viernes 19 de abril de 2019 - Edición Nº3230

Gremiales | 15 abr 2019

TRANSPORTE

Intentaron prender fuego la oficina de la UTA en Puente La Noria

Desde el gremio sospechan que el incidente podría estar relacionado con los disturbios de ese mismo día durante el paro de las líneas 551 y 542.


La oficina que el sindicato Unión Tranviarios Automotor (UTA) tiene en la terminal de Puente La Noria intentó ser prendida fuego el jueves, mientras se desarrollaban los incidentes en el predio de las líneas 551 y 542, según indicaron desde el gremio.

El jueves por la mañana, los representantes del sindicato se encontraban en la sede de la Compañía La Paz, ubicada en Ejército de Los Andes y Camino Negro, para apoyar la abstención de tareas que habían acordado los trabajadores tras el despido “arbitrario” de un chofer de la línea 551.

Sin embargo, una “patota” llegó al lugar para intentar levantar la medida de fuerza. Un trabajador herido, disparos y un colectivo incendiado fue el saldo que dejó la pelea entre los trabajadores y el grupo de personas.

El representante de la UTA Daniel Oundjian explicó en diálogo con Política del Sur que mientras ocurrían esos incidentes, “un compañero de una línea vecina que pasa por La Noria avisó que había mucho humo adentro de la oficina” del sindicato. Aparentemente, se trataría de tres “muchachos encapuchados que tiraron nafta por debajo de la puerta y prendieron fuego con un papel”.

El trabajador que fue testigo de la situación pudo apagar el principio de incendio y logró que no se produjeran daños mayores, ya que la oficina en ese momento estaba vacía y el fuego no llegó a alcanzar los muebles.

Según Oundjian, las personas que intentaron incendiar el lugar “se fueron para el lado del predio de (la empresa de colectivos) DOTA”. “No es que estamos acusando, pero sí hay una complicidad en todo esto”, consideró.

Incidentes en el predio de la 551

El dirigente sindical no descartó que la patota que quiso interrumpir la medida de fuerza pertenezca al sector de Miguel Bustinduy, un ex secretario gremial de la UTA que no se pudo presentar a las elecciones nacionales del gremio que se desarrollaron en octubre.

En tanto, Oundjian relató que “hubo líneas de la empresa DOTA que tuvieron la mitad de los servicios activos” porque mandaban a los choferes al predio de Ejército de Los Andes “a agredir a los trabajadores que estaban haciendo un reclamo justo”. El representante de la UTA tampoco descartó que hayan participado integrantes de “la hinchada de Los Andes y Chicago”.

“No ocurrió una desgracia mayor porque Dios está de nuestra parte”, expresó por su parte el delegado de las líneas 542 y 551 Roberto Cimciomei.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS