viernes 16 de abril de 2021 - Edición Nº3958

San Vicente | 17 abr 2020

CORONAVIRUS

Alejandro Belleri: “Seguimos siendo los profesionales de la salud pública los que damos respuestas”

El subsecretario de Salud de San Vicente y coordinador del Comité Covid-19 en el distrito detalló las distintas medidas que viene desarrollando el Municipio para prevenir la pandemia. Destacó el rol de los hospitales y opinó que “el principal sistema que debería ser financiado es el de la salud pública”. Además, remarcó la necesidad de pensar al Estado como “un ente de justicia social”.


Por estos días, el Municipio de San Vicente se armó un sistema de salud que, entre otras estrategias, cuenta con el Comité Covid-2019, con el objetivo puntual de tomar medidas para combatir la pandemia del coronavirus en el distrito.

 

Según explicó a Política del Sur el subsecretario de Salud municipal y coordinador de ese comité,  Alejandro Belleri, en cada localidad de la comuna se manejan con áreas rojas y verdes: rojas “para atención de infectados o posibles infectados a futuro con patología respiratoria y febril, y un centro en espejo verde”, para la atención habitual.

 

“O sea, tenemos una lógica de verde y rojo de acuerdo a los lugares donde van a circular los pacientes que están infectados y los que no”, esclareció el médico.

 

Por ejemplo, en Alejandro Korn, que es la localidad más populosa del distrito, hay dos Centros de Atención Primaria de la Salud (CAPS) abiertos: el Yapeyú, para el tratamiento de casos sospechosos o confirmados, y el Saposnik, para el resto de los pacientes. De igual manera se trabaja en el hospital municipal Ramón Carrillo, donde también funciona un comité de crisis.

 

Hasta el momento, hay dos casos de Covid-19 confirmados en San Vicente: son enfermeros que contrajeron el virus en una clínica privada de Brandsen, uno de los cuales se encuentra internado en terapia intensiva y otro con síntomas leves cumpliendo la cuarentena en su hogar.

 

Por otra parte, el funcionario remarcó que se está “haciendo mucho hincapié” en la desinfección con hipoclorito en los barrios y en el uso de las avionetas para pedirle a la población que se quede en sus casas.

 

También, comentó que se está convocando más profesionales de la salud, como “algunos enfermeros y cuatro terapistas”. Es que, indicó: “Al cerrar algunos centros, ese personal profesional y administrativo los reasignamos al resto del hospital. Estamos pensando a futuro en la posibilidad de que haya un 20 o 30 por ciento de bajas por cuarentena o por enfermedad.”

 

Otra medida que se está tomando es la preparación de cinco Centros de Internación Extrahospitalarias (CIEH), de los cuales ya funcionan dos: uno el Club Deportivo San Vicente y otro en el Club Social Alejandro Korn. “Ya contamos con más de 200 camas y quedamos para expandir hasta un total de mil camas, de ser necesario”, anticipó.

 

Sumado al trabajo para prevenir la pandemia, el Municipio también hace lo propio contra el Dengue. Según contó Belleri, hay dos casos en el distrito, una mujer y un niño de aproximadamente diez años, quienes evolucionaron favorablemente.

 

“Hemos hecho un bloqueo y desinfección en el domicilio apenas tuvimos el positivo. Por el sistema SISA (Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentino), organizamos con los promotores de salud y con las trabajadoras sociales un abordaje en el domicilio, una tarea de desinfección en cuatro manzanas”, detalló.

 

La salud pública y el Estado como equilibrador

 

A modo de análisis sobre la labor que viene desarrollando el sistema sanitario público argentino, el doctor Belleri opinó: “Si tenemos que sacar una enseñanza, es que el principal sistema que debería ser financiado es el de la salud pública, porque es el que ante las eventualidades siempre da respuesta, a pesar de que en los últimos años ha sufrido un proceso de desfinanciamiento.”

 

Y añadió: “De todas formas, seguimos siendo los profesionales de la salud pública los que damos respuesta a las necesidades de la población.”

 

Asimismo, remarcó que “ahora se pone más en evidencia que en las emergencias, en las epidemias, es importante el rol de los hospitales”.

 

En la salud pública tenemos bien aceitado el manejo de la emergencia, de la catástrofe, de ver gente en forma masiva, del trabajo sin descanso, de una situación delicada como la que estamos viviendo actualmente”, destacó.

 

Si bien Belleri -desde sus 28 años de experiencia como médico internista- consideró una “utopía” que a partir de la pandemia el paradigma en materia sanitaria pudiera cambiar a su favor, sostuvo que “en una situación en la cual la gente tiene una lógica más de mercado y de achicamiento del Estado, todo este tipo de situaciones dan claramente la pauta de la necesidad del Estado como un ente de justicia social, porque es el único que puede equilibrar la balanza entre los diferentes actores sociales”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS