miércoles 12 de diciembre de 2018 - Edición Nº3102

Pirincho | 18 sep 2018

A Pirincho no le cierran las cuentas

El maestro del chisme sufre por la devaluación. A la fauna política no le entran las balas y sigue con la fiesta. Una edición “tormenta”.


ANGULO: ¿Cómo anda, maestro de maestros?

PIRINCHO: Acá andamos, querido, con un balurdo de aquellos.

ANGULO: ¿Qué le pasó?

PIRINCHO: Los precios. ¿No vio cómo subieron las cosas? Con esto del dólar, estamos todos al horno. ¡Y no le digo los servicios!

ANGULO: Estamos mal, pero vamos bien, Pirincho.

PIRINCHO: No se haga el chistoso, Angulo. La gente la está pasando mal y la fauna está en otra cosa.

ANGULO: ¡Epa! ¿Se refiere a alguien en particular?

PIRINCHO: La verdad que no. ¡A todos!

ANGULO: Categórico.

PIRINCHO: Sí. Y si no, mírelo al “Bicho” en Avellaneda, que juntó a varios gremialistas para anunciar un aumento de 300 mangos para los municipales.

ANGULO: ¿Cómo es eso?

PIRINCHO: Como escuchó. El “Bicho” se jacta de ser el más progresista. Les dio un aumento del 30 por ciento a los municipales, pero lo hizo sobre el básico. En el acto confirmó que les iba a dar un 5 por ciento más. ¿Sabe cuánto significa eso?

ANGULO: Ni idea.

PIRINCHO: Tan sólo 300 pesos.

ANGULO: ¡Ups!

PIRINCHO: Ahí no termina la cosa. Invitó a todos los gremios, menos al más representativo.

ANGULO: No entiendo.

PIRINCHO: El “Bicho” hizo el anuncio sin invitar a los municipales del “Cholo”, que son los únicos que tienen la personería gremial en Avellaneda. Es la primera de las paritarias que no se discute. ¡Se aplaude!

ANGULO: Caramba.

PIRINCHO: Como si eso fuera poco, al actito fue invitado el querido “Bigotón” de Lanús.

ANGULO: ¿La morza? ¿Qué hacía ahí?

PIRINCHO: Es lo que todo el mundo se pregunta. Aunque a buen entendedor, pocas palabras. Le fue a mojar la oreja al querido “Cholo”.

ANGULO: ¡Cómo debe estar el “Cholo”!

PIRINCHO: El “Cholo” está en otra. Está de "migas" con los Camioneros y parece que Moyano lo lleva a todas partes de cara al futuro armado que se avecina en el plano gremial y político. ¡Hasta la Rosada, el Cholito no para!

ANGULO: ¡Mire usted!

PIRINCHO: Los que también están en otra son los de Cambiemos en Almirante Brown.

ANGULO: ¿Por?

PIRINCHO: La herida por la designación del “radicheta” al frente de la Defensoría del Pueblo todavía no cierra. Los amarillos quedaron con la sangre en el ojo.

ANGULO: ¿No será mucho?

PIRINCHO: Puede ser. De todas formas, le aclaro, cero onda entre los muchachos de la alianza. A “Renazzoni” no se lo fuman. Los otros días los radicales estaban preocupados.

ANGULO: ¿Por?

PIRINCHO: Porque “Renazzoni” fue tres días en la semana al Concejo. Tenían miedo de que pida horas extras.

ANGULO: ¡Qué malos!

PIRINCHO: Dicen que apenas va dos veces. El hombre está para otra cosa, no para una concejalía.

ANGULO: ¡Qué fenómeno!

PIRINCHO: Pero me datearon que en la última reunión de bloque el ambiente se cortaba con una galletita. ¡Había una mala onda! Encima estaba el nuevo.

ANGULO: ¿Cómo el nuevo?

PIRINCHO: Claro. Al irse el radicheta a la Defensoría, su banca es ocupada por un "compañero".

ANGULO: ¡Mire usted!

PIRINCHO: Hablando de estar en cualquiera, los que hacen un monumento a estar en “cualquiera” son los “radichetas” de Lomas.

ANGULO: Caramba.

PIRINCHO: En medio del incendio del país, los correligionarios están pensando en internas. Parece que lo del “funebrero” viene en serio. No quiere saber más nada con el mandato del “pizzero”. El otro día armaron un asadito en el Comité. Dicen que se lastró de lo lindo.

ANGULO: ¿Posta?

PIRINCHO: Recontra posta. Como si fuera poco, se enteraron que el hombre fuerte de la pizza en Lomas pegó carguito importante en la Provincia.

ANGULO: ¡No tienen paz!

PIRINCHO: Hablando de Cambiemos, a más de uno sorprendió el silencio de la bancada macrista con el tema de los barras de Banfield y su vinculación con "MI". Parecía que se iban a comer a los chicos crudos, que iban a solicitar informes sobre la veracidad de que algunos barras laburaban en la Muni, pero al final…

ANGULO: ¿Qué pasó?

PIRINCHO: Nada. Dicen que el silencio tiene su precio. Optaron por discutir en el recinto temas nacionales y de otros municipios, como lo hacen siempre. Eso sí, en la última sesión se fueron antes.

ANGULO: ¿Hubo lío?

PIRINCHO: Para nada. La sesión era demasiado larga y estaban cansados de oír los palos contra “Mauri” y “Heidi”. Encima venía el "carilindo" de Lousteau a la universidad y no se lo querían perder.

ANGULO: ¡Papelón!

PIRINCHO: Puede ser, pero a la cita con el dorima de la Peterson fueron todos. No se lo perdió ninguno.

ANGULO: ¿Estuvo buena la charla?

PIRINCHO: Interesante. De todas formas, la “fauna” estaba en otra.

ANGULO: ¿Cómo es eso?

PIRINCHO: La mayoría estaba más preocupada por la foto con el ex ministro de Cristina que de escuchar lo que decía. El problema fue que muchos se quedaron con las ganas.

ANGULO: ¿Perdón?

PIRINCHO: Al diputado le habilitaron una puerta de emergencia ubicada detrás del escenario. Muchos se quedaron con el celular en la mano y las ganas de la “selfie”.

ANGULO: ¡Qué momento!

PIRINCHO: Igual, vio cómo son los “radichetas”, la rosca estuvo a pleno. En cada rincón había una interna distinta.

ANGULO: ¿Posta?

PIRINCHO: Mire cómo será que una punta ya estaba cocinando la futura lista de Boca Juniors. Hay un dirigente en Brown que anda con ganas de meterse en la rosca xeneixe.

ANGULO: ¡Mamadera!

PIRINCHO: El que estuvo al borde del papelón y casi del boxeo fue “pelado secretario” lomense los otros días.

ANGULO: ¿Otra vez el “dolape” en las andadas?

PIRINCHO: Pero esta, me dicen, fue bastante “feíta”.

ANGULO: ¿Qué hizo?

PIRINCHO: Me cuentan que se quiso propasar con mujer ajena, y encima, de importante funcionario local.

ANGULO: ¡Ah, bué!

PIRINCHO: La cosa se puso fulera.

ANGULO: ¡No diga!

PIRINCHO: Ya habían preparado un ring y dos pares de guantes de boxeo. Pero la sangre no llegó al río. Hubo reunión y aparente fumata.

ANGULO: ¡Menos mal!

PIRINCHO: El que la pasó mal fue otro funcionario lomense. Este sí terminó a las piñas.

ANGULO: Caramba. ¿Qué pasó?

PIRINCHO: Me chusmearon que “capo-capo” de instituto descentralizado municipal tomó la drástica decisión de rajar a un par de subalternos.

ANGULO: ¡Ups!

PIRINCHO: El tema es que la cosa, por lo que se comenta, no cayó nada bien entre los involucrados. Y las malas lenguas aseguran que hubo piñas.

ANGULO: ¡Patapúfete!

PIRINCHO: En Lanús la cosa tampoco anda mejor entre los radicales. La fauna de ahí también está en cualquiera. Hay bronca con la designación de "radicheta" al frente del Juzgado de Faltas local.

ANGULO: ¿Y por dónde viene el malestar?

PIRINCHO: El hombre no para de acumular cargos. Los correligionarios están medio cabreros porque dicen que se las queda todas. Hace poco estaba en el PAMI y, al parecer, no "pagó bien".

ANGULO: ¡Ups!

PIRINCHO: Lo peor es que a la hora de elegir un concejal para la lista pasada de Cambiemos, puso a la jermu.

ANGULO: Escúcheme Pirincho, pero el carguito que pegó el correligionario es de por vida. ¡La recontra pegó!

PIRINCHO: Mire, conociendo a los componentes de la fauna lanusensse, no me extrañaría que los "amarillos" le hayan obligado a firmar un "papelito" con la renuncia. Por las dudas. Vio cómo es esto.

ANGULO: Claro.

PIRINCHO: La buena noticia para los amarillos es que se sacan del HCD a un "imprevisible".

ANGULO: ¿Perdón?

PIRINCHO: Al PAMI, en lugar del radical, va un actual concejal. ¿Se acuerda de aquel que se equivocaba a la hora de votar?

ANGULO: ¿El que derrapó en el gabinete?

PIRINCHO: El mismo.

ANGULO: ¿Otra oportunidad?

PIRINCHO: Póngale. Lo seguro es que ese, en la lista del año próximo, no va más. Uno menos.

ANGULO: ¡Tachame la doble!

PIRINCHO: Bueno, ahora lo tengo que dejar. Me dijeron que volvió a subir el dólar. Así que me voy a hacer unas compritas antes de que me vuelva a aumentar todo. ¡Un abrazo para todos y nos leemos la semana próxima!

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS