sábado 25 de mayo de 2019 - Edición Nº3266

Gremiales | 14 mar 2019

MARCHA AL MINISTERIO DE TRABAJO

Los choferes de la empresa San Vicente criticaron que no obtuvieron “ninguna respuesta positiva”

Además de la persecución gremial, los empleados denunciaron el recorte y el mal funcionamiento del servicio, que perjudica a trabajadores y pasajeros.


Luego de que la empresa de transporte San Vicente, controlada por Dota, anunciara el acortamiento del recorrido del ramal 74, que conectaba la estación de Longchamps con el Centro Cultural Kirchner (ex Correo Argentino), la Agrupación Choferes de San Vicente marchó este miércoles junto a un grupo de vecinos autoconvocados hasta la sede del Ministerio de Trabajo provincial, en Burzaco, para denunciar el vaciamiento de la empresa y la persecución sindical.

En diálogo con Política del SurVíctor Gianella, conductor que fue despedido recientemente, afirmó tras la reunión que no obtuvieron “ninguna respuesta positiva” ni llegaron a “ningún acuerdo”.

“Declinaron, rectificaron mi despido y rechazaron lo que habíamos planteado sobre el servicio. Mantuvieron la misma postura”, criticó.

También, indicó que realizarán una nueva denuncia contra la empresa por no presentarse a ninguna de las audiencias anteriores y anunció que buscarán dirimir el conflicto “en una asamblea resolutiva para que se termine de una vez”.

Por otro lado, apuntó contra la empresa San Vicente por realizar “una persecución sindical” y ejecutar “despidos de manera arbitraria y por goteo”. En este sentido, aclaró que aprovecharon la reunión en la sede del Ministerio de Trabajo provincial para denunciar esta situación, el vaciamiento y el recorte en el servicio, que afecta a trabajadores y a usuarios.  

Según Gianella, el trasfondo de este conflicto es “el vaciamiento de la empresa”, y explicó que “lo que están haciendo es cortar todos los recorridos, y de esta manera van reduciendo la cantidad de choferes, la gente de mantenimiento, mecánicos, entre otras cosas”.

En tanto, aclaró que no convocarán a ninguna movilización con otras empresas de transporte que se encuentran con conflictos gremiales parecidos, ya que “cada una está con un problema distinto y está cada una metida en lo suyo”.

Por último, remarcó que jamás se sintió respaldado por algún organismo ni por la Unión de Tranviarios Automotor (UTA). “Ni siquiera ahí fueron a hacer algo. La UTA no trajo gente para apoyarnos, solamente llevó a un representante. Personalmente, no me siento respaldado por nadie”, expresó.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS