martes 16 de julio de 2019 - Edición Nº3318

Lomas de Zamora | 14 may 2019

INFRAESTRUCTURA

Estudiantes del ENAM marcharon para exigir mejoras edilicias

Señalaron que hay aulas donde se filtra el agua y ventanas rotas tapadas “con cartones o sábanas” para que no entre frío.


Estudiantes de la Escuela Normal Antonio Mentruyt (ENAM) de Banfield marcharon ayer al Consejo Escolar y a la Jefatura Distrital de Lomas de Zamora para exigir que los gobiernos provincial y municipal realicen mejoras edilicias en el establecimiento.

Los alumnos confeccionaron un petitorio que especifica cuáles son los principales problemas: aulas que se llueven porque hay "agujeros" en los techos, ventanas sin vidrios, puertas rotas o sin picaporte y falta de estufas en el sector del jardín de infantes.

La movilización comenzó a las 9.30 en la puerta del colegio. Decenas de alumnos, acompañados por padres, docentes y representantes de Suteba marcharon por la avenida Hipólito Yrigoyen hasta el Consejo Escolar. Allí les dijeron que la presidenta María de los Ángeles "Branky" Kosinovic llegaría alrededor de las 13, por lo que los estudiantes decidieron ir mientras tanto a reclamar a la Jefatura Distrital, que depende de la Provincia de Buenos Aires.

Las autoridades de la Jefatura "se comprometieron a hablar con el Consejo Escolar y a mandar a personas de infraestructura al colegio para ver si está en condiciones de dar clases", explicó la alumna Milagros Juárez.

Finalmente, los estudiantes regresaron al Consejo, pero no se pudieron reunir con Kosinovic porque no estaba presente, pero le dieron un plazo de 48 horas para que vaya al colegio y explique cuándo comenzarían los arreglos.

En el establecimiento funcionan una escuela primaria y secundaria, el Instituto Superior de Formación Docente (ISFD) 102 y un jardín de infantes. Los problemas edilicios afectan a todos los niveles.

La presidenta del Centro de Estudiantes de la secundaria aseguró que los estudiantes entregan petitorios desde "hace dos años" para resolver la situación. "Faltan ventanas y hay cursos donde entra mucho frío y viento, y entonces tenemos que poner cartones o sábanas", denunció la alumna, y agregó: "El problema más grave es la caída del techo del colegio. Se están cayendo pedazos de a poco y las aulas no se pueden usar. Lo que se hace, si no, es correr a los chicos para un costado y que se sigan dando clases."

Si bien durante la jornada las clases continuaron con normalidad, fueron decenas los alumnos que faltaron para poder asistir al reclamo. La estudiante Ludmila Muñoz relató que recibieron el "apoyo moral" de los directivos de la secundaria, a pesar de que no accedieron a no contarles la falta.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS