viernes 30 de septiembre de 2022 - Edición Nº1395

Policiales | 22 may 2019

INVESTIGACIÓN

Juzgarán a excomisario de Llavalloll acusado de manejar una red de trata en Camino de Cintura

Está acusado, junto a otros integrantes de la Comisaría 4° de Lomas de Zamora, de liderar una red de explotación sexual que funcionó a lo largo de esa ruta provincial.


Un excomisario de la Policía Bonaerense será juzgado por la Justicia, acusado de liderar una red de explotación sexual que habría funcionado en Camino de Cintura durante el tiempo que prestó servicio en la seccional de Llavallol.

 

El imputado, Héctor Mario Coquean, quien estuvo prófugo desde mayo de 2017 hasta que se entregó en septiembre del año pasado, afronta la acusación por el delito de “trata de personas, en sus modalidades de recepción y acogimiento con fines de explotación, múltiplemente agravado por la situación de vulnerabilidad y cantidad de víctimas, la participación de tres personas, por ser cometido por un funcionario policial y por haberse consumado la explotación”.

 

A pedido de la fiscal federal Cecilia Incardona y la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex), la causa que investiga los hechos que se le atribuyen fue elevada a juicio. Según indica el portal Fiscales.gob.ar, Coquean, junto a otros policías que trabajaban en la misma dependencia, habrían explotado sexualmente a 19 personas, entre mujeres, transexuales y travestis, a quienes obligaban a ejercer la prostitución sobre la Ruta Provincial 4 entre febrero de 2015 y marzo de 2017, período en el cual el agente fue el titular de la Comisaría 4° de Lomas de Zamora.

 

Sin embargo, para los investigadores existirían elementos para inferir que el sistema implementado funcionó con los comisarios que lo sucedieron hasta mayo de 2017. Para la Fiscalía, la actividad continúo con las mismas características a lo largo de tres gestiones de la Comisaría investigada y contó con la colaboración, entre otros, de los respectivos jefes de gabinete, llamados “jefes de calle”.

 

Coquean, junto a otros 16 efectivos, se habría beneficiado económicamente de la explotación sexual de las víctimas. “En lo que respecta a la autoría de Coquean en los hechos descriptos, la prueba recolectada resulta contundente. A nuestro criterio, él organizó la actividad de regenteo y explotación de las mujeres, valiéndose de su condición de jefe de la comisaría zonal y delegando la tarea de mayor exposición en el personal a su cargo”, aseguraron los fiscales en su dictamen.

 

Por la misma causa en la que se encuentra Coquean, hay otros dos comisarios, dos “jefes de calle” y personal subalterno procesados con prisión preventiva y elevados a juicio en 2018.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias