lunes 12 de noviembre de 2018 - Edición Nº3072

Pirincho | 31 oct 2018

Pirincho celebró el “Día de la Lealtad”

El chismólogo número uno cuenta lo último de la fauna política. No deja títere en pie. Una edición “poliamor”.


 

ANGULO: ¿Cómo anda, maestro de maestros?

PIRINCHO: Acá andamos, querido, un poco agotado.

ANGULO: ¿Qué pasó?

PIRINCHO: Es que hubo varios actos por el Día de la Lealtad y no me quise perder ninguno. Los compañeros estuvieron muy activos.

ANGULO: Me imagino. Estamos en la previa de la rosca por los cargos del año próximo y me imagino que nadie se quiere quedar afuera.

PIRINCHO: Pongalé. Los muchachos estuvieron bastante activos, y con esto de la supuesta unidad, no escatiman en nada.

ANGULO: No le hacen asco a nada, dice usted...

PIRINCHO: Es una forma decir. Igual, la hoguera de las vanidades está a pleno.

ANGULO: ¿Podría ser un poco más concreto?

PIRINCHO: Mire, por ejemplo, en Lanús quisieron armar un actito en el que la idea era juntar a todos, pero faltaron unos cuantos.

ANGULO: ¿Posta?

PIRINCHO: Está complicado juntar al “Mago Julián” y al “Petiso” en un mismo ámbito. Al acto en cuestión solo fueron “Depiedra” y la gente del “Senador”.

ANGULO: ¡No me diga que estuvo el massismo en un acto del PJ!

PIRINCHO: Era el “Día de la Lealtad”. Son todos compañeros. De todas formas, le aclaro que no todos los massistas fueron al evento.

ANGULO: ¡Epa!

PIRINCHO: Primero: el “Senador” estuvo en Tucumán. Segundo: el “Pelado Granate”, que sí estaba en Lanús, no fue por decisión personal. Optó por una mateada peronista. No me pregunte más.

ANGULO: Quédese tranquilo. A buen entendedor…

PIRINCHO: El “Magic” y el “Sopeti” optaron por ir al acto de Merlo con los intendentes.

ANGULO: ¡Están para las ligas mayores!

PIRINCHO: Pongalé. Pero como le digo una cosa, le digo otra. Los otros días vino Kicillof a dar una charla a la Universidad de Lanús, y los tres “compañeros”, el “Sopeti”, “Depiedra” y el “Mago” compartieron el recinto. Eso sí, entre ellos, cero bola. Otro dato: los massistas no fueron invitados a la velada.

ANGULO: ¡Qué quilombo!

PIRINCHO: Usted lo ha dicho. El tema dentro del peronismo viene bastante complicado.

ANGULO: Ya veo.

PIRINCHO: Mire cómo será la cosa que la semana pasada un sector invitó al senador Pichetto. Concurrió buena parte de los compañeros desencantados con el “Peti”, muchos de ellos formaron parte de la “pata peronista” dentro del macrismo, y la frutilla del postre fue la presencia de todos los massistas.

ANGULO: ¡Apa!

PIRINCHO: Hubo de todo y para todos. Incluso estuvo el gran “Cacho de Avellaneda”, quien en medio de la multitud confirmó que pretende pelear por la intendencia en representación del espacio de los gobernadores del PJ.

ANGULO: ¿Dejó Cambiemos?

PIRINCHO: …

ANGULO: ¡Cada vez entiendo menos a esta gente!

PIRINCHO: Mire cómo será la cosa que cuando los compañeros empezaron a cantar la marcha, Pichetto pidió que aflojen un poco porque la cosa viene de apertura. No sea cuestión que alguien se ofenda…

ANGULO: Insisto, cada vez entiendo menos.

PIRINCHO: Si quiere, se la complico más. Con esto de que el massismo está volviendo al PJ, ya empezaron las primeras rencillas internas. El primero en pegar el portazo y diferenciarse fue el querido e inefable “Felipe”. Junto con él se fueron varios diputados nacionales.

ANGULO: Estaba al tanto.

PIRINCHO: Me imaginé. El tema es que junto con ellos también se tomaron el piróscafo unos cuantos ediles. No son muchos, pero…

ANGULO: ¡Epa! ¡Nombres, quiero nombres!

PIRINCHO: Usted sabe que yo soy bastante recatado con esa cuestión. Pero por ejemplo, reclutó a un par. Anote a José “el Versátil” y compañía en Avellaneda. Y en Brown, el “Dandy Bole” también dijo presente.

ANGULO: ¡Ese “Bole” no se pierde una!

PIRNCHO: Usted lo ha dicho. Se quedó con las ganas de ocupar algún carguito expectante en la última elección. Habrá que ver si con esta movida puede “mojar”.

ANGULO: ¡Mamadera!

PIRINCHO: Los que estuvieron inquietos el fin de semana fueron los radichetas.

ANGULO: ¿Qué pasó?

PIRINCHO: Tuvieron internas. ¡Y usted sabe que ese es el juego que mejor juegan los radichetas!

ANGULO: ¡Sin dudas!

PIRINCHO: En realidad, en la región, hubo internas sólo en Avellaneda y en Lomas de Zamora. En el resto hubo acuerdo. Daniel Salvador seguirá como presi de la UCR bonaerense. El tema era en los pueblos.

ANGULO: ¡No tienen paz!

PIRINCHO: No. Y aunque fueron pocos, los correligionarios se las ingeniaron para pasar el día juntando votos y eligiendo a sus autoridades.

ANGULO: ¡Una fiesta de la democracia!

PIRINCHO: Pongalé. Pero le advierto que no todo fueron rosas en la interna. Usted sabe cómo son estas cosas...

ANGULO: Sí, ya sé. Mucho folklore. No me diga nada. ¡Vale todo!

PIRINCHO: Es una forma de decir. Pero hubo sorpresas en los dos distritos.

ANGULO: ¡No diga!

PIRINCHO: En Avellaneda perdió después de muchos años el “casellismo”. La gente afín a Cambiemos se alzó con un ajustado y resonante triunfo.

ANGULO: ¡Alapipetuá!

PIRINCHO: Al “Cachi” se la tenían “jurada”. Hacía muchos años que venía manejando la cosa partidaria y mucha gente no estaba contenta con ese manejo.

ANGULO: ¿Jubilación para uno?

PIRINCHO: Puede ser. Pero al que lo mandaron a “retiro voluntario” es al “Pizzero” de Lomas de Zamora.

ANGULO: ¿Pero no ganó su lista?

PIRINCHO: Sí, pero para que su candidato reeligiera, tenía que sacar más del 55 por ciento. En su defecto, asumía el vice, más conocido como el “Cordobés”. El “Pizzero” hizo un acuerdo con un sector importante de la periferia, y con tal de evitar que el “Funebrero” le ganara la interna, entregó su alma al diablo.

ANGULO: ¿Y entonces?

PIRINCHO: ¿No le digo que entregó su alma al diablo? Quedó en la puerta de los 55 puntos, pero no le alcanzó. No caben dudas de que el “Pizzero” es el gran perdedor de la contienda.

ANGULO: ¿Para tanto?

PIRINCHO: Sí. Mire cómo será la cosa que muchos daban por hecho que el “Pizzero” era fija para ocupar un lugar destacado en la lista de concejales por Cambiemos el año próximo.

ANGULO: ¿Otra vez?

PIRINCHO: Otra vez. Pero después del resultado del fin de semana, ya hay varios que le bajaron el pulgar.

ANGULO: ¿Y ahora?

PIRINCHO: De vuelta a la pizzería.

ANGULO: ¡Marche una de anchoas!

PIRINCHO: Hay mucha bronca porque el hombre no movió lo que dijo que iba a mover durante la elección, y como si fuera poco, sus aliados movieron más que él. Entre la gente del “Oso Margarito” y algunos “compañeros”, movilizaron más votos que los propios radichetas.

ANGULO: ¡No podés!

PIRINCHO: Lo que es peor, los radicales quedaron expuestos. A la hora de los bifes, juntan pocos votos, apenas un millar. Diga que en otros distritos hubo fumata y zafaron del papelón.

ANGULO: ¿Por ejemplo?

PIRINCHO: Lanús. Ahí estuvieron a punto de ir a la interna. Primó la cordura. Eso sí, le aclaro que la cosa puede estallar en cualquier momento. Sobre todo cuando se enteren los de la “opo” que el “Juez” tiene ganas de colarse en la lista de senadores provinciales en la próxima.

ANGULO: ¡Tomá mate!

PIRINCHO: Con ese también hay bronca. Dicen que se corta solo y que cobra sólo la gente de su familia. Lo están esperando el año próximo, a ver si cumple el compromiso de ceder espacio a la hora de armar las listas de concejales.

ANGULO: ¿Le queda algún familiar sin cobrar?

PIRINCHO: Lo ignoro. Lo último que sé, además de las intenciones de mojar en el Senado bonaerense, es que tiene un programita de TV.

ANGULO: ¡Nos vemos en Disney!

PIRINCHO: No sea exagerado. La política da para todo, y si al correligionario le sobra tiempo, déjelo que se saque el gusto de hacer TV.

ANGULO: ¡Ese hasta el Bailando no para!

PIRINCHO: ¡No exagere! Bueno, lo tengo que dejar porque me tengo que ir a mis clases de botánica. Necesito desestresarme un poco. ¡Les mando un abrazo y nos leemos la semana próxima!

 
 
 
OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS