viernes 24 de septiembre de 2021 - Edición Nº4119

Nación | 22 abr 2020

ADVERTENCIAS SOBRE RECESIÓN Y DEFAULT

Carlos Fernández sostuvo que “es imprescindible tratar de tener un equilibrio entre salud y economía”

El diputado nacional de Juntos por el Cambio y dirigente del radicalismo de la provincia de Buenos Aires manifestó sus inquietudes respecto de la situación generada por las acciones realizadas contra la pandemia. En este marco, bregó por “ir generando una flexibilización para permitir la puesta en marcha de operaciones productivas”. Se mostró distante de la posibilidad de administrar la cuarentena “por barrios”. Tambien opinó sobre la propuesta de deuda del ministro de Economía, Martín Guzmán.


Para el legislador nacional del radicalismo Carlos Fernández “es imprescindible el tratar de tener un equilibrio entre salud y economía dado que van de la mano”. Las declaraciones que emitió a Política del Sur se dieron en el marco del análisis de situación sobre los efectos de la pandemia en la económica. “Por lo tanto, estoy a favor de ir generando una flexibilización para permitir la puesta en marcha de operaciones comerciales, económicas y productivas”, remarcó.

Y advirtió: “Sino con la segunda ola de la recesión va a tener un impacto terrible”.

Consultado sobre la implementación de una cuarentena administrada por barrios consideró que la misma  en el Interior de la provincia de Buenos Aires es más fácil que en el Conurbano “por la simple razón de concentración y densidad demográfica” del segundo. “Por lo tanto, en el GBA es más difícil. La cuarentena barrial sería factible en la medida de que se cerraran los barrios con lo cual es atentarlo con la flexibilización que se plantea desde la actividad económica”, consideró.

“Por eso, la única alternativa que han desarrollado los países que han tenido éxito en esta cuestión es aumentar la cantidad de testeos”, ponderó Fernández para quien “si no se acelera el tema de los testeos será muy difícil que se pueda administrar la cuarentena”.

Deuda

Por último, sobre la propuesta del ministro de Economía, Martín Guzmán, relativa a la renegociación de deuda indicó: “Era predecible. Estaba planteado desde finales del año pasado. Cuando se mandó el proyecto de Emergencia Económica era clavado de que íbamos a terminar en esto”.

En las últimas horas, el titular de la cartera de Economía consideró que “era esperable” el rechazo cosechado entre los bonistas la propuesta argentina de reestructuración de deuda aunque siguió con su “postura firme”.

“Creo que hay que hacer todos los esfuerzo para que Argentina no entré en default, más allá del default técnico que tenemos en paréntesis de cinco semanas para hacer la negociación con los acreedores y bonistas. Será interesante llegar a un acuerdo razonable que contemple los intereses nacionales pero que no nos hagan entrar en default”, concluyó.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS