viernes 03 de abril de 2020 - Edición Nº3580

Policiales | 7 ene 2020

CASO TERESA ACOSTA

Se salvó de milagro, pero su agresor sigue prófugo

La mujer baleada en una panadería de Ingeniero Budge fue dada de alta, pero su ex pareja sigue libre a más de un mes del brutal ataque filamado por las cámaras de seguridad del lugar.


María Teresa Acosta es la mujer que fue baleada en noviembre pasado por su ex pareja dentro de una panadería de Ingeniero Budge. Pasó más de un mes del brutal ataque, aunque su agresor, Alfredo Falcón (65) sigue prófugo y se desconoce su paradero.  

En diálogo con Política del Sur, su familia expresó su malestar ante la falta de avances en la investigación. “Mi hermana salvó su vida de milagro, pero mientras tanto, ese asesino sigue libre”, manifestó su hermana Rosa Acosta

La víctima salvó su vida de milagro y tuvo que atravesar varias operaciones a causa de una herida de bala en el tórax. Después de estar internada en grave estado, fue dada de alta hace tres semanas y hoy trata de rehacer su vida en su casa, aunque el miedo sigue latente ante la falta de novedades sobre Falcón. 

“No sabemos nada sobre ese infeliz, que sigue prófugo mientras mi hermana se recupera”, contó Rosa. 

El autor de la brutal agresión fue identificado gracias a las cámaras de seguridad del local comercial. Falcón fue filmado cuando bajó del colectivo y siguió a Acosta hasta la panadería La Poro, ubicada en pleno centro comercial de ingeniero Budge, donde le efectuó un disparo de arma de fuego ante la presencia de clientes y personas que vieron como escapaba caminando del lugar. 

Debido a las sospechas de que se escondía en la zona, la Policía realizó varios allanamientos, pero sin resultado positivo. 

El hecho ocurrió el sábado 16 de noviembre en Claudio de Alas y Recondo, frente a los clientes del negocio que presenciaron el brutal ataque. Acosta trataba de escapar de su atacante cuando fue acorralada y herida. 

De acuerdo al testimonio de su hermana a este medio, Teresa había denunciado por violencia de género en reiteradas ocasiones a Falcón, por quien pesaba una restricción perimetral. La relación se había terminado hace dos años. Sin embargo, las amenazas y agresiones continuaron. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS