viernes 06 de diciembre de 2019 - Edición Nº3461

Racing | 11 nov 2019

SUPERLIGA

La ilusión viaja en Globo

Racing fue superior a Huracán, le ganó por 1-0 en el Cilindro de Avellaneda con gol de Nicolás Reniero y se prendió en la pelea de la Superliga. La Academia llegó a los 24 puntos y vuelve a soñar.


Mérito principal entre la suma de méritos que acumuló Racing para meterse nuevamente en la pelea grande del campeonato. La convicción para jugar mirando el arco de enfrente resultó la gran virtud de un equipo que otra vez se hizo fuerte de local y que otra vez le apunta al título. En el Cilindro y ante Huracán, la Academia se impuso por 1-0 y se sacó de encima la racha de dos presentaciones sin victorias. Y así, con 24 puntos en la mano y la punta ahí nomás, el sueño recobra vida.

No le fue fácil al conjunto que dirige Eduardo Coudet romper el cerco planteado por la visita. Tan cierto es que dispuso del campo y de la pelota como que le faltó claridad en la zona de gestación para poner a sus delanteros de cara a Antony Silva. Sobre el sector de Iván Pillud se concentraron los avances, pero las dos líneas de cuatro de camiseta roja se las arreglaron para obstaculizar las asociaciones en espacios reducidos. Tampoco pudo por arriba quebrar el anfitrión a un adversario astuto para aglutinar gente alrededor de su arquero. En ese escenario, en el que casi no hubo chances de riesgo, pareció lógico que se retiraran en cero al descanso.

Racing salió con mayor ímpetu para el complemento. Ingresaron Nicolás Reniero y Darío Cvitanich para sumar poder de fuego adelante. Pero el entusiasmo y la energía se iban diluyendo con el correr de los minutos. Por contrapartida, Huracán comenzó a animarse un poco más y en el minuto 28 tuvo una chance inmejorable, situacion para adelantarse en el marcador: Gabriel Arias tapó un mano a mano soberbio ante el ingresado Juan Vieyra. Clave.

Los goles que se pierden en un arco, tan sólo tres minutos después, un centro desde la derecha fue cabeceado por Cvitanich, el arquero Silva lo tapó, dejo el rebote alto y allí fue Nicolás Reniero para empujarlo al gol. Explotó el Cilindro. Desahogo.

Los minutos finales fueron algo descontrolados. Coudet dispuso del ingreso de Mauricio Martínez para ganar algo de contención en el medio. Huracán se desesperó y en una sola jugada perdieron la cabeza dos de sus defensores. Por agresión, se fueron expulsados Carlos Araujo y Lucas Merolla.

Ganó Racing y sigue en la pelea. Se acercó a los punteros y aún queda poco menos de medio campeonato por jugar. Tres partidos más antes de cerrar el año.

En la próxima jornada visitará a Talleres en Córdoba, esperando poder saltar a la punta, que ahora es propiedad de Boca, Argentinos Juniors y Lanús. Sólo un punto lo separa de la cima y lo mantiene con la ilusión de luchar por el bicampeonato.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS