sábado 15 de diciembre de 2018 - Edición Nº3105

Gremiales | 6 dic 2018

Pese a las cláusulas de revisión, las paritarias perdieron más de 10 puntos respecto a la inflación

Según un informe de la UNDAV, los acuerdos salariales estarán en promedio 10,2 por ciento por debajo de los aumentos generales. Sólo los sectores que firmaron paritarias por encima del 40 por ciento logran evitar las drásticas pérdidas. Sanidad, camioneros y bancarios, al tope de los acuerdos.


Por:
Por Diego Lanese
 

 El gremio de comercio fue el último en cerrar la paritaria del año, y lo hizo con un acuerdo que rompió el techo del 40 por ciento. Con el aumento del 20 por ciento para la segunda mitad del año, culminó con una suba promedio de 45 por ciento uno de los sectores que mejor se pararon ante el avance de la inflación. Como el sector mercantil, los bancarios y camioneros lograron acuerdos por encima de los 40 puntos, que les permiten evitar la caída generalizada del salario, en un año que tendrá la subida de precios más importante de los últimos 25 años, o más.

 

Salvo este y otros casos, la generalidad de los acuerdos habla de un 2018 con saldo negativo para los trabajadores. Según un informe, esta caída promedio de todos los convenios de este año es del 10,2 por ciento, respecto de una inflación que estará cerca del 50 por ciento. Esto genera incertidumbre en los gremios, que deberán el año que viene negociar  acuerdos con una “pesada mochila”. Estatales y gastronómicos, entre los más perjudicados.

 

Un trabajo del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV) analizó los acuerdos salariales de este año y los comparó con la inflación real para conocer el impacto de la suba de precios en los salarios. Según las conclusiones, en promedio de trabajadores registrados, tuvieron paritarias que estuvieron 10,2 por ciento por debajo de la inflación real de lo que va del año. “Tomando los incrementos en las remuneraciones acordadas en los convenios, sin contar los bonos no remunerativos, y estimando una inflación promedio para los últimos meses del año, la gran mayoría de los sectores perderán poder adquisitivo en 2018”, dijo el informe de la UNDAV, al que tuvo acceso Política del Sur.

 

La caída va de algunos puntos a retrocesos preocupantes. En muchos casos, los acuerdos anuales alcanzan los niveles de inflación, pero como se cobran en cuotas y se finalizan recién en 2019, en este las diferencias se harán sentir “Algunos sufrirán perdidas verdaderamente fuertes, como son el caso de los trabajadores de la seguridad privada (-17 por ciento), UPCN (-16), gastronómicos (-16) o comunicaciones (-15)”, explicaron los datos del trabajo.

 

A su vez -agregó-, otros gremios “que a priori han obtenido buenos resultados en sus mesas de negociación, no obstante, perderán un buen porcentaje en términos reales a diciembre, como aceiteros (-14 por ciento) y camioneros (-13), debido a que muchos de los aumentos quedarían para el año que viene”.

 

Para el observatorio de la UNDAV, “es evidente que el gobierno ha utilizado la suba de precios como mecanismo de ajuste y traslación de ingreso de los asalariados a los sectores económicos concentrados que se han visto beneficiados con este modelo”. 

 

Como consecuencia de esta situación, “la pérdida de poder adquisitivo de los sectores trabajadores registrados ya está impactando fuerte en la demanda y en el mercado doméstico, y es una de las causas de la actual recesión, entre otras como la elevada tasa de interés, la suba de tarifas y la devaluación. Esto afecta no sólo a los pequeños comercios sino también a las pequeñas y medianas empresas ya que ven reducida la demanda interna de sus productos”.

 

“Naturalmente termina también impactando en la calidad del empleo ya que termina presionando aguas abajo contra los sectores más vulnerables que no disponen de un empleo formal”, remarcó el trabajo de la UNDAV.

 

La espiral inflacionaria durante todo este año cambió los pronósticos del Gobierno, que comenzó el año con un ambicioso techo para las paritarias del 15 por ciento, el cual se vio rápidamente superado por la realidad. A partir de mitad de año, la Casa Rosada habilitó una suma nueva por decreto, fijando el límite “aceptable” en el 25 por ciento. Como recuerda el informe de la Universidad de Avellaneda, ya en la segunda tanda de acuerdos paritarios “la estrategia del 15 por ciento empezó a esfumarse, principalmente porque ya se vislumbraba que la economía estaba ingresando en una espiral de devaluación e inflación creciente”.

 

De esta forma, indica que “no sólo los próximos gremios en la mesa de la negociación paritaria empezaron a negarse a firmar acuerdos que no superen el 15 por ciento, sino que aquellos que ya habían negociado empezaron demandar una reapertura. A partir de agosto, el descontrol de la inflación hizo que la mayoría apelara a cláusulas de revisión, y hoy cualquier convenio por debajo del 40 por ciento está en zona de pérdida”.

 

En estos días, los gremios que superan ese techo son los menos perjudicados. Lograron superar esa barrera Sanidad (45 por ciento), camioneros (40,1), bancarios (40), petroleros (40), entre otros. Además, entre los estatales, los trabajadores de la administración pública de San Luis estuvieron dentro de los elegidos, con una suba del 42 por ciento, según el último ajuste recibido esta semana. El del gremio que lidera Héctor Daer es el acuerdo más importante del año, si se incluye un adicional acordado.

 

Estas pérdidas se trasladarán, inevitablemente, a la mesa de negociación del año que viene, cuando los gremios decidan recuperar lo perdido en este traumático 2018. Si se tiene en cuenta que los acuerdos que menos perdieron fueron aquellos firmados en partes, la estrategia de una “paritaria permanente” aparece en el horizonte. “Siempre hay que firmar cláusula de revisión”, alertó un dirigente ante la consulta de Política del Sur.

 

Cuando en enero muchos sectores deban comenzar la negociación, los parámetros “serán difusos”, dijo el dirigente, y admitió que “entre el arrastre de lo perdido este año más la poca credibilidad de las metas del Gobierno, no se puede pensar en una discusión por debajo del 30 por ciento. Lo ideal será partir en dos la paritaria”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS