viernes 07 de agosto de 2020 - Edición Nº3706

Policiales | 10 feb 2020

INDIGNACIÓN EN EL BARRIO

La Justicia liberó al vecino que asesinó de la perra “Lola”

La decisión de la fiscalía generó el malestar de la familia propietaria de la pitbull asesinada el miércoles pasado en el patio de su casa de Llavallol. Además, temen represalias del acusado.


La Justicia de Lomas de Zamora liberó al hombre de 67 años acusado del aberrante crimen de “Lola”, la perra de raza pitbull asesinada a puñaladas el miércoles pasado en el patio de su casa de la localidad de Llavallol. 

La orden del fiscal de la UFI 5 a cargo de la causa, Gustavo Caram, generó el malestar de la familia propietaria del animal, que expresó su temor ante posibles represalias del autor del hecho, que tendría antecedentes violentos en el barrio. 

Se trata de Juan Daniel Schiffini, un vecino de los dueños de la mascota asesinada, que quedó libre el jueves pasado tras ser indagado en Tribunales. “Tenemos miedo de que este tipo nefasto tome algún tipo de represalias después de la repercusión que tuvo el asesinato de Lola”, reconoció a Política del Sur Leonardo Valdés, uno de los dueños del can. 

A pesar del miedo, el joven advirtió que seguirán con las manifestaciones para pedir justicia. El viernes pasado, junto a vecinos de la zona y asociaciones protectoras de animales, realizaron un “escrache” en frente de la casa del asesino

Según consta en el informe policial del caso, Schhiffini habría atado un cuchillo a un palo de aproximadamente dos metros, utilizado como “una lanza” para cometer la cruel agresión. 

De acuerdo a su relato, “el pitbull era violento” y habría cruzado a su patio, lo que habría motivado el brutal desenlace. Sin embargo, desde la parte damnificada desmienten esta versión y afirman que la perrita de dos meses y medio fue atacada en su patio. Además, advierten que el móvil del ataque fue por un conflicto previo. 

Leonardo explicó a este medio que su familia denunció al hombre hace tres años por prender fuego el taller de su padre, y que, desde entonces, “insulta y amenaza” a su mamá. “La semana pasada, su gato pasó a nuestro terreno cuando no estábamos y Lola lo mató. Desde entonces amenazaba con matar a nuestra perra”, explicó. 

“Él aprovechó que no estábamos para matar a la perra en nuestro terreno con un palo con un cuchillo que atravesó por una ligustrina que divide las casas”, precisó. Además, aseguró que Lola, “jamás atacó a nadie” y que el hombre ya la había agredido antes. 

El hecho ocurrió el miércoles pasado, cuando los efectivos de la Comisaría de Llavallol tomaron conocimiento sobre lo ocurrido en un domicilio ubicado en Cabo Fariña al 400. La propietaria de la vivienda manifestó a los agentes que su vecino había apuñalado a su perra y que la había agredido a ella cuando fue a pedirle explicaciones. 

La policía procedió a la aprehensión del sujeto por orden de la fiscalía. No obstante, fue puesto en libertad horas más tarde, aunque no habría vuelto a su casa. 

“En su casa no están ni él ni su auto, así que seguro que se fue a vivir algunos días con algún familiar. En el barrio no queremos tener de vecino a un loco peligroso suelto”, señaló Leonardo. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS