lunes 20 de enero de 2020 - Edición Nº3506

Gremiales | 9 ene 2020

ANALISIS

Primeros cortocircuitos en la relación del gobierno nacional y los gremios

El aumento de 4 mil pesos anunciado la semana pasada generó cierto malestar en la dirigencia, que admitieron “desconcierto” por la implementación de la norma. Algunos piden adelantar las paritarias como una forma de proteger los salarios. Los trabajadores rurales se quedaron afuera del adelanto de paritaria, y se quejan.


Por:
Diego Lanese

“Estamos más alineados que nunca con el Gobierno y apoyaremos todas las políticas de reactivación económica”. De manera contundente, el dirigente camionero Pablo Moyano salió al cruce de algunas versiones sobre enojos y reproches en el sector que lidera su padre respecto de las medidas adoptadas en el primer mes de gobierno de Alberto Fernández. Los dichos del presidente respecto de las paritarias y los “pedidos desmedidos” hicieron reaccionar a Hugo Moyano, pero ahora su hijo bajó los decibeles de la tensión, algo que completó la aprobación en Santa Fe de un gremio afín, para disputar poder con uno de los espacios dentro de camioneros que no está alineado con la conducción nacional. Pero por bajo, algunos dirigentes ya expresan cierto malestar respecto de algunas medidas. Por ejemplo, admiten que hay cierto “desconcierto” con el bono de 4 mil pesos aprobado la semana pasada para privados, y que en ese caso habrían preferido adelantar la discusión salarial de este año para recuperar el poder adquisitivo.

Si bien por el momento la relación de gobierno y gremios se mantiene en sintonía, algunas señales de alerta se prendieron en las últimas horas, por diferentes medidas. En el caso del pago de un adelanto de paritarias de 4 mil pesos (3 mil en enero y mil en febrero) para los trabajadores privados, la dirigencia puso algunos reparos. Si bien consideran que sirve para intentar darle algo de aire a los asalariados, admitieron que hay cierto desconcierto en el sentido, y esperan mayores definiciones para hablar de su alcance. “Hay muchos sectores que todavía no cerraron la discusión del año pasado, hay cláusulas de revisión que ejecutar. Tenemos que esperar a ver como se acomoda la cuestión”, le dijo a Política del Sur un dirigente en estricto off. Para muchos de los integrantes de la CGT, la mejor opción era “dejar libres las paritarias para negociar los salarios de este año, adelantar la discusión, y así evitar que se junten las revisiones del 2019, los adelantos de 2020 y la nueva paritaria. Es engorroso”.  En la previo, en Azopardo esperaban una suba de entre 6 mil y 9 mil pesos, aunque desde el ámbito empresario proponían un aumento menor, dado el estrecho margen financiero que se atribuyen en la mayoría de los rubros del sector privado. Incluso el líder de la CGT, Carlos Acuña, en la previo sostuvo que no todos los sectores están en condiciones de pagar esa cifra. Otra aclaración que hizo la dirigencia sindical es que el pago será remunerativo, es decir, que sufrirá descuentos, por lo cual no legará de forma completa al bolsillo de los trabajadores.

En el artículo cuarto de la norma conocida el viernes pasado, se aclara que “quedan excluidos de la aplicación los trabajadores y trabajadoras del sector público nacional, del Régimen de Trabajo Agrario y del Régimen Especial de Contrato de Trabajo para el Personal de Casas Particulares”, es decir, las trabajadoras domésticas. La medida sorprendió. En cuanto a los empleados rurales, los gremios del sector creen que se trata de una cuestión vinculada a las particularidades del sector. “No vamos a ser mal pensados, nosotros tenemos una ley propia, y entendemos que en ese marco podemos conseguir alguna mejora”, le confió a Política del Sur una fuente del sector. En enero, muchos sectores de la producción discuten salarios cuando comienza el año, como sucede con los trabajadores de la horticultura en la provincia de Buenos Aires, que quedaron afuera del pago. Además, desde el sector recordaron que el decreto deja abierta la puerta para un futuro aumento, que podría darse en el marco de la Comisión Nacional de Trabajo Agrario. Lo mismo sucede para el personal doméstico.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS