lunes 24 de febrero de 2020 - Edición Nº3541

Provincia | 16 dic 2019

LA SEMANA

No aclaremos que oscurece en la región

Poco a poco, la región va dando a conocer a los hombres y mujeres que se sumarán al proyecto de Alberto Fernández y Axel Kicillof. Un intendente dejaría su cargo. Las derrotas disparan internas previsibles.


Por:
Ruben Molina

Una nueva etapa política comienza en la Argentina y la provincia de Buenos Aires. Se renuevan expectativas. El peronismo retoma el poder en medio de una crisis económica que no parece tener fin para los argentinos.

Con algunas caras nuevas y otras ya conocidas, el gobierno de Alberto Fernández ya dio sus primeros pasos. Algo similar, pero un poco más rezagado, ocurre con Axel Kicillof. Aún restan definir algunas cuestiones, sobre todo en materia de cargos y nombres. La región está atenta a ello. 

Pero mientras los ganadores miran con expectativa este nuevo ciclo, los perdores comienzan a reacomodarse y a ubicarse en su nuevo rol: el de oposición. Dicha situación provoca el replanteo de muchas cuestiones. Algo de eso comienza a ocurrir en Juntos por el Cambio, donde las internas comienzan a aflorar.

 

Los intendentes

La asunción de Alberto Fernández dejó en claro que el poder de los intendentes peronistas del Conurbano se verá reflejado en su gabinete a través del ex mandamás de San Martín, Gabriel Katopodis. Pero no será el único nombre en representación de los jefes comunales del PJ que ocupará un lugar de relevancia. Por estas horas, suena como prácticamente un hecho que el intendente de Almirante Brown, Mariano Cascallares, secundará a Katopodis en el Ministerio de Infraestructura.

La información no es oficial, pero es prácticamente un hecho que Cascallares será el "dos" en un área muy sensible: la que tiene a cargo la obra pública de la nación.

La decisión no sorprendió al peronismo browniano, que desde hace un tiempo venía masticando dicha posibilidad, aunque las miradas apuntaban más bien hacia La Plata que a la Ciudad de Buenos Aires.

El hombre que lo reemplazará será el ex titular del Concejo Deliberante Juan José Fabiani. 

En la intimidad, todos reconocen que el "jefe seguirá siendo Mariano", pero para la cotidianeidad habrá una mesa chica conformada por un grupo de jóvenes dirigentes que desde hace un buen tiempo vienen acompañanado a Cascallares en la gestión local.

De más está decir que Cascallares pedirá una licencia, la cual será tratada el próximo jueves.

Pero el intendente de Almirante Brown no será el único con destino nacional. Por estas horas también se confirmó a Edgardo Depetri, el excandidato a jefe comunal de Lanús, como subsecretario de Obras Públicas. En tanto que Gonzalo Calvo irá al área de Desarrollo Social junto a un dirigente en ascenso y armador del ParTE bonaerense, Hernán Torres Guerrero, quien recalará en la Subsecretaría de Articulación y Comunicación Comunitaria.

LEER MÁS: Kicillof designó al Secretario de Obras Públicas de Avellaneda para ocupar un cargo provincial

Seguramente, más nombres irán sumándose a la lista. Aunque de lo que a esta altura no quedan dudas es que en la provincia hubo "olor a poco" para los intendentes justicialistas. Al menos en las primeras líneas del gabinete de Axel Kicillof no aparece ningún nombre vinculado a los alcaldes de la región. Tal vez el más destacado, hasta el momento, sea el del secretario de Obras Públicas de Avellaneda, Ariel Lambezat, quien se hará cargo de la nueva Subsecretaría de Infraestructura Escolar bonaerense.

Los intendentes, a la luz del aporte electoral realizado en noviembre, tenían aspiraciones de ocupar lugares más importantes dentro del nuevo gobierno provincial. Una de las fichas estaban puestas en el área de Seguridad. Finalmente, Sergio Berni ocupará dicho lugar.

Hace una semana hubo un encuentro en el Jagüel entre Kicillof y los mandatarios municipales. Allí, el flamante gobernador les explicó la estrategia y, a modo de autocrítica, enfatizó la idea de que el formato de gestión que venía desarrollando el peronismo en la provincia había fracasado.

Ese fue el principal argumento esgrimido por el mandatario provincial para justificar un gabinete más bien técnico y con mucho aroma a "ultra K". Los intendentes dieron el okey, públicamente no hubo reproches, pero al final no hubo foto con Axel. La grada prevista para la fotografía grupal quedó sin usar.

Una señal similar hubo en la Legislatura bonaerense. El Gobernador rompió con el esquema de la doble firma existente en la Cámara baja. Las internas del peronismo obligaron a un nuevo modelo de "triple firma" en el que el equilibrio pasara por los intendentes (Federico Otermín); el kirchnerismo (Carlos "Cuto" Moreno) y la oposición (Adrián Urreli-PRO).

El peronismo amagó con retener la doble firma para su espacio, pero el desafío de Juntos por el Cambio de entorpecer la tarea legislativa (tiene la mayoría en el Senado) hicieron rever la postura, aunque dejaron en claro los roces internos existentes en el Frente de Todos.

LEER MÁS: Otermín asumió como presidente de la Cámara de Diputados bonaerense

La interna

Mientras el "Juego de Tronos" se va desarrollando en el orden nacional y provincial, en la región también ocurren cosas. Es sabido que las derrotas dejan en evidencia las diferencias internas que muchas veces, durante la efervescencia de la contienda electoral, quedan a un lado. Pero luego, y a la luz de los resultados, saltan a la vista. Eso es lo que ocurre en Lanús con el Frente de Todos y en Lomas de Zamora con Juntos por el Cambio.

En el primero de los casos, la "no novedad" de la semana fue la ratificación del apoyo del Frente Renovador al "amarillo" Marcelo Rivas Miera al frente del HCD. En definitiva, el espacio que lidera Nicolás Russo no hizo más que ratificar lo que ya había adelantado semanas atrás: por una cuestión de "usos y costumbres", apoyaría para la presidencia del Cuerpo al candidato del intendente ganador.

LEER MÁS: Grindetti asumió su nuevo mandato y Rivas Miera será otra vez presidente del Concejo


Del otro lado hubo mucha bronca, pero también la sorpresa de que Gabriel Sandoval tendrá su propio bloque. Con lo cual el peronismo tendrá cuatro interbloques. De fondo, el duelo entre Darío Díaz Pérez y Nicolás Russo promete ofrecer varios capítulos más a esta columna.

En Lomas de Zamora, el bloque de Juntos por el Cambio definitivamente explotó. La semana pasada Política del Sur había adelantado la "fuga" del radical César "Charo" Bértoli. El viernes, finalmente se confirmó otra ruptura: los PRO Silvia Sierra y Gustavo Ganchegui; la radical Graciela Andrada; y el "lilito" Jorge Villalba. Los ediles rompieron con el mercurismo. Sierra ocupará la presidencia del nóbel bloque.

Pero el dato más elocuente que circula por estas horas es que Diego Cordera también habría confirmado su salida del bloque, en este caso para sumarse al Frente de Todos. Después de tantos años de caminar a la par, Diego Cordera toma distancia de Gabriel Mercuri y del espacio que lidera el legendario Osvaldo Mercuri. 

Si bien la decisión se venía procesando desde hacía un buen tiempo, todo indicaba que su confirmación sería recién en marzo. Los tiempos se adelantaron, y tal vez allí estuvo el justificativo para que el radical Bértoli definiera su ruptura.

Como están los números, y de confirmarse la decisión del massista Ramiro Trezza de sumarse al bloque oficialista, al insaurraldismo le estaría faltando sólo un edil para tener los dos tercios el Concejo. ¿Teléfono para Bértoli?

LEER MÁS: Coletta anunció que el radicalismo tendrá su propio bloque en el Concejo Deliberante

Pese al panorama optimista para Martín Insaurralde en el Concejo Deliberante, por estas horas hay mucha incertidumbre en los funcionarios lomenses. El Intendente aún no ha confirmado gabinete, aunque los rumores son muchos. Desde enroques hasta creación de nuevas secretarías, las versiones afloran por doquier.

Un dato que no es menor y vale la pena destacar es que en mucho de las decisiones a tomar incide el estado de salud del actual presidente del HCD, Santiago Carasatorre

Esta semana se llevará a cabo la última sesión del año del Concejo Deliberante lomense. Dificilmente Carasatorre puede presidirla. El lunes pasado se realizó la jura de los nuevos ediles y sólo se eligió el presidente del Cuerpo, el resto de las autoridades quedaron pendientes. Inclusive las presidencias de las bancadas. 

A esta altura, debería estar definida la mayoría de las cuestiones: desde delegaciones municipales hasta secretarías.

Algo que llama la atención por estas horas es el destino final del todavía jefe de Gabinete municipal, Guillermo Viñuales. Se lo menciona como posible sucesor de Carasatorre en el Concejo, pero también suena para un cargo provincial e inclusive para la continuidad de su actual cargo.

Por ahora, para muchos, continúa la espera y la expectativa de cómo se rearmará el tablero polítíco de Lomas de Zamora. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS