miércoles 01 de diciembre de 2021 - Edición Nº4187

| 11 jul 2017

Cruje el massismo del Conurbano


Los cierres de listas dejaron más de un herido en los municipios. Las lealtades y compromisos futuros, en duda. No todo se soluciona con las colectoras.

 


Por Rubén Molina

 

Los cierres de listas, habitualmente dejan heridos y resentimientos. Ocurre en todos los partidos, y ahora en todos los frentes. Esta vez no fue la excepción. En otros tiempos, la contención estaba dada dentro de los órganos partidarios, y una interna podía resolverlo todo. Hoy, los partidos prácticamente han perdido su institucionalidad y autoridad. Las internas ya no existen y las PASO son una burla a la hora de elegir candidatos. Esa realidad quedó expuesta en los últimos días. El massismo del Conurbano es, tal vez, el mejor reflejo de aquello.


En el Partido Justicialista, el tema se resolvió con la escisión, por un lado, del Frente Unidad Ciudadana; y por el otro, el radazzismo se adueñó del sello del PJ. El radicalismo quedó envuelto en la marañana de Cambiemos y, como en los últimos tiempos, sin capacidad de acción y resolución. En el Frente Renovador, sobre todo en el Conurbano, quedaron más dudas que certezas sobre su futuro y sobre los miembros que seguirán militando para que "Sergio Massa llegue a la presidencia de la Nación en 2019".


Al igual que en el resto de los frentes, Sergio Massa resolvió que no haya compulsa interna en su espacio. De antemano había advertido que la intención era respetar los liderazgos de aquellos que habían triunfado en las PASO anterior, y así evitar las del 13 de agosto. A sabiendas de que el cierre nacional iba a ser complejo, debido a la sumatoria de los sectores del GEN de Margarita Stolbizer y de Libres del Sur, que lidera Jorge "Huevo" Ceballos, el líder del Frente Renovador quiso evitar una sangría interna.


Justamente, esas sumatorias envalentonaron a varios de sus dirigentes que se creyeron con la potestad de sumar fuerzas y enfrentar a los referenciados por Massa en los diversos distritos. El ahora precandidato a senador nacional se mantuvo en su postura y generó más de un ruido en los ámbitos locales. El frustrado acuerdo con Libres del Sur dejó con las manos vacías no solo a la dirigencia de ese sector, sino también a varios de los del suyo.


No fueron pocos los que creyeron que podían ir a la compulsa interna teniendo como aliados a Libres del Sur. Algo que finalmente no ocurrió. Así las cosas, y en la búsqueda de padrinos internos, hubo varios dirigentes en la región que forzaron los "no acuerdos". En casi todos los pueblos de la región, salvo Lanús, hubo, precisamente, desacuerdos.


Tal vez, la primera gran sorpresa fue el primer lugar en la lista seccional de Jorge D'Onofrio. El actual titular del bloque de senadores provinciales del Frente Renovador es oriundo de Pilar, perteneciente a la Primera Sección Electoral, pero será el "uno" de la Tercera. La decisión, para muchos inesperada, dejó en el tercer lugar de dicha lista al presidente del Club Atlético Lanús, Nicolás Russo. La resolución generó fastidios. Algunos en voz alta, otros por lo bajo.

 



La región

 


En lo que hace a la región, hubo más de un "incendio". Algunos se pudieron apagar con el retorno de las "colectoras". En otros distritos no hubo otra solución que dejar que el fuego se extinguiera solo. Salvo Lanús, en el resto de los distritos de la denominada "línea Roca" hubo problemas.


En Avellaneda, Almirante Brown y Esteban Echeverría habrá listas colectoras. En Lomas de Zamora habrá una sola lista, pero con mucho "ruido" de fondo.


En Avellaneda hubo consenso para ir divididos. Suena irónico, pero en este municipio, a nadie se le movió un pelo por no llegar a un acuerdo. El histórico Armando Bertolotto será quien encabece y lleve la boleta oficial de 1País. Su "archi rival" José Alessi irá con una colectora. Deberá cambiar el nombre en el ámbito local, pero no lo dejaron "tirado", ya que llevará el resto de la boleta del frente. Todos suman para Massa-Stolbizer. Habrá que ver si los números alcanzan para meter concejales por separado.


En Lanús, el acuerdo José Luis Pallares-Nicolás Russo quedó evidenciado en el armado final. Sebastián Beroldo, hombre del presidente granate, será cabeza de lista. La esposa del senador, Marcela Fernández, ocupará el lugar número dos. En esta "cobró" Russo en el orden seccional, y en la próxima seguramente será el turno del vicepresidente del bloque de senadores del Frente Renovador en la Legislatura bonaerense. Todos contentos.


En Lomas de Zamora, finalmente, la disputa entre Ramiro Trezza y Juan Carlos Véliz tuvo un contundente ganador: Trezza. Véliz pagó caro sus posturas "oficialistas" en el HCD y quedó desamparado. Sin chances de presentar boleta, ya anunció que venderá cara la afrenta. Comenzó la resistencia y adelantó su ruptura con Sergio Massa. Son dos votos perdidos en el HCD para el massimo. Véliz arrastra a María Helena Herrera, y seguramente a dos sectores que dejarán el espacio.


En Almirante Brown tampoco hubo "fumata". Lo extraño aquí fue que el ganador de la última interna fue justamente quien debía ceder su lugar: Mario Serrano. El dedo de Sergio Massa recayó en el ex intendente Daniel Bolettieri. La decisión no cayó nada bien, no solo a Serrano, sino tampoco a otro de los referentes distritales como Horacio Jerez. Si bien en este caso no hubo "portazo", no son poco los que creen que pronto lo habrá. La solución salomónica fue habilitar la colectora. Nadie quedó conforme, sobre todo porque son conscientes de que por separado va a ser difícil conseguir bancas en octubre.

 

Finalmente, Esteban Echeverría es otro de los distritos en donde habrá colectoras consensuadas. Las disputas entre Néstor Pulichino y Fernando Souza impidieron también la unidad del frente. Cada uno de ellos encabezará sus respectivas nóminas. Pulichino llevará la boleta oficial. Ganador de la última PASO y último candidato a intendente por el Frente Renovador, supo sumar al GEN, el martellismo y camioneros, entre otros. Sobre Souza surgen dudas por el accionar de su esposa en el Concejo, ya que siempre votó a favor del oficialismo. Así y todo, irá con la colectora.


Con este panorama, queda claro que la idea es sumar para arriba, en beneficio de la fórmula Sergio Massa-Margarita Stolbizer. Algo similar ocurriría con la lista seccional. El problema pasa a la hora de contar los porotos en el orden local, y sobre todo, si después de los números que dejen las PASO, todas las listas siguen en pie. Hay algo más complejo: no pocos creen que, por separado, el frente pueda acceder a bancas en los municipios.


Sin dudas, esta estrategia lo único que hará es beneficiar a los oficialismos municipales, que, a la hora de los repartos de bancas, y sobre todo de los "restos", contarán con ventaja. Es por eso que en algunos casos quedan muchas dudas sobre la procedencia del "oxígeno" que recibirán algunas colectoras del massismo. En otros, las dudas recaen sobre la continuidad de mucha dirigencia local disconforme con los cierres. Una buena elección de Massa puede borrar todo eso, una mala empeoraría las cosas.

 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS