domingo 22 de septiembre de 2019 - Edición Nº3386

Gremiales | 16 abr 2019

CLIMA DE PROTESTA

Paro del 30 de abril: se suman los subtes y los colectivos condicionan su participación

La jornada de lucha convocada por el Frente Sindical va incorporando adeptos. Los metrodelegados confirmaron que ese día no habrá servicio en las líneas porteñas. En tanto, la UTA dijo que se plegará a la lucha “si convoca la CGT”. Por su parte, la CTA Autónoma fracción Perón adelantó que participará de la protesta.


TAGS: UTA, CGT, PARO, CTA, SUBTE, CATT, 30 ABRIL

El líder camionero Hugo Moyano junto a la conducción del Frente Sindical y los líderes de las dos CTA, Hugo Yasky y Pablo Micheli, anunciaron el jueves pasado un paro general para el martes 30 de abril. Este viernes, Roberto Pianelli, líder de los trabajadores del subte, anunció que se unirán a la medida de fuerza: “Nosotros vamos a parar“, anticipó el gremialista. De esta forma, se empieza a fortalecer la huelga, que dependerá del rol de los gremios del transporte para conocer su contundencia. Un día después, en el marco del Día de los Trabajadores, los integrantes de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) paralizarán el sector y no prestarán servicio. En tanto, los colectiveros de la UTA harán paro el 30 sólo si lo convoca la CGT.

 

Pianelli aclaró que si los gremios organizaran una marcha en la previa del paro, garantizarían “un servicio mínimo para que la gente pueda asistir”. Es en demanda de modificaciones a la política económica y un aumento salarial, entre otros reclamos. A su vez, remarcó que “en el lugar de ellos, (al paro) lo hubiera convocado antes: hace rato que tendrían que haber llamado a una huelga general y a un plan de lucha”, y remarcó que “es un reclamo genuino de todos los trabajadores. No se aguanta más esta situación. Si no lo hacen, va a quedar en evidencia el desmanejo de la CGT y la falta de representatividad de estos dirigentes”.

 

Quien condicionó su participación en la protesta fue la Unión Tranviarios Automotor (UTA), que representa, entre otros, a los choferes de colectivos en todo el país, al aclarar que queda supeditada a que la medida sea convocada por la CGT, cosa que hasta el momento no ocurrió.

 

El secretario general de la UTA, Roberto Fernández, advirtió que a partir del 1 de mayo habrá paro todos los feriados, hasta que el Gobierno responda al reclamo por el Impuesto a las Ganancias. Además, explicó este viernes que la CATT no lanzó un paro para el 1 de mayo, sino que sólo convocó a "no trabajar gratis" ese día ni ningún otro feriado. Pero aclaró que esto no tiene que ver con el plan de lucha de la CGT. "Nosotros no estamos haciendo un paro. Hace mucho tiempo que hablamos con este gobierno y con el anterior también. Lo que decimos es que no queremos trabajar más los feriados, porque lo hacemos gratis", dijo Fernández.

 

"Lo que haga la CGT nosotros lo vamos a acatar. Personalmente, estoy de acuerdo con el reclamo (de los Moyano y las CTA). Pero si estamos adheridos a la CGT, vamos a hacer lo que haga la CGT, no lo de algunos compañeros que se han retirado (de la central obrera)", expresó Fernández.

 

Por su parte, el sector de la CTA Autónoma opuesto a Pablo Micheli, que conducen el estatal Hugo Godoy y el visitador médico Ricardo Peidro, se sumó al paro general del 30 de abril, aunque aseguró que será "activo". Los dirigentes sindicales, quienes no participaron ayer en el plenario de gremios que decidió la medida de fuerza nacional, indicaron en un comunicado que el paro será "activo y con movilización", según decidió un encuentro de secretarios generales provinciales.

 

En la reunión realizada en la sede gremial de Perón al 3.800, Peidro sostuvo que "el paro del 30 de este mes será la continuidad del plan de lucha que el sector impulsa desde la asunción del Gobierno en defensa del salario, las condiciones laborales y una vida digna", y aseveró que la protesta tendrá "gran impacto". Peidro adelantó que su sector de la CTA Autónoma (fracción Perón) realizará movilizaciones en todo el país y enfatizó que la medida de fuerza tendrá mayor impacto cuanto mayor sea "la unidad".

 

Por su parte, Héctor Daer y Carlos Acuña, los dos jefes, no creen conveniente activar una huelga a menos de una semana de haber destrabado el reintegro de  13.000 millones de pesos para las obras sociales sindicales. La decisión de Moyano, las CTA y los transportistas presiona a la cúpula de la CGT, que debatirá internamente la semana próxima la viabilidad de coincidir todos en un mismo reclamo.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS