jueves 21 de marzo de 2019 - Edición Nº3201

Otros | 26 dic 2018

Los números del Tambero

Sin relajarse, Claypole ya arrancó la pretemporada y estuvo en los últimos días en Mar del Plata, adonde volverá para intensificar la preparación. En una gran campaña, se ubica noveno y actualmente clasifica al reducido.


El 2018 ha sido un gran año para Claypole, no sólo por la buena campaña y el haber cumplido no hace mucho tiempo 95 años, sino también por la normalización institucional con obras en la sede social de la calle Félix Lorca 145 y el estadio Rodolfo Capocasa, con un gran respaldo del Municipio de Almirante Brown.

 

En lo futbolístico, el Tambero no se tomó mucho descanso, ya que estuvo varios días en Mar del Plata iniciando los trabajos de pretemporada, que se completarán en su parte más intensa durante los próximas días en el estadio Rodolfo Capocasa, de cara a la reanudación del certamen de la Primera D el 2 de febrero.

 

Los números del Tambo indican que el equipo comandando por Roque Drago, que sumó por estas horas a Martín Vivaldo a su cuerpo técnico como nuevo colaborador, terminó en el noveno puesto y está clasificando al reducido con 20 puntos, producto de seis triunfos, dos empates y seis caídas. Además, sumó catorce goles y recibió 17 en 14 juegos, lo que resultó en el 47,62 por ciento de las unidades en juego.

 

En condición de local, en siete partidos, Claypole logró cuatro victorias, un empate y dos derrotas; convirtió siete tantos y recibió tres en contra de su propia valla; y obtuvo el 61,90 por ciento de los puntos en juego.

 

Como visitante, consiguió dos triunfos, una igualdad y cuatro caídas; marcó siete goles y recibió catorce; y logró el 33,33 por ciento del puntaje en disputa.

 

El goleador del equipo fue Sergio Liparoti con cinco tantos, seguido por Matías Sarmiento con tres. En tanto, tuvo un solo penal a favor y se lo atajaron a Matías Sarmiento, mientras que en contra tuvo cuatro penales, de los cuales tres de ellos fueron convertidos y el restante atajado por Leandro Romero contra Lugano.

A lo largo del certamen, Claypole sufrió sólo dos expulsados: Elías Fernández y Franco Pezzani.

 

Además, Claypole terminó el 2018 con dos partidos sin perder (una victoria y un empate). De local, lleva dos fechas sin ganar (una igualdad y una caída), mientras que de visitante, con el triunfo de la jornada 15 ante Centro Español, cortó una serie de tres caídas consecutivas.

 

Con miras a lo que viene, Claypole ya tiene dos refuerzos para el 2019: se trata del volante central Sergio Alfonso, que cuenta con un pasado en Racing como capitán en varias divisiones y también militó en Fénix; y el delantero Mariano Trincavelli, que cuenta con un pasado en Costa Brava y Colón de la Liga de Chivilcoy. Además, otro mediocampista que interesa es Kevin Redondo de Puerto Nuevo.

 

Los jugadores que ya no pertenecen a Claypole, según la lista de prescindibles que dio el entrenador Roque Drago, la componen los volantes Facundo Ferros y Franco Petrovich, y el defensor Rodrigo Delgado.         

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS