miércoles 11 de diciembre de 2019 - Edición Nº3466

Lanús | 22 nov 2019

ROMPIO EL SILENCIO

Depetri denunció "campaña sucia" y cuestionó que se hablara de Díaz Pérez para "polarizar la elección"

Aunque el excandidato a intendente de Lanús por el Frente de Todos, Edgardo Depetri, remarcó que hubo “una campaña embarrada” contra su figura y su espacio por parte del oficialismo, consideró que en la derrota influyeron distintas cuestiones y prefirió no “echar culpas” ni “subestimar” el voto de los vecinos.


A casi un mes de la inesperada derrota en las elecciones generales, el excandidato a intendente por el Frente de Todos en Lanús, Edgardo Depetri, rompió el silencio y analizó su derrota en manos del líder de Cambiemos a nivel local y jefe Comunal reelecto, Néstor Grindetti.

 

El concejal con mandato hasta 2021 habló de "campaña sucia" por parte del oficialismo local y se sumó al reclamo de que la justicia electoral investigue el proceso el electoral para determinar si hubo irregularidades.

 

En este sentido aseguró que de parte de Juntos por el Cambio “hubo mucho apriete, despidos del personal, promesas, reparto de recursos”, sumado a que ese frente habría adoptado “una estrategia muy bien armada” para, entre otras, pedir que muchos vecinos no pudieran votar al momento de llegar a las mesas.

 

“La campaña estuvo muy embarrada, nosotros elevamos a la justicia electoral infinidades de casos de compañeros que no pudieron votar. Eso no justifica, ni impugna ni deslegitíma el resultado electoral pero se debe investigar”, resaltó Depetri.

 

Al tiempo que también se refirió a algunas “mentiras” que circularon durante el período entre las PASO y las Generales: “Ellos decían que por ejemplo yo iba a construir casas en el Parque Eva Perón, que es el pulmón verde más grande la ciudad. Eso es la campaña sucia".

 

El dirigente social también cuestionó la estrategia de Cambiemos de pegar su figura a la del ex intendente Darío Díaz, lo que interpretó como una forma de “polarizar la elección” entre la gestión anterior y la actual.

 

“Darío no fue candidato y más allá del análisis del costo que tuvo, políticamente para no se puede cuantificar ni medir el efecto que tuvo”, advirtió.

 

El concejal de Unidad Ciudadana-Frente para la Victoria aceptó además que “hubo un crecimiento del voto del vecino de Lanús que puede discernir entre candidatos locales y candidatos nacionales y provinciales”.

 

Como consecuencia de eso, reconoció: “Más allá de la caracterización que podemos hacer del proceso electoral, está claro que hubo una voluntad mayoritaria del pueblo de Lanús de seguir sosteniendo la Intendencia local, de priorizar con su voto la reivindicación de Grindetti”.

 

Igualmente, no subestimó el resultado que obtuvo el Frente de Todos en el distrito y consideró que la “nacionalización” del proceso electoral que llevó adelante su espacio, obligó al intendente Néstor Grindetti a “abandonar a Macri y Vidal” y promover el corte de boleta a favor de Fernández y Kicillof.

 

Asimismo, indicó: “Es un aprendizaje también en nuestra conducción. Y tampoco me salgo de la crisis de la representación, mi candidatura es probable que en ese análisis no colmó las expectativas de un conjunto de la sociedad y optó por Grindetti.”


 

 

 

Pases de factura

 

Edgardo Depetri negó “absolutamente” que otros dirigentes del Frente de Todos que en las PASO compitieron con él “hayan tirado para atrás la elección”. Es que, la misma noche de las generales, cuando ya se supo que Grindetti había dado vuelta los resultados que sacó en agosto, hubo discusiones fuertes y pases de factura en el búnker del Frente de Todos por cómo se comportó cada dirigente durante la campaña.

 

Al respecto, el excandidato manifestó que “uno no puede conducir a todos, pudo haber habido algún dirigente que trabajó a desgano, pero eso le hubiese pasado a otro compañero si el resultado de las PASO decía que ganaba De Gennaro, Balladares o Verónica”.

 

 

 

Lo que viene

 

En otro orden, adelantó que, si bien su intención es “seguir trabajando y militando en Lanús”, está “evaluando algunas iniciativas de trabajo a nivel nacional”, lo cual, en caso de que se dé, debería dejar la banca en el Concejo Deliberante y asumiría en su reemplazo Marcela Barberio.

 

Por lo pronto, aseguró que quiere “defender la unidad del bloque del Frente de Todos”, teniendo en cuenta que el Frente Renovador trabajará como un interbloque.

 

También, se refirió a las aspiraciones del dirigente del Frente Renovador y concejal electo Nicolás Russo de ir por la Intendencia de Lanús en las próximas elecciones.

 

Sobre ello, expresó que “está lejos todavía ese escenario, pero el que quiera plantear esa decisión, tiene todo el derecho de hacerlo, y más Nicolás, que bajó su candidatura a intendente por el Frente Renovador para venir a la unidad, y tengo todo el agradecimiento”.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS