 22 may 2020

ENTREVISTA

Esteban Pogany: "El puesto de arquero en Lanús está cubierto por mucho tiempo"

El entrenador de arqueros en las categorías juveniles granates dialogó con Deportes del Sur y dejó su impresión sobre Juan Pablo Cozzani y Lautaro Morales, dos de los jóvenes valores que están a la expectativa por ser los dueños del arco de Lanús en el corto plazo. Además, repasó su carrera y contó cómo es ser el único instructor de arqueros en el continente.


Durante veinte años, Esteban Pogany fue arquero de primer nivel. Defendió las vallas de Independiente, Huracán, Racing Club, San Lorenzo, Banfield y Boca Juniors, entre otros clubes. Actual instructor FIFA y entrenador de arqueros juveniles del Club Atlético Lanús, dialogó con Deportes del Sur, donde explicó claramente y con precisión sus conceptos.

 

- ¿Cómo vas llevando la cuarentena a nivel emocional y psicológico, sabiendo que entrenás a los arqueros de Lanús?

- Bien, he tratado de adapatarme a estas circunstancias nuevas. Estoy preparando varios proyectos, la federación de Puerto Rico me ha encargado un curso para entrenadores de arqueros. Por la plataforma Zoom me estoy comunicando con mucha gente y además trabajando con los chicos de Lanús con los que nos comunicamos todos los miércoles. Desde la cuarta división hasta la novena y vamos planteando diferentes temas, cuestiones teóricas, de todo un poco para que estén en contacto entre ellos y con nosotros también. Además, hacen un trabajo físico porque tienen una rutina y se la dan los preparadores físicos de cada categoría.

- ¿Cómo entrenan con los arqueros en estos tiempos? La dinámica, los reflejos.

- Hoy con la pandemia no se puede hablar de un entrenamiento porque es un ciclo que no tiene final, no se sabe cuándo empieza de nuevo el torneo. Yo diría simplemente que es un mantenimiento para que te haga bien mentalmente. Por ejemplo, la velocidad de reacción se puede trabajar en lugares muy pequeños, con pelotitas de tenis rebotando contra la pared y tomándola con una mano y con la otra. Hay infinidad de ejercicios que se pueden hacer en espacios muy chicos. Lógicamente, sin hacer caídas, ir a cortar un centro impensado porque nadie tiene ese espacio. Son cuestiones de mantenimiento, más que nada.

- ¿Cómo trabajás en conjunto con Rodrigo Acosta y Sebastián Salomón en relación a los arqueros juveniles en Lanús?

- Soy el encargado del área de arqueros, así que trabajo permanentemente en todas las categorías, inclusive en reserva con Rodrigo. Hay una propuesta de parte mía, y el Club Lanús está en la misma línea, que es el aprendizaje, transmitirles y enseñarles cosas a los chicos apuntando el crecimiento y la llegada a Primera. Buscamos que vayan recogiendo la mayor variedad de gestos, habilidades motoras. Tratar de asesorarlos en todos los temas para que cuando lleguen a Primera estén lo suficientemente preparados para que no jueguen dos partidos seguidos y vuelvan a reserva. 

- En ese plano ¿Como ves la evolución de Lautaro Morales y Juan Pablo Cozzani, dos grandes valores de las selecciones juveniles? ¿Y la presencia de Guillermo Sara impide sus crecimientos?

Yo creo que en un plantel tener cinco o seis arqueros es demasiado. Cada técnico tiene su manera de trabajar y por supuesto, hay que respetarlo. En el caso de Sara, yo creo que lo mejor que le podría pasar es jugar. Tener la posibilidad en otro club porque en este momento el arco de Lanús está bien cubierto y el es un muchacho que ya ha jugado en Primera y le vendría muy bien tener continuidad. A los arqueros de Lanús que haya un hueco les permite que toda la estructura de juveniles ir subiendo a los chicos a categorías más grandes. 

- ¿Les ves proyección a Morales y a Cozzani en Lanús? Teniendo en cuenta que está Agustín Rossi y que podría volver a Boca.

- Sin ninguna duda, yo creo que son el futuro del club. Los dos están trabajando con la Primera División hace un tiempo. Los dos tienen la posibilidad de ser arqueros de Lanús, falta que perfeccionen algunas cosas que te las da el tiempo. La competencia te da el hecho de jugar seguido y jugar en Primera tiene otro ritmo, otra dinámica, otras dificultades mayores que jugar en una reserva o en inferiores. Considero que tienen futuro como varios chicos. Está Roco Ríos Novo, Tomás Cantero, se ha incorporado tambien Patricio Albornoz, a quien le veo un gran futuro. En definitiva, yo creo que hay muchos arqueros que van a estar preparados para asumir el desafío de jugar en Primera. El puesto está cubierto, así que Lanús puede estar tranquilo por mucho tiempo.

- ¿Considerás que es el momento para darle la posibilidad en Primera a Cozzani o a Morales o todavía les falta un poco más?

- Yo creo que hoy en día el coordinador de arqueros, que soy yo, tiene la función de participar en las decisiones de los técnicos y también del club. En ese sentido, la posibilidad de que Rossi se vaya está latente. Es un chico que también lo tuve en las selecciones juveniles, llegó muy joven a Boca, con poca preparación previa, y sin embargo, se banco bien a pesar de que hubo algunos partidos que la crítica lo fustigó, pero en un proceso muy rápido llegó a la Primera y ahora se asentó. Tiene la posibilidad de ir a otro lado y sin ninguna duda Lautaro y Juan Pablo están capacitados para ocupar ese lugar si les toca.

Pogany fue designado Instructor de arqueros por la FIFA. Es el único en América.

- Metiéndonos en tu carrera como jugador, tuviste la particularidad de atajar en Independiente, Racing, Huracán, Boca y San Lorenzo. ¿Cómo fue para vos haber pasado por esas experiencias?

- Para mí fue una experiencia maravillosa, la respuesta la tengo hoy. Cuando voy a las canchas, toda la gente me recuerda con mucho cariño, ni hablar la gente de Boca, que es algo increíble porque fue un lugar donde realmente jugué poco. Me reciben de muy buena manera en todos los lugares que estuve, entonces para mí es el mejor premio porque quiere decir que algo dejé en mi paso por cada club.

- Con respecto a Boca, te tocó ser parte del plantel que rompió con la malaria de once años sin ser campeón. ¿Cómo recordás esos momentos?

- Se había formado un plantel muy bueno. Tuvo esa racha positiva después de mucho tiempo, creo que fueron trece partidos que no se perdió con River, es algo que hoy sigue siendo clave para cualquiera de los equipos que hoy juegan un clásico. En ese sentido, todo el tiempo que yo estuve en Boca nunca perdimos contra River. Inclusive creo que es equipo del "Maestro Tabarez" si se sostenía en el tiempo, hubiera conseguido más logros.

- En tu primera etapa jugaste en Independiente, desde 1970 hasta 1981. ¿Cómo fueron esos comienzos en el fútbol para vos?

- Independiente fue mi casa, el lugar que me abrió las puertas para empezar a jugar al fútbol. De hecho, literalmente era mi casa porque yo vivía abajo de la tribuna cuando estaba el otro estadio, los que habiamos venido del interior éramos Bochini, Saggioratto, Carrica y yo. Vivíamos abajo de la cancha, así que imaginate el cariño y el afecto que tengo por Independiente.

- También te tocó jugar en Banfield. ¿Qué recordás de ese proceso, teniendo en cuenta que hoy sos parte de Lanús?

- Yo siempre digo que tuve un alto grado de amateur cuando jugaba, en el sentido de que cuando jugaba para ese equipo para mí era el más importante del mundo. También tenía un cierto grado de inconciencia, después de jugar en Independiente durante once años irme a jugar a Racing fue una decisión bastante descabellada. En Banfield me crucé con jugadores realmente muy buenos como era el "Pampa" Orte, Marcelo Benítez, Horacio García, muy buenos jugadores que estuvieron jugando diez años en Banfield, pero que capaz no tuvieron tanta popularidad porque no jugaron en Boca, River, equipos con mas publicidad. La pase muy bien en todos los equipos que estuve, salvo Racing que fue un club donde nunca me perdonaron que había jugado en Independiente. Me puteaban todos los partidos.

- Fuiste entrenador alterno en la Primera División de Lanús. ¿Cómo fue esa experiencia?

- Fue bárbaro. Yo empiezo a trabajar con el "Bambino" Veira en Boca, estuve siete años trabajando en el cuerpo técnico con él. Era ayudante de campo y además empecé a trabajar de entrenador de arqueros. Siento que fui un pionero en la iniciación de los entrenamientos de los arqueros. Fue muy lindo, después dejé esa actividad y estuve un tiempo dirigiendo solo. Me llaman para trabajar en los juveniles de AFA, inclusive con la Selección Mayor cuando estaba el "Checho" Batista. Después me incorporé a la FIFA como Instructor, soy el único en América, somos quince en el mundo. Soy instructor de los instructores de arqueros así que para mí es un orgullo esa distinción que me ha hecho la FIFA así que hace doce años que voy a dar cursos a otros países para capacitar a los entrenadores.

- ¿Qué opinás acerca del folclore del fútbol, donde, se dice que la Copa Master y la Copa Nicolás Leoz no tienen validez?

- Yo no estoy de acuerdo para nada. El fútbol requiere de mucho esfuerzo, entrenamientos, superar a equipos que están haciendo el mismo esfuerzo que vos para ganar. Conseguir llevarlas a tus vitrinas es siempre meritorio. Para mí cada logro que se obtiene tiene muchísimo valor. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS