lunes 25 de mayo de 2020 - Edición Nº3632

Lomas de Zamora | 20 may 2020

LAS DECLARACIONES DE MARTÍN INSAURRALDE

El homenaje a Beto Carasatorre, el dirigente lomense que “no tenía en su diccionario la palabra traición”

El intendente Martín Insaurralde encabezó el homenaje a Santiago “Beto” Carasatorre, el histórico presidente del Concejo Deliberante de Lomas de Zamora. El jefe comunal manifestó su congoja en el marco de la renovación de autoridades del Cuerpo y enfatizó “lo extraordinario y leal que fue”.


En el marco de la renovación de autoridades del Concejo Deliberante de Lomas de Zamora, el intendente Martín Insaurralde hizo especial hincapié en la figura de Santiago “Beto” Carasatorre, el hombre que estuvo a cargo del Cuerpo por más de 15 años.

“El no tenía en su diccionario la palabra traición. Beto no conocía esa palabra. Su principio de lealtad era lo primero por sobre todas las cosas. Una lealtad a un proyecto”, remarcó el mandatario lomense.

Insaurralde lo calificó de “un tipo extraordinario”, “una persona leal”, “un animal político que nación, se crió y vivió para la política”. “Ustedes saben el cariño y el amor que  Beto tenía por los vecinos de Lomas de Zamora”, remarcó ante el auditorio del Teatro Municipal en el que estuvieron presentes el presidente de la Cámara de Diputados bonaerense, Federico Otermín, y la diputada nacional Daniela Vilar junto a concejales de todos los bloques y funcionarios locales.

“Es imposible tapar el dolor pero una caricia al alma es necesaria. Ese primero de mayo  que Beto se nos fue había que tomar decisiones y la vida tenía que continuar. Como representante del Municipio, tenía el compromiso y la obligación con Lomas de Zamora pero me superó lo emocional”, remarcó Insaurralde.

El intendente lomense recordó que también pasó lo mismo que Beto en alusión a su lucha contra el cáncer. “Supe de su lucha de todos los días, desde el primer momento. En el último tiempo, hablábamos mucho, nos mirábamos a los ojos y sabíamos que comenzaba otra etapa, que tenía que ver con reconocernos y pensar en todo lo que habíamos hecho”, manifestó Insaurralde. “Empezamos a hablar de otras cosas, que tienen que ver con los afectos y los agradecimientos”, remarcó.

Y concluyó: “En este corto tiempo pero larguísimo cuando se suma el dolor de una enfermedad, lo que hacíamos era competir por quien había hecho uno más por el otro. Fue un tipo extraordinario. Quiero recordarlo por lo que fue”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS