viernes 28 de enero de 2022 - Edición Nº1150

Policiales | 22 jul 2019

POLÉMICA

Amigos del obstetra acusado de abuso sexual insisten en su inocencia

Carlos Marino, médico y amigo de Pablo Ghisoni, rechazó las denuncias y sostuvo la inocencia del imputado por supuesto abuso sexual contra sus hijos. “Es un ser humano excepcional incapaz de hacerle daño a alguien”, afirmó.


Tras el fallo de la Justicia que determinó que el obstetra y ginecólogo Pablo Ghisoni seguirá detenido acusado de abusar sexualmente de dos de sus hijos, desde su entorno insisten en su inocencia y se organizan para visibilizar el apoyo al hombre, que permanece internado con custodia policial en una clínica psiquiátrica de Lomas de Zamora.

 

En diálogo con el programa radial Política del Sur, el médico Carlos Marino respaldó al acusado, a quien describió como “un ser humano excepcional”, y rechazó las graves denuncias de abuso sexual que pesan en su contra por parte de su exesposa, Andrea Vázquez. “Conozco a Pablo hace más de veinte años y sé que es incapaz de hacerle daño a alguien”, aseguró.

 

En declaraciones a este medio, el profesional contó que su amigo se encuentra medicado bajo tratamiento, debido a que “corre riesgo su vida”. Es que habría tenido un intento de quitarse la vida tras conocer la orden de detención establecida por la fiscal del caso, Mabel Lois. “Es muy doloroso que un amigo te pida elementos para suicidarse”, manifestó.

 

Consultado sobre el presunto intento de suicidio, Marino consideró que “lo que más duele es la injusticia que hay”. “Pablo siempre mostró un amor incondicional por sus hijos y por eso su lucha para rescatarlos de este demonio que tiene al lado”, remarcó, en referencia a la denunciante.

 

La semana pasada, desde el Juzgado de Garantías 6 de los Tribunales de Lomas de Zamora, la jueza Laura Ninni avaló la prisión preventiva solicitada por la fiscalía. De esta manera, Ghisoni permanecería tras las rejas hasta la llegada del juicio, a menos que la Justicia determine lo contrario o falle a favor de la apelación requerida por la defensa del imputado.

 

Esta decisión causó el rechazo entre los allegados de Ghisoni, que se organizaron por las redes sociales para pegar carteles con la leyenda “Justicia para Pablo Ghisoni” en diferentes localidades de la región, y de esa manera visibilizar el pedido para que sea liberado.

 

Marino no descartó que se haga una movilización en los próximos días y opinó que lo que le ocurre a Ghisoni es “una injusticia”. “Es una persona maravillosa incapaz de hacerle algo malo a sus hijos. Creo en la Justicia y creo en mi amigo que no se va a lastimar”, concluyó.

 

El polémico caso comenzó en 2016 con la primera denuncia de su expareja, quien lo acusó de haber abusado sexualmente de dos de los hijos de ambos. Según la denuncia de Vázquez, el imputado lo habría hecho en el tiempo en que los chicos estuvieron bajo su cuidado. Desde entonces, los menores quedaron bajo la tenencia de su madre.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias