domingo 17 de febrero de 2019 - Edición Nº3169

San Martín de Burzaco | 15 ene 2019

Quedó en tablas el primer chico

Después de dos años, Claypole y San Martín de Burzaco se enfrentaron en un nuevo clásico amistoso de verano. No lograron romper el cero y el próximo domingo jugarán en el Francisco Boga.


Claypole y San Martín de Burzaco comenzaron la disputa de la segunda edición del clásico de Almirante Brown con un 0-0. Si bien militan en diferentes categorías del ascenso, este cruce es una muy buena excusa para animar el partido más importante del distrito.

El cotejo de ida se jugó en el estadio del Tambero, el Rodolfo Capocasa, a partir de las 17, con público del local. Esa modalidad se llevará a cabo también en la revancha (el domingo 20), con hinchas solamente del Azul, en el Francisco Boga y en el mismo horario.

Para el local hubo dos situaciones muy claras: una dio en el palo y la otra se fue cerca. Por parte del team de Burzaco, “Pitu” Romero tapó un remate claro al arco. En el complemento, Claypole jugó con diez por la expulsión de Cristian Ordóñez y a Sanma le anularon un tanto por posición ilícita de Leonel Llodrá. 

Antes del cierre, San Martín volvió a poner en riesgo el marcador. En una jugada preparada, terminó cabeceando Ledesma y Ordóñez salvó el gol en la línea. Ya en el complemento, con el notorio cansancio de pretemporada, los entrenadores movieron los bancos de suplentes.

Fue un partido peleado entre ambos equipos. A pesar de que parecía que la visita iba a seguir atacando, el Tambero se sintió más cómodo y terminó dejando una mejor imagen. Con Gauna y Nerio en el frente, cerró una aceptable actuación.

Para este duelo, Néstor Ferraresi contó desde el arranque con los refuerzos Javier Monzón y Bruno Rodríguez. Allí, la alineación titular fue: Federico Scurnik, Braian Ortiz, Gastón David, Leandro Fernández, Lucas Angelini; Jonathan Benítez, Nahuel Benavente, Nicolás Paolorossi, Javier Monzón; Bruno Rodríguez y David Ledesma. 

En el banco estuvieron Franco Díaz, Dylan Maidana, Jorge Coria, Marcelo Marzoratti; Matías Cabral, Lionel Llodrá y Ezequiel Noblea.

Roque Drago, por su parte, alistó a: Romero; Miño, Ordóñez, Badalovich, Celada; Ramírez, Rivero, Romay, Sosnowsky; Cueto y Liparoti.

El Blanquinegro sumó tres refuerzos: Sergio Alfonzo, proveniente de la reserva de Racing, Gastón Cueto y el experimentado Emiliano Romay, ambos procedentes de Juventud Unida.

Claypole (Primera D) y San Martín (Primera C) realizaron sus pretemporadas en Mar del Plata y Las Flores, respectivamente, de cara a la parte final de sus distintos campeonatos.

En la última edición de la Copa Almirante Brown, en 2017, el elenco de Burzaco se quedó con la serie con un global de 3-1, ya que perdió por 1-0 en la ida y goleó en la revancha por 3-0. Lo recaudado será para que ambos clubes puedan afrontar distintos gastos.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS