miércoles 17 de julio de 2019 - Edición Nº3319

Opinión | 25 jun 2019

ANÁLISIS

Ganadores y perdedores en la rosca del Conurbano por el armado de las listas

Los intendentes y principales referentes de la región debieron exigir el ingenio para dejar contentos a todos los sectores. Los claroscuros de una rosca que dejó mucha tela para cortar.


Por:
Ruben Molina

Los jugadores están en la cancha y ya no hay lugar para las especulaciones. La región puso a sus mejores exponentes para una contienda electoral que promete ser de final imprevisible en el orden nacional y provincial, y con algunas certezas en la región. Con los casilleros ocupados y prácticamente confirmados (los tiempos electorales habilitan, por unos días más, la posibilidad de cambios y enmiendas), sólo resta el comienzo de la campaña y finalmente las PASO del 11 de agosto.

 

Esta primera etapa del proceso electoral dejó varias conclusiones en la región. Como de costumbre, en este tipo de compulsas siempre están los beneficiados y los no tanto. No sería adecuado hablar de ganadores y perdedores, pero lo cierto es que no todos quedan en un mismo pie de igualdad. Algunos terminan con una sonrisa y otros con gestos adustos. Vayamos por partes.

 

Avellaneda

 

Por el Frente de Todos, Jorge Ferraresi armó una lista heterogénea, en el que todos los sectores pudieron colocar a sus referentes. Hay de todos los colores, incluso del massismo y el felipismo. Sin dudas, puede ser considerado uno de los intendentes del Conurbano que más abrió su lista al Frente Renovador: el influyente Armando Bertolotto seguramente volverá a ser parte del Concejo Deliberante.

 

Por su parte, en Juntos por el Cambio se confirmó la supremacía radical. Lo veníamos anunciando desde hace un buen tiempo: el alejamiento de Gladys González generó un desbande en el PRO. La UCR se quedó no sólo con el candidato a intendente, Luis Otero, sino también con los principales lugares de la lista de concejales. Alguien del que se esperaba mucho y al final se quedó sin nada fue Baldomero “Cacho” Álvarez. Se lo mencionaba en un lugar destacado en la lista seccional. Finalmente, no figura.

 

En el lavagnismo, en tanto, la decisión de propiciar internas provocó la irrupción de dos listas. Todas las miradas apuntan a Hilda “Chiche” Duhalde, quien resolvió que haya compulsa en todos los pueblos menos en Lomas. Habrá que ver si la jugada termina siendo acertada.  

 

Lanús

 

Néstor Grindetti armó una lista en la que dejó conforme a todos y hasta se dio el lujo de sumar a más peronistas: el quindimilista Omar López ocupará el quinto lugar como concejal. Habrá sido la gran sorpresa por el lado de Cambiemos, debido a que seguramente el hombre de Monte Chingolo volverá a ocupar una banca.

 

Sin dudas, la decisión de conformar una lista de consenso en el PJ no dejó a todos conformes. La candidatura de Edgardo Depetri terminó por derrumbar las aspiraciones de Julián Álvarez. Tal vez el único que pudo esbozar una sonrisa fue Nicolás Russo, quien ocupará el primer lugar en la nómina de concejales.

 

Otro que puede darse por satisfecho es Darío Díaz Pérez, debido a que su esposa, la diputada provincial Karina Nazábal, será edil y mantendrá a Roberto Crovella en el Consejo Escolar. Pero la alegría no es duradera, ya que tres dirigentes desafían la “unidad” y presentaron boleta: Verónica Dell’Anna, Agustín Balladares y Víctor De Gennaro aspiran a dar pelea en las PASO. ¿Les darán la boleta corta?

 

Los que sí tendrán baile son los de Consenso Federal: tres listas. De consenso, poco y nada. La situación provocó un paso al costado de Heriberto Deibe, quien era uno de los principales operadores de la movida lavagnista en el distrito.

 

Lomas de Zamora

 

Martín Insaurralde, fiel a su estilo, sorprendió con una lista que será encabezada por el titular del HCD, Santiago Carasatorre. La sorpresa no es el nombre, sino la forma. En la previa se lo ubicaba mucho más atrás. Finalmente, el jefe comunal armó una lista “pura” en sus primeros lugares. Incluso, ubicó en el tercer lugar a su jefe de Gabinete, Guillermo Viñuales. Tal vez el más debilitado sea Federico Otermín, del que se esperaba más presencia.

 

El Intendente trató de dejar a todos contentos y con pilas para la elección que se avecina, que en Lomas de Zamora será muy peronista. Los candidatos a intendente y a concejales de los principales frentes vienen del peronismo (Insaurralde, Mercuri y Amalvy). Pero como es habitual, y tratándose del PJ lomense, no todos pueden quedar conformes. Juan María Viñales y Pablo Paladino, por ejemplo, presentaron sus respectivas listas a la espera de la confirmación de una PASO.

 

Por el lado de Juntos por el Cambio, finalmente hubo humo blanco. El mercurismo, luego de fuertes presiones en La Plata, cedió a las pretensiones del radicalismo y dejó el tercer lugar para César Bértoli. El oficialismo de la UCR lomense pudo esbozar una sonrisa en medio de una increíble disputa interna. El PRO quedó relegado al cuarto lugar: Silvia Sierra quedó en la zona gris. El malestar con el mercurismo es grande por parte de la dirigencia macrista bonaerense. La decisión del “clan Mercuri” de hegemonizar la lista local generó una fuerte reacción que podría llegar a provocar consecuencias negativas a futuro en el acuerdo que el PRO tiene en el territorio con la familia.

 

El lavagnismo, hegemonizado por el duhaldismo, conformó una lista de unidad bien peronista. Cecilia Tavano irá al frente en la lista de concejales, acompañada por el margarito Luis Figuerón. Hilda “Chiche” Duhalde, que será candidata a senadora provincial, armó una lista bien peronista en Lomas. ¿Alcanzará para restarle a Insaurralde?

 

Almirante Brown

 

En Brown tampoco hubo grandes sorpresas. Mariano Cascallares armó una lista bien oficialista. La reelección de Juan Fabiani en el Concejo Deliberante y el respaldo a varios funcionarios es el signo distintivo. Recién se visualiza a un massista en el noveno lugar: Mario Serrano. Con un poquito de ayuda, y varios concejales electos que den un paso al costado para seguir en la gestión, puede ser que ocupe una banca.

 

En Juntos por el Cambio se cumplió aquello de que “el que ríe último...”, porque Carlos Regazzoni, a pesar de las objeciones, se salió con la suya: será candidato en una única lista. Sus adversarios se quedaron con las ganas. Ni Mirian Niveyro ni el radical Sergio Guerriere pudieron armar una lista opositora.

 

En tanto que en el lavagnismo hay olor a Cascallares. El giustozzismo residual logró colarse en la nómina, y en los lugares más destacados habrá gente con buena sintonía con el oficialismo municipal.

 

Esteban Echeverría

 

Finalmente en Echeverría hubo sorpresas. Fernando Gray armó una lista muy propia sin nombres rotulantes. Abrió su boleta para el massismo pero no pudo evitar el desafío interno. Al menos una lista se presentó con aspiraciones a participar en situación de PASO dentro del Frente de Todos.

 

En Juntos por el Cambio tampoco hubo muchas novedades. El acuerdo PRO-UCR sigue en pie y Evert Van Tooren dejó a todos felices. El dirigente radical Roberto Leonis volverá al llano, cumplió con su promesa de no repetir en el Concejo, pero se quedó afuera del armado seccional. En definitiva, está claro que la pelea de fondo será Gray versus Van Tooren.

 

Los lavagnistas, al igual que en la mayoría de los otros pueblos, iría a internas con tres listas, algo que al cierre de esta edición aún no estaba confirmado y prometía tener varios capítulos más antes de su resolución.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS