miércoles 16 de enero de 2019 - Edición Nº3137

Club Lanús | 28 dic 2018

Se quedó a un paso y se volvió a reinventar

Lanús Básquet afrontó la primera parte del año llegando a las semifinales del Torneo Federal, pero quedándose en las puertas de un ascenso que no se pudo dar. Luego, Ezequiel Vallet conformó un nuevo plantel que transita el camino correcto y busca el tan ansiado regreso al TNA.


El equipo granate de básquet vivió un 2018 en el que estuvo muy cerca del objetivo. Superó con holgura la fase regular, en la cual lideró su zona ampliamente con números impactantes: sobre 24 juegos, obtuvo 45 puntos, producto de 21 partidos ganados y sólo tres perdidos. Una primera parte impactante para un conjunto liderado por Kevin Jerez Pilotti, Facundo Varela, Leonardo Strack, Alejandro Madera, Darío Mansilla y los juveniles Jorge Quercetti, Mauro Martín Lucero y Lucas Cassettai.

En su zona quedó por encima de Racing Club de Avellaneda y River Plate, dos rivales con los que sufrió reveses, pero pudo vencerlos en las revanchas. Contra los restantes oponentes de la zona, pareció cabalgar al compás de un equipo muy seguro y tremendamente goleador. Estudiantil Porteño, Unión Vecinal de La Plata, Pedro Echagüe, Huracán de San Justo, Estudiantes de La Plata, Indios de Moreno, Caza y Pesca, José Hernández y Burzaco Fútbol Club fueron sus víctimas.

Para los playoff, debió enfrentar a los mejores de las distintas divisiones. Debido a la gran primera fase realizada, finalizó segundo entre todas las zonas, sólo superado por Racing de Chivilcoy.

En la fase eliminatoria, sufrió y dejó en el camino a sus oponentes. Series duras ante Derqui por 3-2 y ante Racing Club de Avellaneda nuevamente, por el mismo marcador. También ante El Tribuno de Salta, llego a estar abajo en la serie, pero se pudo reponer en el Antonio Rotilli para sentenciar el pleito por el siempre ajustado 3-2.

El denominador común del equipo fue comenzar abajo en la mayoría de los encuentros y siempre darlos vuelta por las individualidades que sacaban la cara por el equipo. El gran aporte del base Kevin Jerez Pilotti llevó al equipo hasta las semifinales, más la cuota goleadora de Facundo Varela, Alejandro Madera y los triples de Leo Strack.

En semis se topó con Central de Ceres y era la posibilidad para ganar la serie con el objetivo de ascender a la Liga Argentina. El conjunto santafesino fue demasiado para Lanús y lo terminó venciendo por 3-1. Final del sueño quedándose en las puertas de la ansiada consagración. Luego, Racing de Chivilcoy sería el campeón venciendo a los santafesinos y ratificando que fue el mejor equipo de la temporada 2017-2018.

Para la nueva temporada, se abría la posibilidad de que Lanús compre la plaza para jugar en la segunda categoría del básquet argentino. De todas maneras, esa posibilidad se desechó y el Granate debió reinventarse para afrontar una nueva participación en el Federal.

Ezequiel Vallet siguió al mando del equipo y llegaron muchos jugadores que habían sido compañeros en Temperley, club que había sido desafiliado del TNA.

Sebastián Chaine, Martín Trímboli, Leopoldo Ibáñez Paz, con pasado celeste, sumado a Fernando Funes, un perimetral con gran trayectoria en las grandes ligas, constituyeron un grupo que se empezó a focalizar en lograr el ascenso.

Entre las bajas se destacaron las salidas de Alejandro Madera, Facundo Varela, Daniel Mansilla, Leonardo Strack y la permanencia en el equipo de Kevin Jerez Pilotti.

En la actual División Metropolitana oscila un record de 11-1, compartiendo el liderazgo de la zona con Ramos Mejía. El conjunto del oeste volvió a disputar el Torneo Federal y fue un duro rival como visitante, donde Lanús cayó sin atenuantes por 93-69, aunque el pasado viernes se pudo tomar revancha al vencerlo 78-64 como local.

El conjunto de Vallet tiene una particularidad en la actual temporada: se parece al equipo de la 2017-2018, en el sentido de que comienza perdiendo sus encuentros pero luego los da vuelta, aunque tiene menos capacidad goleadora que aquel.

Todo el grupo de Lanús Básquet espera llegar de la mejor manera a los playoff, donde se verá la verdadera identidad de un equipo en formación, pero que busca despegar de la mano de los ex Temperley para llegar a la Liga Argentina el próximo año.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS