sábado 25 de mayo de 2019 - Edición Nº3266

Nación | 15 mar 2019

MIRANDO A OCTUBRE

Pichetto inauguró su local con llamados a la “unidad nacional”, frente a “dos posturas que han fracasado”

En el marco de su precandidatura a presidente, el senador nacional encabezó la apertura de una sede partidaria en la Ciudad de Buenos Aires, en la que elogió a sus competidores en Alternativa Federal. También cargó contra las políticas económicas de Cambiemos y el kirchnerismo e insistió con reforzar las Fuerzas Armadas.


El senador nacional justicialista Miguel Ángel Pichetto encabezó la apertura de un local partidario en la Ciudad de Buenos Aires, en el marco de sus intenciones de ser precandidato a presidente dentro del espacio peronista Alternativa Federal.

 

“Esto no es un lanzamiento de mi campaña. Yo expresé hace más de diez meses mi voluntad de ser candidato. Lo hice también como una acción disruptiva, porque había mucho confort de algunos muchachos. Si todos estaban tranquilos, el escenario le quedaba a la señora expresidenta (Cristina Fernández)”, aclaró.

 

Frente al concurrido auditorio que se hizo presente en la sede de avenida Belgrano 2378, el referente de Peronismo Federal afirmó que “los próximos sesenta días para Alternativa Federal son vitales”, a la vez que elogió la figura de otros posibles precandidatos del espacio como el líder del Frente Renovador, Sergio Massa; el exministro de Economía Roberto Lavagna; el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey; y el de Córdoba, Juan Schiaretti, al que le vaticinó “un gran triunfo” en los comicios provinciales.

 

Luego, el legislador de Río Negro marcó como objetivo de su espacio “producir un cambio que además plantee la unidad nacional”. “No es una frase vacía. Significa salir de la confrontación, pensar el país para las próximas generaciones, con seis o siete políticas de estado que sean continuadas y nos permitan crecer de manera sostenida en el proceso económico”, señaló.

 

De esta manera, Pichetto buscó posicionarse en el medio de las políticas económicas del kirchnerismo y Cambiemos, señalándolas como “dos posturas que han fracasado”. “Las causas de la derrota del 2015 hay que analizarlas en el contexto de economía recesiva del último mandato de la expresidenta”, disparó, y acusó a la gestión del presidente Mauricio Macri de empujar a la sociedad a la “desazón y empobrecimiento general”.

 

“La propuesta que encarnamos es una visión de capitalismo nacional, inteligente, una comprensión del mundo, una actitud de compromiso con los sectores del trabajo y salir de la lógica de una visión financiera, un modelo que tiene como eje de la economía sostener el tipo de cambio, que no lo van a poder aguantar”, adelantó.

 

En referencia a la búsqueda de un nuevo pedido de un préstamo por parte el gobierno nacional al Fondo Monetario Internacional para paliar otra disparada del dólar, el precandidato a presidente pidió “tener extremo cuidado de no agigantar situaciones que pueden ser complejas para la Argentina”.

 

“Sostener que los muertos no pagan (frase pronunciada por Néstor Kirchner en su asunción como presidente) es un mal mensaje para el mundo. Lo que tenemos que lograr es recuperar la confianza; de lo contrario, no vamos a tener inversores y correr un peligro mayor, que es una economía cerrada”, manifestó.

 

Luego, Pichetto volvió a insistir con su idea de reforzar las Fuerzas Armadas para patrullar los mares argentinos y las fronteras, indicando que “los países tienen que cuidar sus empresas, sus trabajadores” y que “se cierran frente a inmigraciones pobres y delictivas”.

 

“No es el mundo que me gusta, pero es el real. Hay que entenderlo para salvaguardar a la Argentina. No podemos ser el país de la emergencia social de lo que nos rodea, porque eso significa también el gasto público”, protestó.

 

Entre otros ejes que trazó de sus propuestas de gestión, el senador remarcó la necesidad de “gobernar sin déficit” y “sin endeudarse”, a la vez que elogió la labor en la explotación del yacimiento de petróleo y gas no convencional de Vaca Muerta en Neuquén y a Guillermo Pereyra, secretario general del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa.

 

Esto último también fue un pase de factura dirigido al pago chico de Pichetto, donde el precandidato a gobernador de Río Negro Martín Soria había manifestado su intención de prohibir la utilización del fracking para la obtención de petróleo, por sus efectos nocivos en las zonas frutícolas. “Lo que más contamina es la pobreza”, respondió el legislador.

 

Entre los presentes, estuvieron los senadores nacionales Alfredo Luenzo; el diputado nacional del Frente Renovador Marco Lavagna; el secretario general del Centro de Patrones y Oficiales Fluviales, de Pesca y Cabotaje Marítimo, Julio González Insfrán; el titular del gremio de Judiciales, Julio Piumato; y el exintendente de Avellaneda y exministro de Desarrollo social bonaerense, Baldomero “Cacho” Álvarez de Olivera.

 

También asistieron el expresidente provisional de la Nación Eduardo Camaño; el exministro de Economía Hernán Peirano; el exsecretario general de la Gobernación José “Pepe” Scioli; la exdiputada nacional Claudia Rucci; la concejal de Avellaneda María Balbuena; los ex ediles Heriberto Deibe y Carlos Torlaschi (Lanús), Sandra Alice (Avellaneda), entre otros.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS