lunes 22 de julio de 2019 - Edición Nº3324

Club Lanús | 17 dic 2018

Lanús Básquet se impuso a domicilio y es escolta

Derrotó 75-69 a Estudiantil Porteño, sumó la cuarta alegría al hilo y continúa cerca de la punta.


En un partido que le costó más de lo que se preveía, Lanús derrotó como visitante a Estudiantil Porteño 74-69, y de ese modo continúa como único escolta en la División Metropolitana, tras disputarse la undécima fecha. El pivote Sebastián Chaine fue el goleador con 19 puntos en el vencedor, en tanto que el alero Alejo Toledo, una vez más, resultó el máximo artillero en el local.

El primer tramo del cuarto inicial mostró una paridad de goleo, aunque dos conversiones de Sebastián Chaine permitieron a la visita tomar luz de 11-5. Su defensa fuerte no le dejó al local hallar lugares de lanzamientos cómodos. Aun así, lúcidos en los rebotes, recuperaron pelotas en ambas pinturas, y con Gabriel Pires efectivo, achicaron la brecha a cuatro (12-8).

Juani Dameli maximizó sus cualidades de salto, rebotó en defensa, clavó una bomba enfrente y se puso una sola unidad abajo, con 1:40 por jugar. En ese lapso, ocurrió un triple granate y el equipo se fue al primer descanso con 15-11 a favor.

El inicio del segmento siguiente fue desprolijo, apurado, alternándose las pérdidas. Lanús sacó provecho con los misiles de Trímboli e Ibáñez Paz y se fue 6 arriba. Restando 5:21, Jerez Pilotti lastimó desde los 6,75, y luego fue tiempo muerto solicitado por la banca anfitriona.

Funes comenzó a mostrar su estirpe de Liga, encestó un par de dobles, pero en la réplica, el artillero Toledo embocó bomba y el minuto lo pidió Vallet, con 2:17 por delante y el 36-27 para su escuadra. Los triples son demoledores a favor del visitante. Se fueron al descanso largo arriba por 42-29.

Con el misil de Nacho Spagnuolo, y seguidamente de Crespo, la brecha se achicó a 7, y luego de un recupero en defensa, se dio un doble de Toledo y el minuto urgente de Lanús. El 44-39 reflejó el mejor momento local, y desde allí hasta el cierre, mantuvo a raya al oponente, esperando el cuarto determinante con apenas 4 abajo (58-54).

No varió demasiado el comienzo de los diez finales, aunque con el correr de los minutos, los del Sur mostraron un mayor aplomo, jugando con la ventaja favorable. A Porteño se le dificulta ingresar a la zona pintada rival, y los postes granates consiguieron capitalizar rebotes defensivos sin mucha oposición. De todos modos, no se resignó, entendió que Lanús no pudo terminar de quebrarlo y con un rompimiento de Toledo, otra vez quedó a 4 (65-61), restando 3:59. Pero un par de malas decisiones ofensivas fueron perfectamente capitalizadas por el visitante.

Luego: robo de Ibáñez Paz, asistencia larga a Pilotti, doble en bandeja y minuto de Piputto, buscando achicar la brecha del 71-63. Entonces, se reanudó, otra pérdida, falta sobre Chaine, los dos libres convertidos y la sensación de cotejo liquidado, con 2:09 por disputar.

Sin embargo, la mano caliente del “Chaqueño” Toledo convirtió dos triples, y con menos de un minuto por disputar, un 74-69 abrió el partido otra vez.

No alcanzó, Lanús mostró su oficio, y en un encuentro parejo, se llevó los puntos a su casa para seguir al acecho del líder Ramos Mejía. Estudiantil Porteño, por su parte, y más allá de la caída, ratificó su buen momento, con promisorias perspectivas hacia lo que resta de la fase regular.

Síntesis


Estudiantil Porteño: J. Dameli (8), I. Spagnuolo (10), A. Toledo (28), G. Crespo (9), G. Pires (7) F.I. R. Rubado (4), I. Siniuk (3), E. Belloni (0) Entrenador: Daniel Piputto.

Lanús: K. Jerez Pilotti (7), L. Ibáñez Paz (7), R. Funes (17), M. Trímboli (15), S. Chaine (19) F. I. L. Franchino (0), M. Lucero (7), F. Sampaulise (2) Entrenador: Ezequiel Vallet.

Parciales: 11-15, 29-42, 54-58, 69-74.

Árbitros: M. Quintana-D. Bustamante.

Cancha: Estudiantil Porteño.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS