domingo 17 de noviembre de 2019 - Edición Nº3442

Gremiales | 7 nov 2019

SALUD EN CRISIS

Estatales bonaerenses en alerta por recortes en la atención de la obra social IOMA

Los gremios de la administración pública afirman que peligra la atención médica por una decisión unilateral del organismo. Además, se cortaría la cobertura de medicamentos en farmacias, y los centros de diálisis reclaman por una millonaria deuda. Afirman que el futuro gobierno tendrá “tierra arrasada” en la entidad.


Por:
Diego Lanese

Luego de la derrota electoral de María Eugenia Vidal, los gremios estatales comenzaron a buscar canales de diálogo con el electo gobernador Axel Kicillof para que, una vez que asuma, el 10 de diciembre, comience a dar respuesta a sus reclamos. El tema salarial es primordial, ya sea para los sectores que todavía no firmaron paritaria -como los judiciales- como para quienes quieren que se activen las cláusulas de revisión, para evitar que la inflación se termine de “comer los incrementos”.

 

Además, los sindicatos vienen reclamando que se ponga atención en lo que sucede en el IOMA, la obra social provincial, que viene teniendo serios problemas en materia de atención. Esta semana, por ejemplo, la propia entidad decidió anunciar el final del contrato con los médicos, lo que pone en peligro la cobertura de millones de estatales. Asimismo, por deudas en las prestaciones, las farmacias y los centros de diálisis podrían dejar de atender a los afiliados.

 

La situación del IOMA no es nueva, pero desde que el oficialismo perdió las elecciones, comenzó a empeorar, lo que puso en alerta a los estatales.

 

Esta semana IOMA anunció que en 60 días se romperá el contrato con los médicos de la Agremiación Médica Platense (AMP), en el marco de un largo conflicto por el valor de los bonos.

 

Los profesionales que pertenecen a la AMP y la Concertación de Entidades Médicas Independientes Bonaerenses (Cemibo) subieron hace unos días los bonos B y C que pagan los afiliados de manera unilateral, y para protestar, la obra social romperá el vínculo en dos meses.

 

Si no hay un nuevo contrato, los afiliados perderán la atención de especialistas médicos. Ante esta situación, incluso el defensor del Pueblo bonaerense, Guido Lorenzino, reclamó que se “tomen todas las medidas necesarias para que el conflicto no afecte la cobertura de los afiliados” de la entidad.

 

Según fuentes de los gremios estatales, la medida afectará primero a afiliados de la zona de La Plata y alrededores, unos 300 mil afiliados.

 

En el IOMA afirman que “la situación no llegará a mayores”, pero acusan a los médicos de “tomar a los afiliados como rehenes”. “Vamos a hacer valer el derecho que nos da el contrato para frenar el aumento abusivo”, le dijeron a Política del Sur desde la obra social. Pero los gremios creen que existe una “retirada” por parte de la entidad luego de las elecciones perdidas.

 

Algo similar piensan los farmacéuticos bonaerenses, que vienen reclamando una millonaria deuda, que ya alcanza los 400 millones pesos.  

Las farmacias no cobran las recetas dispensadas en julio y agosto, y aseguran que el sistema está al borde del colapso. La situación no es nueva, y antes de las elecciones hubo reclamos, pero luego de la votación, “no hay ningún tipo de diálogo”.

 

“Nadie se hace cargo ni atiende los reclamos. Estamos ante un instituto sin respuestas”, sostuvo una fuente del Colegio de Farmacéuticos de la provincia de Buenos ante la consulta de Política del Sur.

 

Por el momento, la opinión mayoritaria de las farmacias es mantener la atención -es decir, la venta de medicamentos con descuentos-, pero en algunas localidades la paciencia se va acabando.

 

“Muchos lugares no pueden sostener con su propia plata la atención, teniendo en cuenta que los tratamientos se pagan a las droguerías a los quince días. No sería raro que comiencen a cortar la cobertura”, agregó la misma fuente.

 

Otro sector que está en la mira es el que permite a pacientes dializarse. Son 5.000 personas para quienes corre peligro la atención por la deuda millonaria que IOMA mantiene con los prestadores privados. 

 

La Asociación Regional de Diálisis y Trasplantes Renales de Capital Federal y provincia de Buenos Aires (ARD), una de las tres que reúne a los prestadores privados, advirtió que en los próximos días se podrán paralizar los servicios.

 

“Se debe encontrar una solución porque se trata de una cuestión de vida. Una persona que no realiza su tratamiento de diálisis un día, corre riesgo”, advirtió el defensor adjunto bonaerense en Derechos Humanos y Salud, Marcelo Honores.

 

Incluso, uno de los gremios denunció que en estos cuatro años, el gobierno de Vidal le pagó deuda al gobierno de la Ciudad de Buenos Aires por supuestas prestaciones que no estaban debidamente acreditadas, algo que generó la protesta del representante de Suteba en el directorio.

 

Según informó la vocal Paula Espiño, esta semana se logró impedir el desvío de fondos millonarios del IOMA hacia el gobierno porteño, por juicios que datan del 2009/2013 y 2014/2015 que “ninguno posee sentencia”.

 

“El gobierno de CABA emitió distintos certificados de deudas sin tener ninguna validación por parte de la obra social”, denunció el gremio docente, que frenó el pago de “una deuda no consolidada y de dudoso origen”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS