domingo 25 de febrero de 2024 - Edición Nº1908

Policiales | 23 oct 2019

JUSTICIA

Cuatro años después, comienza el juicio por la muerte de un joven atropellado por un patrullero

Facundo Danese tenía 17 años cuando murió a causa de un accidente de tránsito el 3 de mayo de 2015 en Monte Grande. El policía acusado, Daniel Uriarte, comienza a ser juzgado a partir de hoy.


Comienza hoy el juicio por la muerte de Facundo Danese, un joven de 17 años víctima de un terrible accidente que le costó la vida: fue atropellado por un patrullero el 3 de mayo de 2015 en Monte Grande.

 

La Justicia juzga al policía Daniel Uriarte, conductor del móvil implicado en el choque, quien llega libre al banquillo de los acusados. A más de cuatro años del hecho, la familia del joven fallecido reclama que sea desafectado de la fuerza.

 

“La idea es cambiar la carátula de ‘homicidio culposo’ a ‘homicidio doloso’ y que quede desafectado de la fuerza y no pueda trabajar en ningún lado”, reclamó Roxana, mamá de Facundo, en diálogo con Política del Sur.

 

Consultada sobre las expectativas previas al comienzo de los debates, la mujer expresó no tener “confianza en la justicia”, a pesar de llegar a instancia de juicio oral. “Es sólo un paso legal, pero la verdad que no tengo fe en la justicia de este país”, lamentó.

 

“La verdad que estuvimos muy solos desde el momento cero, cuando lo mataron a Facu. Las pericias fueron realizadas por la misma policía y tuvimos que pagar peritos de parte para saber realmente lo que pasó”, recordó la mujer sobre la investigación por la muerte de su hijo.

 

“Facu tenía 17 años y un porvenir por delante impresionante, porque era un futbolista excelente en Lugano y primer promedio en el colegio. Nadie me lo devuelve a mi hijo”, reflexionó entre lágrimas.

 

El joven, que hoy tendría 22 años, salía de bailar en moto el 3 de mayo de 2015 cuando fue chocado en las calles Nuestras Mavinas y Bruzzone por un móvil policial del Comando de Patrullas de Esteban Echeverría que iba en contramano y pasó un semáforo en rojo a alta velocidad sin las sirenas encendidas. El menor salió disparado a 20 metros del impacto y el vehículo quedó incrustado en un árbol.

 

Durante la primera jornada de declaraciones, se esperan los testimonios de por lo menos cinco personas citadas a presentarse ante los jueces a cargo del proceso judicial.

 

“Agarraron a dos menores en ese momento y uno de ellos ahora se dio vuelta y declaró en contra del policía”, contó Roxana.

 

A pesar de estar implicado en una causa como presunto responsable de una muerte, Uriarte no fue desafectado y sigue cumpliendo funciones en Cañuelas.

 

“Lo lamento por sus hijos, pero no tiene que volver a trabajar en ninguna fuerza y ojalá que viva mendigando para que Facundo pueda descansar en paz”, manifestó la madre.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias